En directo
    Rusia
    URL corto
    Votación sobre las enmiendas a la Constitución de Rusia (56)
    111817
    Síguenos en

    Rusia empezó la votación sobre las enmiendas en la Constitución, una de las que prohíbe acciones o llamamientos a separar partes de Rusia. En caso de que el pueblo vote por los cambios, se pondrá un punto final en las especulaciones sobre la pertenencia de ciertas tierras rusas.

    En total, son cuatro países —Japón, Estonia, Corea del Sur y Ucrania— y la isla de Taiwán los que pretenden quitarle tierras a Rusia.

    Japón

    Desde el final de la Segunda Guerra Mundial no se ha firmado ningún tratado de paz entre Rusia y Japón.

    Durante décadas, Tokio ha condicionado la firma del tratado a la recuperación de las islas del archipiélago de Kuriles: Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai.

    Japón se escuda en el Tratado Bilateral de Comercio y Fronteras que firmó con Rusia el 7 de febrero de 1855.

    Sin embargo, Moscú subraya que esos territorios fueron traspasados a la Unión Soviética por acuerdos internacionales al término de la Segunda Guerra Mundial y que Rusia asumió la soberanía de dichos territorios como sucesora legal de la URSS.

    La Declaración Conjunta de 1956 estipulaba que Moscú entregaría a Japón las islas de Habomai y Shikotan después de la firma de un tratado de paz, el documento no decía nada sobre las islas de Kunashir e Iturup.

    La URSS esperaba que esta Declaración pusiese el punto final en el contencioso territorial, pero Tokio veía en este documento solo una solución parcial del problema.

    En mayo de 2019, el presidente ruso Vladímir Putin, declaró que Rusia no tiene planes de "bajar la bandera rusa" en las islas Kuriles. Según el mandatario, las autoridades rusas tienen grandes programas para el desarrollo del Lejano Oriente, incluyendo la infraestructura de las Kuriles del Sur.

    En mayo de este año 2020, Japón volvió a afirmar su soberanía sobre las cuatro islas en su informe anual Libro Azul de la Diplomacia.

    Y este 26 de junio, Japón protestó ante Rusia por obras de exploración geológica en el mar de Ojotsk cerca de las islas Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai.

    Rusia respondió que tiene derecho soberano a realizar todo tipo de investigación en su territorio nacional, según el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    Estonia

    La ciudad rusa de Pechori se convirtió en la ciudad estonia de Petseri en 1920, cuando Rusia reconoció la independencia de Estonia y, en virtud del Tratado de Tartu, le pasó el territorio en la orilla derecha del río Narva, que formaba parte de la provincia de Pskov.

    Después de la Segunda Guerra Mundial, la región de Pechori fue devuelta a la región rusa de Pskov.

    En septiembre de 1991 Estonia obtuvo la independencia de la URSS, y en 2005 Moscú y Tallin prepararon un documento que reconocía las fronteras actuales. Pero el Parlamento estonio se negó a ratificarlo hasta que Rusia volviera a reconocer la región de Pechora como territorio estonio.

    Corea del Sur

    Corea del Sur no ha reconocido la frontera de Rusia con Corea del Norte y busca obtener la isla Oleni —Noktundo, en coreano— de 32 kilómetros cuadrados de superficie, que ha sido parte de Rusia desde 1860.

    En 1990 la URSS y Corea del Norte firmaron un tratado que reconocía la isla como parte de la Unión Soviética, pero Corea del Sur no reconoció este acuerdo y sigue considerando estas tierras como suyas y exige a la Rusia moderna que se las devuelva.

    Sin embargo, Corea del Sur no tiene ningún poder sobre Corea del Norte.

    Taiwán

    Incluso la isla de Taiwán pretende quitarle a Rusia el territorio de la república de Tivá.

    Taiwán se autodefine como el Gobierno legítimo de China y también como sucesor del antiguo Imperio Chino. Por lo tanto, no reconoce los tratados firmados entre la URSS y China (y entre Rusia y China).

    No obstante, el propio Taiwán es reconocido como Estado soberano solo por 15 países del mundo.

    Pekín considera a Taiwán su provincia rebelde y rechaza tener relaciones diplomáticas con cualquier país que las mantenga con Taipéi.

    Ucrania

    Crimea se incorporó a Rusia en 1783 después de independizarse del Imperio otomano, cuyo dominio en la península había durado tres siglos.

    Terminada la Segunda Guerra Mundial, Crimea pasó a formar parte de la Ucrania socialista por el decreto del entonces líder de la Unión Soviética, Nikita Jruschov.

    Después de la disolución de la URSS, Crimea siguió formando parte de Ucrania. Pero todo cambió en 2014. Después del golpe de Estado en Ucrania, los habitantes de esta región expresaron su deseo de reunificarse con la Federación de Rusia.

    Crimea y Sebastopol se escindieron de Ucrania y se reincorporaron a Rusia tras celebrar en marzo de 2014 un referéndum en el que la mayoría aplastante de los votantes —más del 96%— avaló esa opción.

    Las autoridades ucranianas consideran a Crimea un territorio "provisionalmente ocupado".

    Moscú ha declarado en repetidas ocasiones que los habitantes de Crimea, de manera democrática y en plena conformidad con el derecho internacional y la Carta de la ONU, votaron a favor de la reunificación con Rusia.

    Según el presidente de Rusia, Vladímir Putin, el tema de Crimea "está cerrado definitivamente".

    Tema:
    Votación sobre las enmiendas a la Constitución de Rusia (56)
    Etiquetas:
    islas Kuriles, territorio, Corea del Sur, Japón, Estonia, Ucrania, constitución, enmiendas, Crimea, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook