En directo
    Rusia
    URL corto
    133
    Síguenos en

    La red KFC ha construido un restaurante del futuro que minimiza el contacto entre los visitantes. El concepto se basa en el servicio sin personal, sustituyendo las tradicionales cajas asistidas por áreas de pedido automatizadas.

    Se puede hacer un pedido solo a través de quioscos digitales. Para simplificar y acelerar el procedimiento, KFC ha implementado un sistema de identificación biométrica en todos los dispositivos: la imagen del rostro se convierte en un código digital individual. El código permite al visitante, una vez registrado, no sacar la tarjeta para pagar el pedido en las próximas visitas. Asimismo el sistema reconoce al visitante y le ofrece sus platos favoritos basándose en su historial de pedidos.

    Por razones de seguridad, se puede pagar el pedido solo por métodos sin contacto: usando un sistema de identificación biométrica, tarjeta bancaria o teléfono con tecnología Apple Pay o Android Pay. Aquellos que deseen pagar su pedido en efectivo pueden hacerlo usando una terminal especial.

    Además hay un quiosco SOS especial que permite llamar al gerente del restaurante en caso de que se necesite ayuda. 

    Parte de la cocina del restaurante está abierta: los visitantes pueden ver cómo se prepara el pedido y se mueve a lo largo de la cinta transportadora, y luego una mano robotizada lo coloca en una celda donde se almacena por no más de 10 minutos.

    El robot en el nuevo restaurante de KFC
    © Sputnik / Alexey Maishev
    El robot en el nuevo restaurante de KFC

    La celda se abre automáticamente mediante el reconocimiento facial, que también se instala en las máquinas automáticas de bebidas calientes. De esta manera, solo el propio comprador puede recoger la comida. El restaurante tiene un menú completo de KFC sin incluir el helado de cucurucho, la cerveza y la limonada.

    KFC promete desinfectar las mesas después de cada visitante, los quioscos de autoservicio y otras superficies, que a menudo se tocan, una vez cada 30 minutos. En el piso hay marcas que permiten guardar la distancia.

    La empresa asegura que no almacena los datos personales de los usuarios. El usuario no introducirá sus datos en el sistema, el perfil temporal creado para realizar un pedido se eliminará después de que se emita la orden.

    "Nuestro restaurante del futuro será una respuesta a los desafíos de la nueva realidad, donde la seguridad y la reducción del número de contactos se está convirtiendo en un factor importante de la hospitalidad moderna y una garantía de estabilidad empresarial", comentó Raísa Poliakova, la directora general de KFC en Rusia y la CEI.

    Etiquetas:
    comida rápida, restaurante, KFC
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook