En directo
    Rusia
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio de Emergencias de Rusia dio por controlada la extensión de la mancha negra en el lugar de una avería en Norilsk y evaluó en más de 200 toneladas la cantidad de combustible diésel recuperada hasta ahora.

    "Hasta el momento se ha delimitado el lugar del derrame y se han recogido más de 200 toneladas de combustible", dijo un portavoz del organismo.

    Hasta la mañana del 5 de junio se instalaron nueve barreras flotantes, con una extensión total de 1.150 metros, en dos ríos locales: Ambárnaya y Piásina.

    También se esparcieron materiales absorbentes en una superficie de 4.600 metros cuadrados para contener la marea negra.

    El ministro de Emergencias, Evgueni Zínichev, visitó hoy un campamento de técnicos implicados en la mitigación del desastre.

    Por su parte, el Ministerio de Energía ruso informó que ya se tiene un plan preliminar para la descontaminación de los territorios afectados.

    "La hoja de ruta se actualizará después de que haya terminado una inspección sobre el terreno", aclaró el organismo.

    El titular de Energía, Alexandr Nóvak, resaltó que empresas del sector están enviando al lugar las brigadas móviles que disponen de los equipos y la experiencia necesaria para mitigar los desastres.

    Gazprom neft dijo el 4 de junio haber enviado a Norilsk un equipo de 70 rescatistas con los medios necesarios; también Rosneft delegó a estos efectos a un grupo de 80 personas.

    El 29 de mayo se produjo el derrame de 21.000 metros cúbicos de combustible desde un tanque de una planta termoeléctrica en Norilsk que habría sufrido daños en su estructura.

    La compañía metalúrgica Nornickel, a la que pertenece la planta, aseguró que las tareas de limpieza del río tomarán dos semanas si el tiempo lo permite, y gastará más de 145 millones de dólares para paliar el daño causado al medioambiente.

    En una reunión virtual con el presidente ruso, Vladímir Putin, el jefe y copropietario de la compañía, Vladímir Potanin, aseguró que Nornickel se encarga de "hacer que el sistema ecológico recupere su estado normal" y para ello "está dispuesta a emplear las mejores tecnologías", y lo hará "totalmente a cargo de los fondos de la empresa".

    "Creo que los costes [sumarán] 10.000 millones de rublos [más de 145 millones de dólares] o más", precisó.

    Potanin indicó que Nornickel ya tiene preparados recipientes con capacidad de recoger 16.000 toneladas de combustible, y un cuarto de éstos ya se están instalando.

    Según la empresa, la descongelación del permafrost habría desestabilizado los soportes de los tanques de combustible.

    Por su parte, Svetlana Radiónova, jefa de la oficina de protección del medioambiente de Rusia, Rosprirodnadzor, comunicó que el ente hará su propia evaluación de la catástrofe, pero apuntó ya que "el daño causado al medioambiente podría ascender a miles de millones de rublos".

    A raíz del incidente se decretó un régimen de emergencia de nivel nacional en la región de Krasnoyarsk.

    Uno de los directivos de la central termoeléctrica, que no informó a tiempo sobre el incidente, fue detenido por un presunto delito de negligencia. También se instruyeron expedientes penales por infracciones medioambientales en ejecución de obras y daños al suelo y las aguas.

    El director de proyectos de Greenpeace en Rusia, Vladímir Chuprov, dijo a Sputnik que, a juzgar por los incidentes anteriores, se podrá recuperar como mucho un 10% del combustible derramado.

    Etiquetas:
    Rusia, combustible, derrame, Norilsk Nickel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook