En directo
    Rusia
    URL corto
    Rusia empieza a levantar gradualmente las restricciones por el COVID-19 (78)
    0 15
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia suma para la fecha los 326.000 contagios de COVID-19 y los 3.000 decesos asociados, comunicó el centro operativo contra COVID-19.

    "En las últimas 24 horas se han confirmado 8.894 casos de la infección COVID-19 en 84 [de las 85] regiones de Rusia, entre ellos 3.751 casos sin síntomas clínicos [42,2%]", dice el comunicado.

    El número total de casos, 326.448, representa un incremento del 2,8% en relación con la jornada anterior.

    Con 150 muertes registradas en el último día, el balance de fallecidos por COVID-19 ascendió a 3.249.

    Un total de 7.144 pacientes recibieron el alta desde la publicación del informe anterior, con lo que la cifra de recuperados alcanza los 99.825.

    A Moscú le corresponde 73 de los nuevos fallecimientos. En la república de Daguestán murieron 13 personas, otras 13 en la región de Moscú, y cuatro más en la región de Nizhni Nóvgorod.

    Se señala también que por tercer día consecutivo el aumento diario de los casos del nuevo coronavirus en la capital rusa es inferior a 3.000.

    Con respecto a la situación epidemiológica en la capital rusa, el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, declaró que la ciudad logró evitar el peor escenario de la propagación del virus.

    "La situación se estabilizó, ya podemos decir con seguridad que hemos logrado evitar el peor escenario que se estaba desarrollando en varias megalópolis mundiales", dijo Sobianin en una reunión sobre la situación sanitaria y epidemiológica en el país.

    En particular, según el primer edil, el número de nuevos casos diarios del coronavirus en la capital bajó de 6.000, hace dos semanas, a 3.000, mientras la cifra de pacientes que se hospitalizan diariamente en estado grave, cayó de 2.100 a 1.000 personas.

    Asimismo, continuó, la ratio reproductiva del coronavirus en Moscú se redujo a 0,97.

    Al mismo tiempo, Sobianin ve necesario mantener las medidas sanitarias estrictas, el régimen de autoaislamiento, así como el uso de pases digitales para transitar por Moscú en el transporte público o en vehículos privados.

    "Esto será una garantía de que no empeoremos la situación, sino que, por el contrario, nos permita seguir abriendo ciertos sectores de la economía y estabilizar la vida de la megalópolis", concluyó.

    Aumento de la tasa de mortalidad 

    Por su parte, la vice primera ministra rusa Tatiana Gólikova advirtió de un incremento serio de la tasa de letalidad del coronavirus en el país en el mes de mayo.

    "Un aumento serio de la tasa de mortalidad se registrará en mayo, así lo evidencian los datos disponibles de las tres primeras semanas", dijo la alta funcionaria del Gobierno en una reunión telemática sobre la evolución del coronavirus.

    La autoridad agregó que el balance oficial de abril sobre las causas de los decesos se conocerá el 29 de mayo, como lo establece el plan federal de estadísticas.

    Gólikova remarcó que a diferencia de otros países, en Rusia se expiden en la totalidad de los casos los certificados de defunción con las circunstancias del fallecimiento y otros datos.

    La vice primera ministra constató que en el país se usan las metodologías de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para determinar la causa de los decesos.

    La alta funcionaria destacó la labor de los médicos y del personal de enfermería que controlan la situación.

    Además, Gólikova señaló que el sistema médico de Rusia pasó con éxito la prueba del coronavirus.

    "Hoy, pese a todas las dificultades y las previsiones lúgubres, podemos afirmar con firmeza que el sistema sanitario pasó con éxito esta prueba", dijo.

    La alta funcionaria recordó que los servicios sanitarios comenzaron el monitoreo de la situación epidemiológica a finales de 2019. Estas acciones permitieron tomar medidas oportunas para cerrar las fronteras y ganar casi dos meses antes de que la Organización Mundial de la Salud calificara de pandemia la nueva cepa de coronavirus, así como ir preparando el sistema de salud para evitar su sobrecarga.

    La situación en los últimos 10 días da razones para afirmar que el país se encuentra ahora "en modo de estabilización" pero aún queda mucho trabajo para consolidar la actual dinámica positiva en sentido epidemiológico, añadió.

    Gólikova señaló también que la tasa de nuevos casos de coronavirus disminuye. La reducción de nuevos contagios en los últimos 10 días ronda el 22,5%.

    La vice primera ministra pidió que las regiones supervisen el cumplimiento de las medidas sanitarias durante el levantamiento de las restricciones.

    "A pesar de la estabilización, la situación sigue siendo bastante frágil", apuntó.

    A su vez, la jefa de la oficina nacional de protección al consumidor (Rospotrebnadzor), Ana Popova, dijo que Rusia llegó a la meseta en la curva de las infecciones por el coronavirus.

    "La situación actual, que se define como una sólida meseta, una sólida estabilización con una reducción posterior, requiere una atención especial y el cumplimiento riguroso de todas las exigencias (...) para que la situación no empeore", dijo Popova.

    Destacó una reducción de la tasa de hospitalizaciones de los pacientes diagnosticados con el COVID-19.

    "Hace un mes casi un 60% de los infectados fueron hospitalizados y hoy el porcentaje es de un 20%", declaró Popova.

    Asimismo constató que crece el número de pacientes asintomáticos, un 45% o aún más actualmente, en comparación con el 15% en marzo.

    "Estamos pasando a los estudios en la población, debemos entender cuántas personas desarrollaron la inmunidad", informó Popova.

    Se espera realizar los test masivos de inmunidad a partir de finales de junio.

    Según Popova, se planea hacer pruebas a un 0,5% de la población, lo que duplica el número de casos confirmados hasta el momento.

    Recordó que tales pruebas ya se realizan en el personal médico.

    "Hasta la fecha, se examinaron unos 10.000 trabajadores sanitarios en 51 centros médicos", comunicó Popova.

    La ayuda de EEUU

    Rusia acogió con beneplácito la ayuda de Estados Unidos en la lucha contra la pandemia del coronavirus, declaró el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.

    "Ayer recibimos el primer lote de 50 ventiladores mecánicos entregado por EEUU (...) agradecemos la asistencia estadounidense brindada en esta etapa", dijo Riabkov en un encuentro telemático organizado por la Fundación Gorchakov de Apoyo a la Diplomacia Pública.

    Se espera que EEUU suministre un segundo lote de 150 ventiladores pulmonares la próxima semana.

    Desde el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud califica como pandemia la enfermedad COVID-19 causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 detectado en la ciudad china de Wuhan a finales de 2019.

    A lo largo del mundo se han detectado hasta ahora más de 5,1 millones de casos de infección por el patógeno, entre ellos más de 333.000 decesos, según la universidad estadounidense Johns Hopkins.

    Tema:
    Rusia empieza a levantar gradualmente las restricciones por el COVID-19 (78)
    Etiquetas:
    COVID-19, coronavirus, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook