14:57 GMT +312 Diciembre 2019
En directo
    Parte del avión que realizaba el vuelo MH17 de Malaysia Airlines

    El Kremlin no puede comprobar la veracidad de las conclusiones del caso MH17

    © Sputnik / Maxim Blinov
    Rusia
    URL corto
    180
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Kremlin no puede comprobar el grado de veracidad de las conclusiones del Equipo de Investigación Conjunto (JIT, por sus siglas en inglés) sobre la catástrofe del vuelo MH17 porque no tiene acceso a los materiales, declaró a los medios el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov.

    "No puedo decirles si es una manipulación, una compilación, una invención, una evidente mentira o algo más, no se lo puedo decir porque no vemos los materiales y no sabemos el grado de veracidad que tiene", comentó Peskov a los medios al ser preguntado sobre una supuesta grabación en la que el asesor del presidente ruso Vladislav Surkov habla con Alexandr Borodái, el que fuera primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk.

    El pasado 14 de noviembre el JIT publicó una transcripción del supuesto audio de estas conversaciones.

    Peskov declaró a los periodistas que no tiene constancia de esta conversación.

    El JIT asegura, basándose en ese audio, que las milicias de Donbás habrían recibido órdenes de Moscú.

    A menudo llegan materiales de diverso tipo al Equipo de Investigación desde Ucrania, país, territorio y espacio aéreo en el que ocurrió la tragedia, y país responsable de cerrar el espacio aéreo para la aviación civil cuando fuera necesario", explicó el portavoz presidencial al recordar que Rusia se ofreció a participar en la investigación del JIT pero "se rechazó su participación".

    El Equipo de Investigación Conjunto también comunicó que está buscando testigos que pudieran facilitar más información sobre quién dio las órdenes que llevaron al derribo del MH17. El juicio a los sospechosos del derribo del avión comenzará el 9 de marzo de 2020.

    "El veredicto, la sentencia ya se decidió, lo demás se utiliza para ajustar los materiales", reaccionó la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

    El 17 de julio de 2014, el vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines que se dirigía de Ámsterdam a Kuala Lumpur, fue alcanzado por un misil cuando sobrevolaba la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, zona convulsionada por los enfrentamientos entre las tropas ucranianas y las milicias.

    Los 298 ocupantes de la aeronave, en su mayoría neerlandeses, murieron.

    El Equipo de Investigación Conjunto, formado por expertos de los Países Bajos, Malasia, Australia, Bélgica y Ucrania, afirma que el Boeing fue derribado por un sistema Buk, trasladado a un área bajo control de las milicias de Donbás y perteneciente a la 53 brigada rusa de defensa antiaérea estacionada en Kursk.

    La Cancillería de Rusia tachó de infundadas las acusaciones del JIT sobre la implicación de la parte rusa en la catástrofe del MH17 y dijo lamentar que la investigación se efectúe de modo unilateral y preconcebido.

    El presidente ruso, Vladímir Putin, recordó que Rusia propuso desde un principio llevar a cabo una investigación conjunta, pero su iniciativa fue rechazada, mientras que se aceptó la participación de Ucrania que no había cerrado el espacio aéreo sobre la zona de hostilidades en contra de lo que prescribe la norma internacional.

    Paralelamente, el Ministerio de Defensa ruso detalló que todos los misiles con el propulsor, mostrado por la comisión holandesa, fueron destruidos en el territorio ruso después de 2011.

    Una investigación llevada a cabo por Rusia estableció que el misil con el que fue derribado el vuelo MH17 pertenecía al Ejército ucraniano.

    Etiquetas:
    investigación, catástrofe, MH17, Kremlin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik