12:11 GMT +312 Diciembre 2019
En directo
    El submarino de la Armada rusa 'Dmitri Donskoy'

    ¿Quién creó los submarinos más grandes de la historia?

    © Sputnik / Pavel Lvov
    Rusia
    URL corto
    10753
    Síguenos en

    Hace 100 años, nació Serguéi Kovaliov, uno de los más famosos diseñadores soviéticos de submarinos. Bajo su liderazgo, en la URSS construyeron más de 90 sumergibles nucleares, muchos de los cuales pasaron a la historia.

    Hoy, Sputnik te cuenta un poco más acerca de los proyectos más destacados de Kovaliov.

    El primer gran proyecto

    El primer gran proyecto liderado por Serguéi Kovaliov fueron los submarinos de propulsión nuclear de la serie 658 —claseHotel, de acuerdo con la clasificación de la OTAN—. Estos sumergibles eran capaces de cargar torpedos y misiles balísticos de lanzamiento de superficie  con cargas nucleares. El K-19, primer buque del proyecto, entró en servicio de la Armada soviética en 1960.

    Los más temidos submarinos rusos
    © Sputnik / Vitaliy Ankov

    Los sumergibles del proyecto 658 llevaban a bordo tres misiles balísticos R-13. Estas embarcaciones fueron diseñadas para atacar objetivos en la costa, en las ciudades y en las bases navales del enemigo. Puesto que necesitaban acercarse a los objetivos a una distancia de menos de 600 kilómetros, fueron construidos para ser lo más imperceptibles posible. Estas fueron las primeras embarcaciones que recibieron un revestimiento especial, capaz de absorber el sonido y dificultar el funcionamiento de las estaciones de sonar enemigas. Los submarinos de la serie 658 podían reponer sus reservas de aire a la profundidad del periscopio, es decir, sin salir a la superficie. Esta capacidad les permitía a menudo pasar desapercibidos en las inmediaciones de la costa estadounidense.

    Además, poseía las siguientes características técnicas:

    • profundidad: hasta 300 metros;
    • velocidad: hasta 26 nudos bajo el agua y de siete a ocho nudos en la superficie;
    • tripulación: 104 personas;
    • autonomía de navegación: hasta 50 días.

    En total, se construyeron ocho submarinos en el marco de este proyecto. Todos ellos sirvieron en la Armada de la Unión Soviética durante más de 20 años y completaron cientos de misiones militares diferentes.

    Los gigantes del norte

    El desarrollo del proyecto  941 Akula —clase Typhoon, de acuerdo con la clasificación de la OTAN— comenzó a principios de la década de 1970. El submarino se proyectó para portar 20 misiles R-39, cada uno de los cuales medía 16 metros y pesaba 90 toneladas. Por esta razón, el Akula necesitaba ser un gran submarino capaz de transportar estas novedosas armas enormes y dispararlas de una vez. Así, esta embarcación terminó convirtiéndose en el mayor submarino que jamás existió, con una eslora de 172 metros y una manga de más de 23 metros.

    El Akula es un submarino de múltiples cascos. Cuenta con cinco robustos cascos de titanio alojados en un casco de acero. Los dos cascos principales se encuentran en paralelo. Además de los misiles balísticos, el submarino era capaz de cargar seis torpedos de 533 mm.

    En total, la URSS construyó seis submarinos dentro del proyecto 941. Todos ellos fueron asignados a la Flota del Norte, en una división especialmente creada para ellos. Sin embargo, estos barcos no sirvieron por mucho tiempo. Además de su tamaño que dificultaba la parte logística de su servicio, la operación de estas embarcaciones era fantásticamente costosa. Para empeorar la situación, los buques se pusieron en servicio en un momento en que la Armada pasaba por problemas de financiación. Dmitri Donskoy, el primer barco de la serie, fue modernizado y reacondicionado y es el único que todavía sigue en servicio de la Armada de Rusia.

    Una sorpresa silenciosa

    Otro conocido proyecto de Kovaliov fueron los submarinos de la serie 667BDR Kalmar —clase Delta III, de acuerdo con la clasificación de la OTAN—. Estas embarcaciones, construidas a finales de la década de los 70, se usaron ampliamente en la Armada soviética. En total, se construyeron 14 buques en el marco del proyecto Kalmar, los cuales se utilizaron en las Flotas del Pacífico y del Norte.

    Una de las características de destaque de estos submarinos era su novedoso sistema de control de disparo que permitía disparar sus 16 misiles de una sola vez. Los intervalos entre lanzamientos se redujeron al mínimo. Además, contaban con una nueva arma: los misiles balísticos de combustible líquido R-29R. Estos submarinos estaban equipados con hélices especiales de cinco palas que producían poco ruido y un sistema hidroacústico capaz de detectar objetivos ubicados a distancias de hasta 200 kilómetros.

    Los Kalmar realizaron siete cruces internavales individuales bajo el hielo del Ártico, durante las cuales los submarinos navegaron a poca profundidad —unos 50 metros— bajo capas de hielo que superaban los 15 metros. La tripulación de las embarcaciones necesitaban maniobrar casi a ciegas, manualmente y con extrema precisión entre el hielo submarino a una distancia de solamente tres a cuatro metros. La mayoría de los submarinos 667BDR ya están fuera de servicio en la actualidad. Solamente el submarino nuclear Riazan sigue actuando en la Flota del Pacífico.

    Estas son solo algunas de las embarcaciones diseñadas por Serguéi Kovaliov que, en total, lideró la construcción de 92 submarinos nucleares. El ingeniero participó en la creación de tres generaciones de barcos de propulsión nuclear, incluidos los submarinos de cuarta generación de la serie 955 Borei. Kovaliov recibió el título honorífico de Héroe de la URSS dos veces —en 1963 y 1974—. Falleció el 24 de febrero de 2011, a los 92 años.

     

    Etiquetas:
    URSS, Rusia, Armada de Rusia, embarcación, submarinos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik