En directo
    Rusia
    URL corto
    180
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El presidente ruso, Vladímir Putin, discutió con los miembros permanentes del Consejo de Seguridad nacional la situación en Georgia y en el golfo Pérsico, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    "La situación en el golfo Pérsico fue examinada en la reunión", dijo Peskov.

    Agregó que los miembros del organismo "expresaron su preocupación por la creciente tensión e instaron a los países implicados a mostrar moderación, al subrayar que unas acciones imprudentes podrían tener consecuencias irreparables para la seguridad regional y global".

    Soldados estadounidenses con banderas del país
    © AFP 2020 / Brendan Smialowski
    La situación en el golfo Pérsico se tensó después de que el 20 de junio el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán informase sobre el derribo de un dron de vigilancia estadounidense, tras incursionar en el espacio aéreo de la provincia suroriental iraní de Hormozgán, cerca del estrecho de Ormuz.

    Por su parte el Mando Central de Estados Unidos (Centcom) admitió el derribo de un vehículo no tripulado RQ-4A Global Hawk pero subrayó que los hechos se produjeron en aguas internacionales.

    El Gobierno de Irán presentó una protesta ante la ONU por la violación de su espacio aéreo por parte de Estados Unidos.

    Protestas en Georgia

    Putin y los miembros permanentes del Consejo de Seguridad ruso abordaron también la situación en Georgia, que vivió el 20 de junio unas protestas masivas con el saldo de unos 240 heridos, en medio de la visita de una delegación rusa, cuyo jefe, el diputado Serguéi Gavrílov, resultó agredido por radicales.

    "La provocación de carácter rusófobo, organizada por extremistas contra los parlamentarios rusos, fue calificada de hecho muy peligroso", afirmó el portavoz de la presidencia rusa.

    Gavrílov y su delegación tenían previsto participar en la Asamblea Interparlamentaria Ortodoxa (AIO).

    Durante la apertura de la sesión, un grupo de radicales irrumpió en el hemiciclo georgiano y atacó a Gavrílov.

    La AIO, fundada en 1993, aglutina a las delegaciones parlamentarias de 25 países: Albania, Armenia, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Chipre, Estonia, Finlandia, Georgia, Grecia, Jordania, Kazajistán, Letonia, el Líbano, Lituania, Moldavia, Montenegro, Palestina, Polonia, Rumanía, Rusia, Serbia, Siria y Ucrania.

    Las delegaciones reunidas en el Parlamento de Georgia se vieron obligadas a concluir sus labores antes de lo previsto.

    Frente a la sede legislativa se produjeron choques violentos entre elementos radicales y la policía.

    Los manifestantes, a los que se unieron facciones de la oposición, protestaron por la visita de la delegación rusa a Georgia y exigen la dimisión del presidente del Parlamento, Kobajidze, y del ministro del Interior, Gajaria.

    Kobajidze presentó este 21 de junio su renuncia.

    Más aquí: La Cancillería rusa denuncia que la situación en Georgia es una provocación horrible

    El propio Gavrílov ha calificado los hechos como una acción planificada que busca empeorar las relaciones entre Rusia y Georgia.

    Georgia rompió relaciones diplomáticas con Rusia en 2008 después de que el país europeo reconociera la independencia de Abjasia y Osetia del Sur, dos antiguas autonomías georgianas.

    Etiquetas:
    Consejo de Seguridad de Irán, Rusia, Golfo Pérsico, Georgia, Vladímir Putin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook