Widgets Magazine
En directo
    Un avión Su-25SM3 (archivo)

    La Fuerza Aérea de Rusia recibe una versión modernizada del 'tanque volador'

    © Sputnik / Vitaly Timkiv
    Rusia
    URL corto
    3270

    El Distrito Militar del Sur de Rusia ha recibido cuatro nuevos aviones de ataque Su-25SM3.

    La versión básica del Su-25 recibió el apodo de Grach —grajo, en español— debido a sus contornos característicos, similares a los de un ave. En Afganistán, la aeronave se ganó un apodo más, 'el tanque volador', debido a su gran poder de fuego y excepcional capacidad de supervivencia. En el Su-25SM3, la versión modernizada y perfeccionada del avión, todas estas cualidades se agudizaron y se multiplicaron. En consecuencia, recibió el nuevo apodo de Supergrach. 

    De acuerdo con el servicio de prensa del Distrito Militar del Sur, el modernizado sistema de guía de la aeronave le permite lanzar misiles o lanzar bombas a una distancia considerable del objetivo y golpearlo incluso desde detrás de las nubes. Lo único que necesita el piloto para ello son las coordenadas exactas del objetivo. Además, las municiones más precisas y el modernizado sistema de a bordo casi duplicaron la efectividad de combate del Su-25SM3 en comparación con la versión básica.

    El resultado de la modernización del avión de ataque satisfizo tanto el mando de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia que es posible que toda su flota de los Su-25, es decir cerca de 200 aeronaves, pasen por el proceso.

    Vídeo: Los 'tanques voladores' Su-25 destruyen una base aérea

    Los Su-25SM3 son ya la segunda gran modernización por la que han pasado los Su-25. La versión anterior, los Su-25SM, actuaron de manera exitosa en Siria. Sin embargo, fue justamente el uso de esos aviones en situaciones de combate real lo que puso de relieve las maneras de mejorar sus características de vuelo y de ataque. Así surgieron los Su-25SM3.

    Etiquetas:
    aeronaves, aviones, Su-25, Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik