En directo
    Un marino soviético trabaja en un submarino

    La trágica historia del K-8: la 'Ballena' nuclear soviética hundida en el golfo de Vizcaya

    © Sputnik / M. Popov
    Rusia
    URL corto
    3420

    Hace 49 años ocurrió el primer accidente de un submarino nuclear soviético que se saldó con la vida de 52 marineros que se sacrificaron valientemente para evitar una catástrofe ecológica.

    El submarino nuclear K-8 del proyecto Kit, ballena en español, estuvo en servicio de la Flota Norte de la URSS durante diez años hasta que emprendiera su último viaje en abril de 1970.

    Estaba previsto que la 'Ballena' participase en las maniobras más grandes de la historia de la Unión Soviética, Okean-70, con la participación de todas las Flotas de la Armada.

    En dichas maniobras el submarino desempeñaría el papel del enemigo que intenta penetrar en la defensa para acercarse a las costas de la URSS. Por este motivo el K-8 fue enviado al océano Atlántico, al norte de las islas Azores.

    Emersión mortal

    Ya estando en el área designada el submarino comenzó a subir a la superficie para establecer contacto por radio cuando surgió un incendio en el compartimento de control hidroacústico, en el puesto central del submarino.

    En menos de un minuto todos los oficiales acudieron al puesto de control para dirigir la lucha por la supervivencia del sumergible y en este instante se les informó de otro incendio en el compartimento de regeneración de energía.

    Cinco minutos más tarde el submarino alcanzó la superficie, pero la lucha por la vida no acabó allí, puesto que el fuego se estaba propagando. Al ver que el incendio estaba a punto de devorar a los reactores nucleares, cinco oficiales taparon herméticamente el compartimento estando dentro de él.

    Lo hicieron a sabiendas de que no tenían ninguna otra salida y mientras se estaban muriendo lograron desactivar los reactores nucleares, previniendo así una explosión.

    También: Misterios bajo el mar: los submarinos perdidos más célebres de la historia

    Mientras tanto, en el octavo compartimento se reunieron 20 marineros que estaban saliendo del submarino por la escotilla superior. No obstante, el nivel del dióxido de carbono en el aire ya era mortal y solo cuatro de ellos lograron salir vivos.

    De tal modo, el incendio se cobró la vida de unos 30 marineros. Afortunadamente, un buque búlgaro estaba en las cercanías del submarino y salvó a los que lograron salir fuera en medio de una gran tormenta.

    Los únicos que se quedaron fueron los efectivos de la brigada de combate integrada por 22 personas, pero ellos también perecieron al volcarse el submarino y hundirse en el océano.

    De tal modo, murieron 52 marineros y se salvaron 73. El K-8 tocó fondo a una profundidad de 4.680 metros a una distancia de 490 kilómetros al noroeste de España.

    Investigación del accidente

    Posteriormente, los supervivientes de la catástrofe simularon lo ocurrido en otro submarino de la misma clase para evaluar las acciones emprendidas por la tripulación.

    El comité de investigación determinó que los integrantes de la tripulación actuaron de una manera completamente correcta y heroica, razón por la cual todos los marineros del K-8 fueron galardonados con distintas condecoraciones nacionales.

    A día de hoy sigue viva la memoria de los héroes que perecieron el 12 de abril de 1970 a bordo del submarino K-8 Kit. Nombraron las calles de varias ciudades y una escuela en su honor. También erigieron varios monumentos.  

    Además: Las desapariciones más misteriosas en los océanos

    Etiquetas:
    submarino estratégico, submarinos, submarinos nucleares, URSS
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik