11:07 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    El océano Ártico

    Descubre por qué Rusia planea ampliar sus fronteras en el Ártico

    © Sputnik / Pavel Lvov
    Rusia
    URL corto
    1210
    Síguenos en

    La dorsal de Lomonosov que divide el océano Ártico en dos partes es una continuación del continente euroasiático. A esta conclusión llegaron los geólogos tras muchos años de investigación.

    Después de este descubrimiento, Rusia envió a las Naciones Unidas una solicitud para ampliar la plataforma continental con este territorio.

    La dorsal abarca 1.800 km desde las islas de Nueva Siberia, sobre la parte central del océano Ártico, hasta la isla de Ellesmere, en el archipiélago ártico canadiense.

    Hace 65 millones de años, el continente norteamericano comenzó a alejarse del continente euroasiático; entonces, Alaska y Chukotka se separaron. En esa época surgieron las depresiones que ahora forman la parte oriental del océano Ártico, así como la cresta de Mendeleev y la dorsal de Lomonosov.

    Basándose en las mediciones geofísicas del buque de investigación alemán Polarstern hechas en 1991, los científicos asumieron que ambas cordilleras submarinas en algún momento habían pertenecido al continente euroasiático.

    La dorsal de Lomonosov se extiende aproximadamente 1.700 kilómetros desde las islas de Nueva Siberia, a través del Polo Norte, hasta Groenlandia y la isla Ellesmere del archipiélago Ártico Canadiense.

    Casi todos los datos geológicos —rusos y extranjeros— indican que la región al este de la dorsal de Gakkel, incluida la cresta de Mendeleev, forma parte de la plataforma continental euroasiática.

    ¿Por qué es tan importante?

    Según la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982, ratificada por Rusia, la zona de intereses económicos de los países con acceso al océano Ártico incluye doscientas millas náuticas (370 km) desde las fronteras de las aguas territoriales o 150 millas (280 km) desde las fronteras de las plataformas continentales.

    De comprobar que la plataforma continental rusa incluye la dorsal de Lomonosov, la frontera rusa se moverá 350 millas (650 km) más allá en el océano Ártico sumando 1,2 millones de kilómetros cuadrados de depósitos marinos ricos en hidrocarburos, estimados en 5.000 millones de toneladas de combustible condicional.

    Un artículo reciente publicado por varios científicos rusos resume los resultados de muchos años de investigación geológica en el océano Ártico: la dorsal de Lomonosov y el Ártico ruso están unidos geológicamente, es decir, forman parte de una sola placa litosférica.

    Rusia solicitó a la ONU la ampliación de las fronteras del Ártico en el 2001, pero no fue aprobada ya que la evidencia científica no era convincente. La nueva solicitud se presentó en el 2015, teniendo en cuenta los últimos datos de las expediciones marítimas. Se consideró en varias reuniones pero sin decisión final.

    Más sobre el tema: Rusia espera negociaciones largas para la ampliación de su parte en la plataforma ártica

    A finales de febrero se supo que una subcomisión de las Naciones Unidas evalúa muy bien la nueva solicitud rusa y espera documentos similares de Canadá y Dinamarca que también pretenden ampliar sus zonas económicas de influencia en el Ártico.

    Etiquetas:
    geografía, relieve, yacimientos, solicitud, plataforma continental, ONU, Ártico, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik