En directo
    Lugar del siniestro del avión MH17 (archivo)

    Rusia denuncia que sus datos sobre el derribo del MH17 fueron ignorados

    © REUTERS / Maxim Zmeyev
    Rusia
    URL corto
    2100

    MOSCÚ (Sputnik) — El Equipo de Investigación Conjunto (JIT), que investiga las circunstancias del derribo del vuelo MH17 en Ucrania en julio de 2014, hizo caso omiso de los datos presentados por Rusia sobre el misil ucraniano que derribó al avión, denunció en sus declaraciones a RIA Novosti el fiscal general adjunto de Rusia, Nikolái Vinnichenko.

    Precisó que Rusia no solo envió a los Países Bajos, que encabezan las actividades del JIT, datos de los radares rusos sino también documentos que prueban que el misil Buk responsable del derribo pertenecía a Ucrania.

    "El JIT (…) simplemente está callado, no reacciona a esta información, aunque pasaron ya cuatro meses; nadie del JIT demuestra deseo de venir a estudiar los documentos; reitero, el JIT no ha mostrado interés alguno respecto a estos documentos", dijo Vinnichenko.

    La Fiscalía General de Rusia aseguró que hasta la fecha no se han presentado pruebas que impliquen a ciudadanos rusos en el derribo del vuelo MH17 en Ucrania.

    "Hasta el día de hoy no se han presentando pruebas reales que demuestren la implicación de ciudadanos rusos en esa tragedia", dijo a RIA Novosti el vicefiscal Nikolái Vinnichenko.

    Asimismo, declaró que Rusia sigue dispuesta a facilitar el acceso de los investigadores internacionales a sus datos relacionados con el siniestro del vuelo MH17.

    "Instamos a los colegas holandeses a que tomen en cuenta los datos rusos, son realmente muy importantes(…) Rusia garantiza la autenticidad de todos los datos enviados, que estamos listos para presentar personalmente a los investigadores de los Países Bajos", destacó Vinnichenko.

    El fiscal general adjunto está seguro de que los datos de Rusia podrían representar "una razón importante para reconsiderar las conclusiones previas de la investigación criminal".

    Vídeo: Encuentran huellas claras de falsificación en la investigación del siniestro del MH17

    Añadió que la Fiscalía General de Rusia dio respuesta a todas las nueve solicitudes de información formuladas por el JIT que investiga la catástrofe del MH17.

    A pesar de no ser parte del JIT, Moscú "trabajó de manera activa con los Países Bajos a nivel de fiscalías nacionales y durante los cuatro años proporcionó toda la información disponible sobre la catástrofe del MH17", dijo Vinnichenko.

    El fiscal general adjunto puntualizó que "la Fiscalía de Rusia dio respuesta a las nueve solicitudes y envió a los investigadores internacionales una cantidad impresionante de datos importantes".

    Además, Rusia quiere saber por qué las autoridades de los Países Bajos no publican datos de radares de Ucrania y satélites de Estados Unidos relativos al derribo del vuelo MH17.

    "Hay que preguntar a los Países Bajos dónde están los datos (de radares y satélites) obtenidos por Ucrania y Estados Unidos, y si no los tienen hay que preguntar por qué no los reclaman, y si los tienen, preguntar por qué no los publican", dijo el fiscal general adjunto.

    Vinnichenko explicó que todos esos datos —obtenidos en el momento de la catástrofe— deben estar a disposición del Equipo de Investigación Conjunto, integrado por especialistas de Australia, Bélgica, Malasia, los Países Bajos y Ucrania.

    "Es su obligación directa, no es incumbencia de Rusia", indicó.

    Afirmó que las autoridades ucranianas tienen posibilidades de influir en los resultados de la investigación del siniestro del vuelo MH17 ocurrido en 2014, ya que participan en el grupo que realiza las pesquisas.

    "Estamos indignados ante el hecho de que Ucrania esté presente en el JIT, Kiev, como miembro oficial del equipo, de hecho tiene la posibilidad de influir en el resultado de las pesquisas", dijo el fiscal.

    Según Vinnichenko, los Países Bajos tienen una relación especial con Kiev, a quien "se le permite no presentar datos tan importantes como las conversaciones de los despachadores militares, la ubicación de los (sistemas de misiles) Buk ucranianos", así como se hacen de la vista gorda ante las afirmaciones de que supuestamente las torres de radar y otras instalaciones no funcionaban en el momento de la catástrofe del avión.

    "Al mismo tiempo se sigue ignorando el hecho de que la parte rusa demostró que el misil con que fue derribado el MH17 pertenecía a Ucrania", destacó el alto funcionario ruso.

    El fiscal también declaró que a Moscú se le negó la participación en el Equipo de Investigación Conjunto (JIT) que investiga la catástrofe del MH17 derribado en Ucrania en 2014, ya que Rusia no estaba de acuerdo con las conclusiones de la investigación técnica.

    "Rusia participó en el trabajo de la comisión técnica, sin embargo, no estábamos de acuerdo con las conclusiones de esta comisión; en nuestra opinión, la comisión técnica estableció incorrectamente el tipo de misil y la trayectoria de su acercamiento al avión y, por lo tanto, determinó erróneamente el lugar de su lanzamiento", dijo Vinnichenko.

    Agregó que "posiblemente por eso, en 2015, cuando el Equipo de Investigación Conjunto comenzó su trabajo, a la Federación Rusa se le negó oficialmente la posibilidad de unirse, aunque Rusia podría proporcionar una ayuda inestimable a la investigación".

    El fiscal general adjunto lamentó que Rusia no tenga la posibilidad de estar al tanto de si el JIT tiene en cuenta los datos sobre el accidente proporcionados por Moscú.

    "Lamentablemente, no tenemos esa posibilidad, ya que Rusia no forma parte del JIT; casi inmediatamente quedó claro que el JIT mostró una actitud sesgada hacia Rusia y sus datos, de hecho los ignoró", dijo.

    El funcionario afirmó que Rusia no pone en tela de juicio toda la información sobre el derribo del Boeing malasio en Ucrania publicada en las redes sociales, pero cree que el JIT confía demasiado en fuentes dudosas, menospreciando los datos irrefutables que proporciona la parte rusa.

    "No queremos poner en tela de juicio toda la información de las redes sociales, pero es que el JIT colabora con los seudoinvestigadores de Bellingcat (grupo internacional de blogueros), ampliamente famosos por la publicación de bulos", dijo.

    También señaló que a la Fiscalía General de Rusia le es difícil comprender tal principio de trabajo.

    "El grupo internacional admite fácilmente la información no comprobada procedente de fuentes dudosas y al mismo tiempo menosprecia los datos irrefutables de la parte rusa", dijo.

    El 17 de julio de 2014, el vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines que se dirigía de Ámsterdam a Kuala Lumpur, fue alcanzado por un misil cuando sobrevolaba la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, zona convulsionada por los enfrentamientos entre las tropas ucranianas y las milicias.

    No te lo pierdas: ¿Quién y cómo condenó a muerte al vuelo MH17 de Malaysia Airlines?

    Ninguna de las 298 personas que viajaban a bordo de la aeronave, en su mayoría neerlandeses, sobrevivió.

    Expertos de los Países Bajos, Malasia, Australia, Bélgica y Ucrania conforman el llamado Equipo de Investigación Conjunto que se encarga de esclarecer el siniestro.

    A finales de septiembre de 2016, el JIT llegó a la conclusión de que el vuelo MH17 fue derribado por un misil del sistema antiaéreo Buk supuestamente procedente de Rusia y transportado a un área que en el momento de la catástrofe estaba bajo el control de las milicias de Donetsk.

    A finales de mayo pasado, el equipo afirmó que la lanzadera pertenecía a la brigada de defensa antiaérea 53 del Ejército ruso.

    Más: Rusia: el MH17, Bábchenko y Skripal forman parte de la misma campaña de propaganda

    Partiendo del informe más reciente, los Países Bajos y Australia responsabilizaron formalmente a Rusia del derribo, la instaron a asumir esa responsabilidad y procurar justicia para las víctimas del vuelo MH17 y sus familiares, asimismo, amenazaron con llevar el caso a una corte o un organismo internacional.

    El Ministerio de Defensa de Rusia reafirmó que ningún sistema antiaéreo ruso había cruzado la frontera con Ucrania y remarcó que la investigación del JIT no incluye testimonios de personas residentes cerca de la escena de la catástrofe, según las cuales el misil fue lanzado desde un área controlada por los militares ucranianos.

    El presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró por su parte que Moscú reconocerá los resultados de la investigación solo si logra participar plenamente en esta labor.

    Además, recordó que Rusia había propuesto desde un principio llevar a cabo una investigación conjunta, pero su iniciativa fue rechazada, mientras se aceptó la participación de Ucrania que no había cerrado el espacio aéreo sobre la zona de hostilidades en contra de lo que prescribe la norma internacional.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    datos, siniestro del Boeing MH17, Países Bajos, Ucrania, Rusia