Widgets Magazine
En directo
    Un rompehielos ruso en el Ártico

    Un medio alemán afirma que el incidente de Kerch podría repetirse en el Ártico

    © Sputnik / Vera Kostamo
    Rusia
    URL corto
    9741

    Las acciones estadounidenses para "garantizar la libertad" de la navegación marítima, que probablemente se llevarán a cabo en áreas reclamadas por Rusia, podrían llevar a una repetición del incidente de Kerch, consideró el medio alemán Telepolis.

    Según Florian Rötzer, autor del artículo, Rusia está fortaleciendo el control sobre sus aguas costeras por razones económicas y militares. En este sentido, desde 2013, el país ha constantemente aumentado su presencia militar rusa en el Ártico: bases navales y aéreas han surgido, a la vez que se construyen nuevos rompehielos.

    Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que la Alianza del Norte responderá a la presencia militar de Rusia en el Ártico, aumentando su presencia en la región, indicó Telepolis. El vicealmirante Andrew Lewis, comandante de la Segunda Flota de Estados Unidos, afirmó que el país norteamericano podría actuar en territorios en disputa, recordó el medio.

    Sin embargo, el incidente en el estrecho de Kerch ha demostrado que Rusia "reaccionará más agresivamente" si tiene que defender sus intereses, por lo que en el futuro esto puede ocurrir en el Ártico y en otros mares, concluyó el autor.

    Caricatura: Por qué EEUU se niega a enviar su rompehielos al Ártico

    A principios de diciembre, la Armada de EEUU afirmó que el destructor portamisiles McCampbell navegó en las inmediaciones del golfo de Pedro el Grande que baña la costa de Primorie, donde se ubica la base de la Flota del Pacífico de la Armada rusa. En esa ocasión, la portavoz de la Flota del Pacífico de EEUU, Rachel McMarr, explicó esta acción con la necesidad "de lanzar un reto a las desmedidas aspiraciones navales de Rusia y apoyar los derechos, libertades y uso legal del mar que está a disposición de EEUU y otros países".

    Posteriormente, Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, aclaró que "en realidad, el destructor lanzamisiles McCampbell de la Marina de Guerra de EEUU no se acercó más que a 100 kilómetros a las aguas territoriales de Rusia". Añadió que mientras duró su navegación en las aguas internacionales, fue controlado por un buque antisubmarino y por la aviación embarcada de la Flota del Pacífico.

    Moscú declaró en numerosas ocasiones que no representa amenaza para nadie, llamó la atención sobre la creciente actividad de los países de la OTAN cerca de las fronteras rusas y al mismo tiempo advirtió que no dejará sin respuesta las acciones potencialmente peligrosas para sus intereses.

    Te puede interesar: EEUU asignará 10 millones de dólares para fortalecer la Armada de Ucrania

    El 25 de noviembre, tres barcos de la Armada ucraniana violaron la frontera rusa al entrar en una zona provisionalmente cerrada del mar Negro y avanzaron hacia el estrecho de Kerch, que une los mares Negro y de Azov y que separa la península de Crimea del resto del territorio ruso. Las embarcaciones ucranianas realizaron maniobras peligrosas e hicieron oídos sordos a la exigencia de parar, por lo que fueron detenidas con sus 24 tripulantes, que actualmente están procesados en una causa penal por el cruce ilegal de la frontera.

    Etiquetas:
    Flota del Pacífico de EEUU, Armada de EEUU, Flota del Pacífico de Rusia, Ártico, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik