06:08 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    El hospital Jóvrinskaya en el norte de Moscú

    Moscú dice adiós a su 'huésped maldito' (fotos, vídeos)

    © Sputnik / Anton Denisov
    Rusia
    URL corto
    4212

    "Los demonios demuelen al huésped maldito". Así reza un titular de la prensa rusa dedicado a los acontecimientos otoñales de Moscú.

    Por un lado, se trata de un proceso banal de la demolición del hospital Jóvrinskaya en el norte de Moscú que empezó a finales de octubre. La demolición se realiza por máquinas que han sido apodadas 'demonios' en ruso (por la palabra 'destructor', 'demolisher' en inglés), de ahí el titular de Rossiyskaya Gazeta.

    ​Por otro lado, se trata de la desaparición paulatina de una misteriosa construcción que durante más de 30 años ha estado asustando a los moscovitas. Y la razón es la siguiente:

    La construcción del hospital comenzó en 1980 y se suspendió en 1985. A partir de ese momento, el hospital quedó inacabado y se fue derrumbando gradualmente.

    ​Entre las versiones sobre la causa de la paralización de la construcción se mencionaba la falta de fondos, pero la razón más probable era el hundimiento gradual del edificio. El hospital comenzó a construirse en una zona pantanosa, en el lecho de un río. El terreno cenagoso llevó al hecho de que incluso durante la fase de construcción los sótanos del edificio comenzaran a inundarse de aguas subterráneas y aparecieran grietas. Para 2017, el hospital se había hundido 12 metros bajo el agua.

    El 'huésped maldito'

    El hospital Jóvrinskaya está construido en forma de estrella de tres puntas con seis ramas en los extremos. Desde arriba, se parece al símbolo internacional del riesgo biológico, presentado en 1966 por la empresa estadounidense Dow Chemical. Después de que en 2002 se estrenara la película 'Resident Evil: el huésped maldito', el hospital moscovita fue llamado Umbrella o huésped maldito por su parecido con la corporación de zombies.

    El hospital Jóvrinskaya en el norte de Moscú
    © Sputnik / Anton Denisov
    El hospital Jóvrinskaya en el norte de Moscú
    Laboratorio secreto

    Después de que la construcción se detuviera en 1985, el edificio en cuestión estuvo custodiado por militares. Este hecho sirvió de base para que naciera otro mito, como si hubiera una morgue secreta en el edificio del hospital. Después del colapso de la Unión Soviética, el hospital dejó de estar protegido. El edificio lo empezaron a ocupar aventureros y delincuentes.

    Otra leyenda sobre el propósito del hospital cuenta que debajo del edificio hay un laboratorio secreto de varios niveles, mientras que el edificio en sí mismo sirve como tapadera. Los usuarios explican su versión por el hecho de que el agua caliente ha estado fluyendo en este territorio abandonado durante décadas.

    "Tierra de milagros"

    Las paredes del hospital están repletas de cientos de grafiti. Una de las inscripciones más famosas decía: "Este hospital es tierra de milagros, entras y desapareces". Se cree que el misterioso edificio atrae a los suicidas y se cobra 12 vidas cada mes. Sin embargo, de hecho, solo se ha registrado un suicidio oficialmente en tres décadas.

    Si las historias de suicidio son solo leyendas, las docenas de muertes son hechos basados en informes policíales. Durante décadas, las salas y los pasillos abandonados han ocultado huellas de crímenes. Por ejemplo, el 28 de diciembre de 2015, en el segundo piso del edificio principal, un guardia encontró el cuerpo de un hombre ahorcado. No fue un suicidio, las manos del difunto estaban firmemente atadas. El crimen quedó sin resolver.

    Altar de satanistas

    La estrella de seis puntas, como se ve el edificio desde arriba, es uno de los símbolos de los satanistas. Se cree que el número de la bestia 666 está codificado en ella. Hexogramas, pentagramas y otros signos siniestros llenan las paredes del inacabado edificio. En los años 90, miembros de la secta satánica rusa Nemostor tomaron uno de los pisos. Realizaban 'misas negras' con sacrificios.

    Cementerio de animales

    Los habitantes del barrio de Jóvrino, donde se ubica el hospital, cuentan una historia sobre una residente local que tras haber perdido a su perro lo encontró en una de las salas de Jóvrinskaya. El animal, torturado y con las patas atadas, yacía sobre platos rajados de concreto junto a otros animales muertos. La mujer acudió a la Policía, pero no lograron detener a nadie. Entonces, decidió encontrar a los criminales por su cuenta, pero cayó en una de las 'trampas' del hospital y murió.

    Lugar maldito

    Desde 2012, las autoridades de Moscú intentaron sin éxito vender el vasto territorio de Jóvrinskaya a inversores y finalmente decidieron construir allí viviendas por cuenta de la ciudad. Los periodistas rusos temen que la mala reputación del hospital se extienda al nuevo complejo residencial.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    misterios, satanismo, zombis, arquitectura, URSS, Rusia