13:46 GMT +322 Noviembre 2018
En directo
    Ciudadanos de la república de Ingusetia rezan en Magas, la capital, en uno de los días de protesta

    La región más pequeña de Rusia desafió a Chechenia

    © Sputnik / Maxim Blinov
    Rusia
    URL corto
    7601

    Un grupo étnico que habita la frontera entre Ingusetia y Chechenia ha aprobado un acuerdo sobre la frontera administrativa entre estas dos repúblicas rusas, lo que provocó multitudinarias protestas en Ingusetia.

    Se llaman los karabulaki y son un grupo étnico vinculado tanto con los chechenos, como con los ingusetios. Los karabulaki constituyen una cuarta parte de la población de Ingusetia.

    "Nosotros, los karabulaki, descendientes de aquellos que han vivido durante siglos en esta tierra, entendemos bien las razones por las cuales fue necesario decidir sobre la frontera. Durante 26 años, esta incertidumbre nos ha llevado a la discordia. Creemos que el establecimiento de la frontera es una bendición para las generaciones presentes y futuras, lo que redunda en el interés de nuestras repúblicas, el establecimiento de relaciones pacíficas y de buena vecindad entre los pueblos fraternos", dice la declaración, adoptada en la congregación de los karabulaki este 27 de octubre en la aldea de Alkun en la región Sunzhenski de Ingusetia.

     Los karabulaki en el Ejército Imperial Ruso
    Los karabulaki en el Ejército Imperial Ruso
    Los participantes de la congregación hicieron un llamamiento a los organizadores de las protestas con una solicitud de no engañar a la gente, de no generar nerviosismo, ni incitar a conflictos ni enfrentamientos bélicos.

    Los karabulaki pidieron no realizar protestas que pudieran conducir a conflictos y discordias entre los pueblos fraternales.

    "Hay que recordar que fueron precisamente esos métodos (mítines, protestas en masa, etc.) lo que provocó el conflicto de 1992 y la guerra en Chechenia", dice la declaración.

    Además, solicitaron a los residentes de Ingusetia que no sucumbieran a las provocaciones y se unieran en la búsqueda de la paz.

    El origen de las protestas

    El 26 de septiembre, los líderes de Ingusetia y Chechenia, Yunus-Bek Yevkurov y Ramzán Kadyrov, firmaron un acuerdo sobre la definición de la frontera administrativa, que no se había establecido claramente tras el colapso de la URSS.

    El acuerdo prevé el intercambio de territorios deshabitados. Según el documento, una parte del distrito Nadterechny en la región Sunzhenski de Ingusetia debe ser devuelta a Chechenia, mientras que Ingusetia obtiene un territorio equivalente en el distrito checheno de Malgobek.

    Yevkurov subrayó que se trata de tierras agrícolas despobladas.

    Sin embargo, el acuerdo provocó protestas en la región Sunzhenski de Ingusetia, donde se trazará la línea fronteriza. Los residentes de la zona dijeron que no permitirían la transferencia de sus tierras a Chechenia.

    El 4 de octubre, miles de ingusetios salieron a las calles para protestar contra la adopción del acuerdo. Durante muchos días ocuparon el centro de la capital de Magas, protestando y rezando día y noche.

    Según el diario Kommersant, Yevkurov, cuya candidatura fue aprobada por el Parlamento local en septiembre para el tercer mandato, firmó el acuerdo inesperadamente para la gran mayoría de los ingusetios. La oposición invitó a la gente a protestar en las calles. Fue la gota que colmó el vaso después de los interminables problemas asociados con la corrupción y la pobreza, explicó Izabella Evloeva, una de las participantes de la protesta.

    Según sus palabras, todo empezó cuando un grupo de aficionados en la historia del Cáucaso estaba estudiando los restos de torres antiguas en la región de Sunzhenski y encontró allí a chechenos armados que estaban allanando un camino. Los testimonios fueron publicados en las redes sociales, provocando una ola de indignación en Ingusetia.

    "Nuestra república es la más pequeña del país. Pero aquí estamos 400.000 personas. ¿Dónde viviremos si nos roban la tierra?", se quejaban los manifestantes.

    A pesar de las protestas, el documento entró en vigor el 16 de octubre. Sin embargo, las acciones en Magas atrajeron la atención de la Administración central. El Kremlin instó a las autoridades de Ingusetia a aclarar el contenido del acuerdo a la población.

    Las banderas de Ingusetia y Rusia, entre la gente que reza en el centro de Magas
    © Sputnik / Maxim Blinov
    Las banderas de Ingusetia y Rusia, entre la gente que reza en el centro de Magas
    Kadyrov observa que las decisiones tomadas no infringen los intereses de los residentes de Chechenia o Ingusetia. También hizo hincapié en que las fronteras administrativas no son de ninguna manera las fronteras entre los pueblos fraternales.

    "Somos pueblos fraternales y los límites legales no son importantes para nosotros. Nadie logrará enemistarnos. Confío en que viviremos en armonía, nos desarrollaremos y nos ayudaremos unos a otros", dijo el jefe de Chechenia.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    protestas, historia, musulmanes, Ramzán Kadírov, Ingusetia, Cáucaso, Chechenia, Rusia