14:23 GMT +317 Noviembre 2018
En directo
    El ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia

    Moscú acusa a Londres de cubrir con velo de secretismo incidentes de Salisbury y Amesbury

    © Sputnik / Ekaterina Chesnokova
    Rusia
    URL corto
    Amesbury, escenario de un nuevo envenenamiento en el Reino Unido (48)
    0 30

    MOSCÚ (Sputnik) — Londres se dedica a la especulación informativa y a crear una atmósfera de secretismo en torno a los incidentes de Salisbury y Amesbury para ocultar la verdad, declaró la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova.

    "Por medio de la filtración de especulaciones evidentes y a la vez, la creación de una atmósfera de secretismo en torno a las investigaciones, Londres busca ocultar la verdad y evitar que esta se devele", señaló.

    Según Zajárova, "observamos el flujo colosal de mensajes que generan los medios de prensa de Gran Bretaña, en los que se presentan nuevas y nuevas versiones de lo ocurrido en Salisbury y Amesbury, todas basadas en fuentes extrañas, por momentos contradictorias, que generan una imagen absolutamente confusa".

    "Pero por lo visto tal es la esencia de las filtraciones, es una especie de campaña para ocultar la verdad y la realidad de lo acontecido", expresó.

    La portavoz indicó que en este contexto, la policía encargada de las investigaciones no responde a las solicitudes y se niega a desmentir o confirmar los múltiples rumores.

    Más aquí: Enseñan fotos de posibles sospechosos a testigos clave del envenenamiento en Amesbury

    La representante de la Cancillería añadió que las autoridades británicas presionan políticamente a la policía.

    "Es evidente que la policía lleva a cabo la investigación bajo una fuerte presión política, no hay dudas al respecto, y esto se demuestra con la solicitud insistente, expresada a la parte rusa, de que no se dirija más a la policía", argumentó.

    Zajárova afirmó que la investigación avanza en un contexto de "altas apuestas políticas hechas por Londres a raíz de los incidentes en Salisbury y Amesbury".

    A inicios de marzo pasado, Serguéi Skripal, exoficial de inteligencia militar rusa, reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia, fueron atacados con un agente de acción neuroparalizante en Salisbury.

    Desde el primer momento, el Gobierno británico acusó a Rusia de estar detrás del ataque, aunque Scotland Yard todavía continúa la investigación.

    Moscú rechaza rotundamente las acusaciones al calificarlas de infundadas.

    Además: Cómo los casos 'químicos' quiebran el actual orden mundial

    Según la Cancillería rusa, se enviaron decenas de notas al ente homólogo británico con solicitudes de acceso a la investigación y propuestas de colaborar en las pesquisas, sin embargo, todas fueron ignoradas.

    Posteriormente, el 30 de junio, los británicos Dawn Sturgess y Charlie Rowley ingresaron en el hospital con señales de envenenamiento, tras perder el conocimiento en su domicilio de Amesbury, condado de Wiltshire.

    El 8 de julio, Scotland Yard comunicó que Sturgess pereció, por lo que los detectives británicos empezaron una investigación por asesinato.

    El cuerpo de Sturgess fue incinerado el 30 de julio.

    Mientras, Rowley mejoró y recibió alta médica.

    Más información: Exembajador británico: la OPAQ se convierte en una herramienta de la OTAN

    Las autoridades británicas relacionan la sustancia con la que fueron intoxicados los nacionales británicos con el agente empleado en el ataque contra Skripal y su hija Yulia. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Amesbury, escenario de un nuevo envenenamiento en el Reino Unido (48)

    Además:

    Embajada rusa tiene sospechas en relación a incineración rápida de intoxicada en Amesbury
    Londres tilda de especulación datos sobre identificación de sospechosos por caso Skripal
    Scotland Yard: durante la investigación del caso de Amesbury se recogieron unas 400 pruebas
    Cancillería rusa tacha de "un juego político sucio" la situación en torno a Amesbury
    Etiquetas:
    química, incidente, investigación, María Zajárova, Amesbury, Salisbury, Reino Unido, Rusia