Widgets Magazine
05:52 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    El Su-35 (izquierda) junto con el Su-57 durante un vuelo de demostración

    La 'Flecha' sigilosa del Su-57, a punto de pasar las pruebas finales

    © Sputnik / Mikhail Voskresensky
    Rusia
    URL corto
    6523
    Síguenos en

    La Defensa de Rusia anunció la pronta finalización de las pruebas del misil aire-aire R-37M. El novedoso proyectil de enorme alcance está destinado a atacar cualquier blanco aéreo desde centenares de kilómetros. Y el enemigo ni siquiera sabrá que le ataca hasta que sea tarde.

    En los medios rusos el R-37M, apodado 'Arrow' ('Flecha') en la OTAN a veces lo describen como 'de alcance superlargo' por ser capaz de abatir sus blancos a una distancia mayor de 300 kilómetros. Esta impresionante capacidad se debe a un sistema de puntería innovador, escribe el medio Izvestia.

    La combinación del radar del avión-portador, el sistema de navegación inercial y un radar propio instalado en el misil aumentarán considerablemente las capacidades de los aviones de superioridad aérea rusos, según los expertos citados en la nota.

    El R-37M es una evolución del misil R-37, diseñado en los ochenta para los cazas soviéticos MiG-31. En aquel entonces, un misil de largo alcance era el arma principal de los interceptores rusos contra los bombarderos estratégicos del potencial enemigo.

    A mediados de los 2000 empezó el proyecto de la modernización del misil, y la Defensa rusa optó por ampliar la lista de los portadores del proyectil para incluir a los cazas de cuarta generación Su-30 y Su-35 y el caza de quinta generación Su-57.

    Más: Revelando secretos: las municiones del novedoso caza ruso Su-57

    ¿Cuál es la mayor ventaja del nuevo misil?

    El peculiar método de apuntar, integrado por tres sistemas separados, permite que el R-37M se acerque a su blanco sin revelarse.

    Eso se logra mediante el uso de los radares de los cazas, capaces de detectar su blanco a larga distancia.

    Al captar el blanco, o al conocer sus coordenadas aproximadas —un desarrollo posible en caso de los aviones 'stealth' o bajo efectos de interferencias deliberadas—, el misil se dirige a la zona usando el sistema de navegación inercial, es decir, sin usar su radar, así que no se revela ante el enemigo.

    Tras acercarse a su blanco, el misil activa su propio radar para guiarse y se acelera brevemente a las velocidades hipersónicas —de 6 Mach, o más de 7.000 kilómetros por hora.

    En este momento el piloto enemigo ya recibe la señal de alerta, pero básicamente no tiene tiempo para reaccionar.

    "Los misiles de largo alcance encarnan el concepto del combate aéreo 'más allá del alcance visual' (…) Están destinados a abatir los aviones que esquivan los sistemas de defensa antiaérea; derribar el portador es siempre más eficaz que hacer frente a los misiles ya lanzados", valoró el proyecto el experto ruso Alexéi Leonkov.

    Un 'rival' sueco: Nuevo misil 'asesino de aviones' entra en servicio

    Además:

    Su-57 vs. F-22: comparación entre dos misiles de los cazas de quinta generación
    El Pentágono desarrolla un misil secreto de clase aire-aire
    Nuevo misil chino aire-aire suscita interés de los medios
    "Más allá de la superioridad aérea": los objetivos del caza ruso Su-57
    Etiquetas:
    combate aéreo, misil aire-aire, radares, Su-57, Su-35, Su-30, Ministerio de Defensa de Rusia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik