06:45 GMT +321 Octubre 2018
En directo
    Los presidentes de Francia y Rusia, Emmanuel Macron y Vladímir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel

    Tres razones por las que Europa mira cada vez más hacia Rusia

    © REUTERS / Philippe Wojazer
    Rusia
    URL corto
    6630

    Los líderes de Alemania y Francia, los dos países más influyentes de la Unión Europea, visitaron Rusia en una sola semana. ¿A qué se debe este alto interés? Un periodista del medio danés Berlingske enumera las tres razones más probables de esta "ofensiva diplomática".

    El presidente ruso, Vladímir Putin, se reunió el 18 de mayo con la líder alemana, Angela Merkel, en Sochi. Seis días más tarde, el 24 de mayo, el mandatario galo, Emmanuel Macron, se encontró con su homólogo ruso y participó en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo en el marco de una visita presidencial de dos días.

    ¿Qué objetivos tenían los altos cargos europeos con su visita a Rusia?

    Salvar el acuerdo iraní

    La decisión de EEUU de abandonar el acuerdo nuclear con Irán se vio enfrentada con las críticas desde Rusia y China, pero también desde la UE, escribe el autor de la nota de Berlingske, Simon Kruse.

    Desde Washington amenazaron con sanciones contra aquellos que comercien con Teherán, algo que afectaría a muchas empresas europeas que volvieron con éxito al mercado iraní gracias a la puesta en marcha del acuerdo nuclear en 2015.

    En el tema de Irán, Francia, que ya sufrió una pérdida importante por la retirada forzosa de la empresa Total de un proyecto de gas natural iraní, está del lado de Rusia.

    Te puede interesar: Putin y Macron abogan por preservar el pacto nuclear iraní

    Alemania, además de los riesgos que podría acarrear a los lucrativos contratos iraníes con las empresas europeas, ve la ruptura del acuerdo con Irán como un paso desestabilizador para todo el sistema de no proliferación de armas de destrucción masiva.

    Un enfriamiento en el Atlántico

    Los desacuerdos sobre Irán no son la única grieta en las relaciones entre los países de Europa y su mayor socio, EEUU.

    De los aranceles introducidos contra el acero europeo a la decisión de trasladar la Embajada de EEUU en Israel a Jerusalén, que provocó protestas que fueron reprimidas por Tel Aviv y criticadas por la comunidad internacional, Europa tiene una creciente lista de diferencias con Washington sobre los temas globales, recuerda el autor.

    Sobre el tema: Europa alza la mano contra el instrumento más importante de la superioridad de EEUU

    Moscú está viendo esto y podría estar dispuesto a darle a los países europeos algo que los estadounidenses apenas puedan: el reconocimiento de sus opiniones y un socio. Así, Rusia se ofrece como un socio alternativo para las naciones europeas.

    Por otro lado, algunos en Europa lo perciben como un intento de sembrar el desacuerdo en la alianza estratégica con EEUU.

    La UE, sobre Donald Trump: "Con amigos así, ¿quién necesita enemigos?"

    La seguridad energética

    El gasoducto Nord Stream 2 es otra 'manzana de la discordia' entre Europa y EEUU.

    Mientras Berlín busca hacerse con una fuente estable de gas natural para las décadas venideras, los Estados de orientación pronorteamericana, como Polonia, Ucrania y los países del Báltico, alzan la voz contra el proyecto que busca sacarles de la ecuación del suministro de combustible azul a Europa.

    EEUU, también, está ejerciendo cada vez más presión sobre Alemania para sustituir a Rusia como el proveedor de gas bajo el pretexto de 'evitar la dependencia del Kremlin'.

    Incluso ya mencionaron la posible introducción de sanciones contra los participantes del proyecto.

    Esta presión se percibe en Berlín, pero también en la UE en general, como una injerencia inédita en los asuntos internos y un motivo más para seguir cooperando con Moscú en este y otros proyectos, escribe el autor.

    Más: Los alemanes, franceses e italianos creen que Putin es el líder más fuerte del mundo

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Merkel considera de interés estratégico tener buenas relaciones con Rusia
    Europa alza la mano contra el instrumento más importante de la superioridad de EEUU
    Los BRICS se oponen a las sanciones unilaterales de EEUU contra Irán
    Unión Europea: El nuevo actor fuerte de la guerra comercial
    Etiquetas:
    aranceles, acuerdo nuclear, embajadas, gas, Total, Emmanuel Macron, Angela Merkel, Vladímir Putin, Alemania, Irán, Francia, EEUU, Rusia