01:09 GMT +321 Noviembre 2018
En directo
    El horno Martin-Siemens en la planta de Vyksa

    Rusia se despide de su 'horno mágico'

    © Sputnik / Evgeni Biatov
    Rusia
    URL corto
    6280

    Rusia le ha dicho adiós a los hornos Martin-Siemens que se utilizan principalmente para la fusión y afinado del acero destinado a la fabricación de lingotes.

    El último horno Martin-Siemens ruso, el de la planta de Vyksa, ha detenido sus trabajos, informa el diario Vzglyad.

    "La industrialización de la época de Stalin, la lucha contra el fascismo, la restauración de la industria tras la guerra y su crecimiento constante, todo esto fue gracias a los hornos Martin-Siemens. De ahí salían ferrocarriles, tanques, proyectiles, locomotoras, barcos, tractores, etc.", cuenta Iván Andrievski, primer vicepresidente de la Unión de Ingenieros de Rusia.

    Los hornos de Martin-Siemens se encuentran entre los principales 'héroes' de la Gran Guerra Patria (1941-1945).

    "Los Martin-Siemens de los años 40 dieron blindajes a nuestros tanques de la Gran Guerra Patria. A pesar de la pérdida de los valiosos depósitos de manganeso y molibdeno, al comienzo de la guerra, esta armadura permitió que nuestros ases de los tanques resistieran con éxito ante las hordas de vehículos blindados fascistas", dice Maxim Judalov, director del grupo de calificaciones corporativas ACRA.

    Soldados del Ejército Rojo de la URSS examinan un horno Martin-Siemens en 1933
    © Sputnik / Georgi Zelma
    Soldados del Ejército Rojo de la URSS examinan un horno Martin-Siemens en 1933
    Es más, los hornos Martin-Siemens permitieron a la URSS crear una industria siderúrgica independiente.

    "En un período difícil, cuando tanto el potencial técnico como el potencial económico del país estaban a un nivel bajo, fueron los hornos Martin-Siemens, con su falta de pretensiones y tolerancia a los errores y la escasez de personal, los que nos permitieron alcanzar y superar a los países occidentales de alguna manera. Sin los hornos Martin-Siemens compraríamos automóviles y equipos extranjeros, incluidas las armas, tal y como están haciendo muchos países avanzados de Europa, Asia y Oriente Medio", dijo Judalov.

    En los años 50 y 60, el metal ultrapuro de los hornos Martin-Siemens permitió a los aviones a reacción soviéticos proteger el cielo de los bombarderos y naves espía enemigos, y más tarde llevar al espacio al primer cosmonauta, Yuri Gagarin.

    Este 'horno mágico' es una de las invenciones más importantes del siglo XIX y su autor es el metalúrgico francés Pierre Martin. Hoy en día, el trabajo de la metalurgia con los hornos Martin-Siemens se considera obsoleto. En la Unión Europea, las últimas mil toneladas de metal que se fundieron con este sistema se produjeron en 2010. Sin embargo, en Ucrania y la India esta maquinaria todavía sigue en funcionamiento.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Sopa de acero: chef ruso prepara un plato al estilo metalúrgico
    Cómo la URSS ganó la carrera supersónica
    La batalla que acabó con el sueño de Hitler de una guerra relámpago contra la URSS
    Etiquetas:
    industria metalúrgica, historia, Iósif Stalin, URSS, Rusia