10:39 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Theresa May, primera ministra del Reino Unido

    Politólogo: Londres ha sido elegida por Occidente para una "misión especial"

    © AFP 2018 / Simon Dawson
    Rusia
    URL corto
    El caso del exespía ruso Skripal, intoxicado en Salisbury (175)
    16181

    Grigori Trofimchuk, presidente del fondo de investigación Workshop of Eurasian Ideas y experto en política exterior, defensa y seguridad, habló a Sputnik acerca de la posición británica en el caso del envenenamiento del exagente doble ruso Serguéi Skripal en Londres.

    Theresa May, primera ministra del Reino Unido
    © REUTERS / Parliament TV handout via Reuters
    El experto consideró que a juzgar por la tendencia demostrada por el Reino Unido, Londres ha sido "elegida por Occidente para una misión psicológica especial". Dicha misión, de acuerdo con Trofimchuk, es superar "la última barrera psicológica y acusar abiertamente no solo a Rusia, sino personalmente al presidente Vladímir Putin" de llevar a cabo acciones contra Occidente, de las cuales "no tienen y jamás tendrán cualquier prueba".

    Trofimchuk consideró que Londres casi ha logrado su último objetivo con las acusaciones contra el líder ruso, de no ser por "algunas reservas lingüísticas". El experto se refiere a la reciente declaración de Boris Johnson, ministro de Exteriores británico, de que es "sumamente probable" que Putin haya ordenado el ataque contra Skripal.

    Le puede interesar: Quién se beneficia del caso Skripal mientras se culpa a Moscú

    El politólogo destacó que Occidente seguramente no tiene ninguna prueba de las acusaciones que lanzan contra Rusia y su mandatario.

    "No tienen ninguna prueba. Si las tuvieran, simplemente se les enviaría una lista de todos los certificados y documentos legales al Kremlin. Al atravesar esta última barrera psicológica, Occidente está buscando una razón para tratar de poner una parte significativa de los grandes países del mundo contra Moscú"

    El experto subrayó, sin embargo, que la postura adoptada por el Reino Unido puede generar graves complicaciones alrededor del globo.

    "Londres y Washington están caminando por un campo minado", concluyó el politólogo.

    El 4 de marzo, Serguéi Skripal y su hija Yulia fueron hallados inconscientes en el banco de un parque en las cercanías de un centro comercial en la ciudad británica de Salisbury. Ambos continúan en estado crítico y están siendo tratados por una posible exposición a una sustancia de acción neuroparalizante.

    Le puede interesar: Exagente del MI5 comenta los detalles sobre el intento de asesinato de Skripal

    Skripal fue reclutado por el servicio secreto británico MI6 cuando servía en las Fuerzas Armadas rusas en los años 90. En 2006 la justicia rusa lo condenó a 13 años de cárcel por espionaje; cuatro años después fue canjeado junto con otros dos espías por 10 personas detenidas en EEUU. El Reino Unido acogió a Skripal y le concedió la ciudadanía británica, según confirmó Scotland Yard.

    El 14 de marzo, la primera ministra británica, Theresa May, responsabilizó a Moscú de lo ocurrido en Salisbury y anunció, como represalia, la expulsión de 23 diplomáticos rusos y la cancelación de todos los contactos de alto nivel entre ambos países.

    Lea más: Lavrov explica qué está detrás de las acciones de Londres en el caso Skripal

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    El caso del exespía ruso Skripal, intoxicado en Salisbury (175)

    Además:

    Las tensiones con Rusia vuelven a recordar el discurso apocalíptico de la reina del Reino Unido
    El verdadero trasfondo detrás de las acusaciones del Reino Unido a Rusia
    Corbyn pide pruebas a May del origen del gas nervioso
    Etiquetas:
    espionaje, envenenamiento, Serguéi Skripal, Theresa May, Vladímir Putin, Reino Unido, Rusia