04:37 GMT +312 Diciembre 2019
En directo
    Vladímir Putin, presidente de Rusia, en Dresde, Alemania (archivo)

    Putin se sincera sobre su pasado como agente de la KGB

    © Sputnik / Dmitry Astahov
    Rusia
    URL corto
    0 120
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Rusia, Vladímir Putin, reveló que el Comité para la Seguridad del Estado, o más comúnmente KGB, la agencia de inteligencia soviética, le preparó para operar como agente encubierto en el extranjero.

    En el documental 'Putin' del reconocido periodista Andréi Kondrashov, el mandatario desveló que en la academia de la KGB era conocido con el nombre en clave "Platov".

    "El responsable de la preparación nos ponía seudónimos (…) Y es que ninguno de los que asistían a los entrenamientos debía saber tu nombre verdadero", dijo Putin en la segunda parte del documental que fue publicado en las redes sociales.

    Entre 1985 y 1990 Putin trabajó en la ciudad de Dresde en la antigua Alemania Oriental (RDA) como director de la Casa de la Amistad URSS-RDA.

    "Las clases para formar agentes encubiertos eran individuales, frente a frente solo con el maestro", confesó Putin.

    Los agentes encubiertos operan en el extranjero con identidad falsa y sin una cobertura diplomática que les permita eludir largas penas de cárcel en el caso de ser descubiertos.

    Asalto del Teatro Dubrovka

    El presidente ruso, Vladímir Putin, reveló que tomó personalmente la decisión de asaltar el Teatro Dubrovka de Moscú, donde los terroristas habían tomado como rehenes a más de 900 personas en octubre de 2002, para evitar que fuesen asesinados por los terroristas en plena Plaza Roja.

    "Nadie más podía tomar esa decisión", dijo el presidente.

    Este hecho trascendió en la segunda parte del documental 'Putin', realizado por el periodista Andréi Kondrashov y publicado en redes sociales.

    Según reveló Putin en el documental, los terroristas no iban a liberar a los rehenes.

    "Lo que planeaban era subirlos en un autobús y llevarlos hasta la Plaza Roja donde empezarían a matarlos, arrojando sus cuerpos por las ventanas para influir así sobre las autoridades del país", explicó.

    Putin dijo que no podía permitirse eso de ninguna manera y adoptó la decisión de preparar el asalto sin más demora.

    El mandatario relató que las fuerzas especiales inyectaron gas somnífero por los conductos de ventilación del edificio.

    El asalto comenzó a las 5.35 del 26 de octubre de 2002 —casi tres días después de irrumpir los terroristas en el teatro— y terminó con la eliminación de los atacantes y la liberación de los rehenes que quedaron vivos.

    Como consecuencia del ataque terrorista perdieron la vida 130 rehenes.

    "Lamentablemente, murieron muchas personas, pero no por los tiroteos que hubo ni por los efectos del gas, sino por no saber cómo actuar en aquella situación", comentó el presidente.

    Putin explicó que había suficientes antídotos pero no se consiguió suministrar a todas las personas.

    "A algunos les hicieron hasta dos o tres inyecciones y a otros ni una sola… Lo investigamos minuciosamente, pero es difícil juzgar a alguien porque uno arriesgaba su vida durante el asalto", explicó Putin.

    Lea también: "Hay agentes rusos infiltrados": así lucha el servicio de inteligencia de Rusia contra el terrorismo

    Según agregó, el número de víctimas mortales pudo haber sido mucho mayor si no se hubiera hecho nada.

    Además:

    Putin: nadie imaginaba que la OTAN fuera a estar a las puertas de Rusia
    Putin rechaza comentar cuántos atentados se han organizado en su contra
    "Dormía con una escopeta al lado": Putin habla sobre su vida en la Rusia de los 90
    Putin revela la causa del hundimiento del submarino ruso Kursk
    Putin revela qué une a su abuelo, Lenin y Stalin
    Etiquetas:
    agentes, película, KGB, Andréi Kondrashov, Vladímir Putin, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik