En directo
    Vladímir Putin (archivo)

    ¿Es posible provocar la III Guerra Mundial con un chiste malo sobre Putin?

    © Sputnik / Mikhail Metzel
    Rusia
    URL corto
    5325

    El anfitrión de la 90 edición de los premios Oscar, el cómico y presentador estadounidense Jimmy Kimmel, ha dado un toque político al evento más esperado de Hollywood con una broma sobre la supuesta injerencia rusa en los asuntos de EEUU.

    "Pues, ahora, al menos sabemos que Putin no ha manipulado esta competición, ¿verdad?", exclamó después de que la película 'Icarus' del estadounidense Bryan Fogel, dedicada al escándalo de dopaje en Rusia, ganara el Oscar al mejor documental.

    Las palabras de Kimmel han generado una oleada de reacciones y bromas en Twitter.

    "Qué patético. Me acuerdo cómo en la ceremonia de 2002 todos se pronunciaban contra la guerra. Este año, los Oscar incitan a la III Guerra Mundial. Qué triste. Los liberales son los nuevos 'halcones de guerra'", lamentó el periodista Caleb Maupin.

    "Vaaaale. Esta es la razón por la que nadie ve esta mierda", declaró, a su vez, la periodista y columnista del periódico canadiense Toronto Sun, Candice Malcolm.

    ​"Los titulares de mañana: Kimmel instiga a la III Guerra Mundial con una broma sobre Putin", bromeó el usuario @DaveFromChitown.

    ​El documental 'Icarus' se basa en las afirmaciones de Grigori Ródchenkov, informante de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), acerca del supuesto apoyo institucional al dopaje en el deporte ruso.

    El propio Ródchenkov se trasladó a EEUU después de que el laboratorio antidopaje de Moscú fuera suspendido por la WADA y denunció en mayo de 2016 una práctica de dopaje presuntamente institucionalizada en Rusia. El informante acusó de dopaje a 15 medallistas de los Juegos Olímpicos (JJOO) de Invierno de Sochi 2014, algo que desencadenó una investigación de la WADA que llevó a la suspensión de parte de los deportistas rusos de los JJOO de Río de Janeiro 2016.

    Lea más: "El informante de WADA es un imbécil"

    En diciembre de 2017, el Comité Olímpico Internacional prohibió a la selección rusa participar en los JJOO de Pyeongchang 2018 bajo la bandera nacional pese a no haber encontrado pruebas del llamado 'dopaje institucional' del que se acusaba a Rusia.

    Además:

    Rusia califica de infundadas las acusaciones de la supuesta injerencia en elecciones de EEUU
    El Kremlin lamenta que todo hackeo se atribuya a Rusia
    Rusia tiene pruebas suficientes para refutar las denuncias de Ródchenkov sobre el dopaje en Sochi 2014
    Washington decide ahorrarse $120 millones en lucha contra la injerencia en elecciones
    Etiquetas:
    broma, premio Oscar, dopaje, deporte, WADA, Vladímir Putin, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik