En directo
    Rusia
    URL corto
    114
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Australia se sumó a Gran Bretaña y Estados Unidos que responsabilizan a Rusia del ciberataque con un virus encriptador bautizado NotPetya que provocó daños por miles de millones de dólares a lo largo del mundo en junio pasado.

    "El Gobierno de Australia condena el comportamiento de Rusia, que representó graves riesgos para la economía global, las operaciones y los servicios gubernamentales, la actividad empresarial, así como la seguridad y el bienestar de las personas ", declaró el ministro australiano de Aplicación de Leyes y Ciberseguridad, Angus Taylor.

    Más temprano se pronunciaron en el mismo sentido el Foreign Office británico y la Casa Blanca, que interpretan el ataque como otro intento de Rusia por desestabilizar Ucrania.

    Por su parte, el Kremlin rechazó de plano las acusaciones, por infundadas, y las calificó como una continuación de la campaña contra Rusia.

    El virus NotPetya comenzó a propagarse desde el territorio de Ucrania aprovechando un problemas de seguridad de Microsfot Windows, según el equipo belga de seguridad informática CERT.

    Lea más: Rusia entrega a EEUU propuesta de acuerdo para prevenir ciberataques

    La compañía rusa Group-IB, especializada en la prevención e investigación de ciberdelitos, descubrió que el ataque del virus NotPetya/ExPetr y el del programa de extorsión BadRabbit, que afectó a medios de comunicación y empresas financieras de Rusia, así como a  infraestructuras en Ucrania en octubre de 2017, fueron lanzados por un mismo grupo de hackers. 

    Además:

    Empresa de ciberseguridad Group-IB entrega a Interpol materiales sobre el virus BadRabbit
    Moscú: medios occidentales planean acusar a Rusia de ciberataques en JJOO 2018
    La UE obliga a las empresas a informar cuando un usuario es hackeado
    Etiquetas:
    hackeo, virus, Rusia, Australia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook