En directo
    Rusia
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El ataque contra las bases militares rusas en Siria es un intento de sembrar la discordia entre Rusia y sus aliados en la lucha contra el terrorismo, declaró Serguéi Zhelezniak, del Comité de Relaciones Internacionales de la Duma rusa (Cámara Baja).

    "El lanzamiento de drones desde el territorio de la gobernación de Idlib que debe controlar Turquía es un intento de provocar tensión entre Rusia y nuestros aliados en la lucha contra los terroristas en la región", dijo el parlamentario.

    Zhelezniak se mostró convencido de que Rusia y Turquía estudiarán cuidadosamente el incidente y juntas tomarán las medidas necesarias para prevenir ataques semejantes.

    El político no descartó que otras provocaciones se emprendan en el futuro y señaló que "debemos estar listos".

    El parlamentario consideró que detrás del ataque que, en su opinión, tenía como objetivo averiguar la eficacia de los sistemas antiaéreos de las bases militares rusas estarían los servicios de inteligencia extranjeros.

    Lea también: El Pentágono ignora los detalles sobre el ataque contra Hmeymim y Tartus

    También lo prueba el nivel de las tecnologías utilizadas por los terroristas, aseguró.

    "Es evidente que hay que buscar a los involucrados en ese incidente entre las fuerzas destructivas dentro de Siria y en los países no interesados en la resolución pacífica del conflicto, que cortejan a los terroristas y recurren a las provocaciones a lo largo de toda la operación antiterrorista que llevan a cabo Rusia y el Ejército sirio con el apoyo de Turquía e Irán", afirmó.

    El Ministerio ruso de Defensa reportó que la noche del 5 al 6 de enero se frustró un intento de los terroristas de atacar con drones la base aérea en Hmeymim y la base naval de Tartus, en Siria.

    Se detectaron 13 drones que se acercaban a las instalaciones militares rusas.

    Rusia lanzó en septiembre de 2015 una ofensiva aérea en Siria a solicitud del presidente Bashar Asad.

    Le puede interesar: ¿Qué falta para que los terroristas tengan sus propios cazabombarderos?

    Después de que el 6 de diciembre el Estado Mayor General de Rusia anunciara que todos los territorios controlados antes por los terroristas de Daesh (autodenominado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países) en Siria fueron liberados, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó un recorte del contingente ruso emplazado en el país árabe.

    Sin embargo, las fuerzas rusas mantienen su presencia en la base aérea de Hmeymim y en el puerto de Tartus y podrán enviar refuerzos en caso de necesidad.

    Además:

    "Los terroristas en Siria no pudieron haber manejado los drones sin la ayuda externa"
    ¿Quién patrocina los ataques con drones en Hmeymim y Tartus?
    Ministerio de Defensa ruso: el ataque contra la base Hmeymim fue apoyado por uno de los países desarrollados
    Ministerio de Defensa de Rusia: mueren dos militares en un ataque contra la base aérea Hmeymim
    Etiquetas:
    provocaciones, drones, ataque, base militar, Siria, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook