En directo
    Rusia
    URL corto
    1220
    Síguenos en

    Desde el punto de vista de un observador externo, el turismo en Rusia se especializa en ciertos tipos específicos: cultural, extremo o "rojo" —vinculado con la gloria de la URSS—. En el sector de los balnearios, Rusia parece que no está muy presente. Pero hay toda una cultura nacional sobre estos lugares de descanso.

    A pesar de que en el sur de Rusia no faltan ciudades costeras —como las urbes de Crimea o Sochi—, el país no figura en las listas de los mejores destinos de playa. Países más cálidos y con más experiencia y dedicación en desarrollar sus playas siguen estando por delante de Rusia en este ámbito.

    Sin embargo, aparte de relajarse bajo el sol o practicar el esquí, la verdadera especialidad de Rusia es el sector de lo que llaman 'sanatorios', que difieren en muchos aspectos de los 'spas' extranjeros.

    ¿Qué es un sanatorio?

    En términos generales, un sanatorio en Rusia es una entidad médico-turística especializada en curar y prevenir el desarrollo de enfermedades mediante una combinación de factores curativos naturales y procedimientos médicos.

    Es importante aquí captar la diferencia, ya que en Europa y en las Américas el fenómeno de los sanatorios no alcanzó nunca tanta envergadura y nivel de especialización como en el Imperio ruso, la URSS y la Rusia contemporánea.

    Un sanatorio no es un hotel para descansar ni un hospital para tratarse. Es una entidad singular en la frontera de las dos; es un lugar donde uno va para fortalecer la salud y no enfermarse.

    Los sanatorios están basados en factores naturales benefactores para la salud, sea el clima, la naturaleza pura, el agua mineral o la combinación de varios de ellos. Para esto se ha creado un sistema de alojamiento, alimentación, seguimiento médico y ocio para los pacientes.

    El territorio del sanatorio Mashuk Aqua-Therm, considerado entre los más desarrollados del país

    Aunque hay muchas semejanzas tanto con el negocio hostelero como con el funcionamiento de los hospitales, los factores naturales son una rama de conocimientos única en la que los sanatorios rusos acumularon una experiencia histórica colosal.

    La cuna de los sanatorios rusos

    La región sureña rusa de Stávropol, o, más precisamente, la zona especial protegida de las Aguas Minerales del Cáucaso (abreviada en ruso Kavminvodi) alberga un territorio sumamente único por sus diferentes factores naturales, idóneos para recuperar las fuerzas y fortalecer la salud.

    En esta zona relativamente compacta, dotada de un clima suave, hay más de un centenar de fuentes naturales de agua mineral, muy diferentes en su composición, y, como consecuencia directa, varios tipos de barros curativos, aptos para los usos medicinales y cosmetológicos.

    Vea también: Barroterapia, una tradición medicinal de Crimea de lo más efectiva (fotos)

    Desde el inicio, esta riqueza natural atrajo la más alta atención hacia la región: ya en 1717 el zar ruso Pedro el Grande ordenó investigar las fuentes de agua mineral para su potencial uso. Su nombre oficial —Aguas Minerales del Cáucaso— lo recibió ya en 1803 por orden del emperador ruso Alejandro I.

    El estudio de las propiedades de este singular territorio llevó al surgimiento de los centros científicos rusos especializados en la investigación de los balnearios. Es aquí, en la ciudad de Piatigorsk, donde en 1920 se abrió el Instituto de Investigaciones Científicas de Balneología, cuya actividad tiene su origen en las expediciones de la Sociedad de Balneología de Rusia, fundada en 1863.

    El monumento Arpa de Eolo en Piatigorsk en una tarde nubosa
    © Foto : Anya Deyanova
    El monumento Arpa de Eolo en Piatigorsk en una tarde nubosa

    Varios siglos de desarrollo culminaron en 1,5 millones de pacientes que visitaron la zona en 1990, una cantidad considerable para un territorio relativamente pequeño.

    Los proyectos de desarrollo industrial alcanzaron un ritmo casi amenazador para la naturaleza de la región, y en 1992 el Gobierno ruso decidió restringir las actividades industriales en Kavminvodi.

    La montaña Beshtau vista desde la montaña Mashuk en Piatigorsk
    © Foto : Anya Deyanova
    La montaña Beshtau vista desde la montaña Mashuk en Piatigorsk

    Ahora el territorio goza del estatus de una región ecológica y balnearia protegida por la Federación de Rusia y está gobernada por su propia administración.

    ¿Por qué buscan los rusos las aguas minerales?

    Las aguas minerales de la región dejaron su huella en la historia y hasta en la lengua rusa.

    Los protagonistas de la literatura clásica mencionan a menudo su deseo de "ir a las aguas"; se trata precisamente de la región de Aguas Minerales del Cáucaso, que se fomentaron en la cultura nacional como el lugar adonde los rusos iban a fortalecer la salud.

    Durante más de tres siglos aquí se estudiaron y se emplearon varias composiciones del agua mineral que forma una parte crucial del tratamiento de los pacientes.

    Entre las fuentes de agua figuran los manantiales ricos en dióxido de carbono, sulfuro de hidrógeno, radón (gas noble radiactivo), nitrógeno y metano, sales y álcalis, y muchas otras composiciones naturales.

    Conoce un lugar en Latinoamérica con aguas minerales: Epecuén, el pueblo argentino que resurgió de las aguas (fotos, vídeos)

    Todos estos recursos hídricos están reunidos en un territorio de unos 5.465 kilómetros cuadrados: lo que equivale en extensión al doble de Moscú (2.561), la mitad de Chipre (9.251) y entre los dos Estados más pequeños de EEUU, Rhode Island (4.002) y Delaware (6.452).

    La alta diversidad de las aguas minerales permite a los sanatorios locales tratar básicamente cualquier enfermedad. Para cualquier caso, ya sea unas articulaciones debilitadas, una piel problemática o rehabilitación tras una cirugía, los médicos pueden aplicar una composición mineral correspondiente.

    Una fuente de agua mineral en el sanatorio Russ

    Las propiedades curativas del agua mineral —estudiadas durante décadas y probadas científicamente— combinadas con el aire puro, el clima suave, una dieta adecuada y tratamientos médicos regulares pronto ponen de pie a cualquiera.

    Y el rápido desarrollo de la industria turística en Rusia ya permite no solo recibir servicios médicos de alta calidad, sino también gozar de todos los avances contemporáneos de la hostelería: alojarse en habitaciones de categoría y recibir los mismos servicios spa adicionales, tan populares en los balnearios internacionales.

    La habitación para 'el relajamiento psicológico' en el sanatorio Zori Stavropolia
    © Foto : Ilya Sinus
    La habitación para 'el relajamiento psicológico' en el sanatorio Zori Stavropolia

    El rumbo de desarrollo de los sanatorios rusos

    En las Aguas Minerales del Cáucaso operan docenas de sanatorios con diferentes perfiles de especialización. La mayoría de ellos existe desde los tiempos de la URSS, muchos han pasado por reformas considerables y otros se han construido desde cero ya en la Rusia contemporánea.

    Los sanatorios se centran cada uno en el tratamiento de distintas enfermedades, así, aunque tengan una infraestructura parecida estarán especializados en unas u otras simplemente en función de las fuentes de agua mineral de las que dispongan.

    En lo que sí coinciden, sin embargo, es en la alta cualificación del personal sanitario. El negocio de los balnearios en Rusia se rige por licencias y certificaciones, y todos los empleados médicos deben verificar sus conocimientos regularmente, como los empleados de los hospitales tradicionales.

    No se lo pierda: Clínica con alma rusa abre sus puertas en Guatemala (fotos)

    También hay una regla que se mantiene estrictamente: no se vende alcohol en ningún sanatorio, y aunque los gerentes no pueden prohibir a los vacacionistas que lo consuman en sus habitaciones, no está permitido hacerlo en los lugares públicos de los centros.

    Una típica sala de deporte de los sanatorios de las Aguas Minerales de Cáucaso
    © Foto : Ilya Sinus
    Una típica sala de deporte de los sanatorios de las Aguas Minerales de Cáucaso

    Para orientarse, se pueden destacar tres tipos de sanatorios rusos:

    • Los sanatorios económicos orientados al mercado nacional. A menudo se remontan al período soviético o al inicio de la década de los noventa. Como regla, son entidades asequibles, comparables a los hoteles de dos o tres estrellas, y especializados en el tratamiento de enfermedades concretas. Gozan de popularidad entre los pacientes particulares, pero también entre las grandes empresas industriales que, históricamente, envían a sus empleados allá para descansar y mejorar la salud.
    • Los sanatorios de clase media que visitan tanto rusos como pacientes extranjeros. Estos sanatorios de origen soviético han pasado por renovaciones importantes en cuanto al alojamiento y los equipos médicos. Suelen ser más universales y disponen de recursos y medidas para tratar un amplio espectro de enfermedades.
    • Finalmente, los sanatorios de primera clase, comparables en el confort con los mejores hoteles. Son estas entidades las que podrían resultar de mayor interés para los turistas extranjeros.

    En su mayoría, tienen una infraestructura y unos equipos médicos más modernos, y están diseñados, desde el inicio, para cumplir las expectativas de los clientes más exigentes.

    Están orientados a albergar tanto a pacientes como a vacacionistas tradicionales de cualquier edad y ofrecen todo el espectro de servicios spa al mismo nivel o superior que los de balnearios renombrados.

    Vistas sobre las montañas desde el sanatorio Russ
    Vistas sobre las montañas desde el sanatorio Russ

    Al mismo tiempo, al alcanzar el mismo nivel de confort que el de los buenos hoteles, esos sanatorios no sacrificaron su calidad de atención médica.

    Para ellos, el tratamiento sigue siendo una prioridad indiscutible y no un servicio adicional para los clientes.

    En este sentido, merece la pena mencionar el sanatorio Russ, ubicado en la ciudad de Yesentukí, que dispone de una clínica otorrinolaringológica ultramoderna propia, considerada entre las mejores de la región y que representa un rival hasta para las clínicas moscovitas.

    Los equipos médicos de la clínica adyacente al sanatorio Russ
    © Foto : Ilya Sinus
    Los equipos médicos de la clínica adyacente al sanatorio Russ

    Al ofrecer un nivel de servicio competitivo, estos sanatorios albergan a menudo a vacacionistas extranjeros.

    Por eso la mayoría de los empleados y una gran parte de los médicos habla inglés, y si se requiere el dominio de otros idiomas, recurren a la Universidad Estatal de Piatigorsk (hasta 2016 más conocida como Universidad Lingüística de Piatigorsk), que goza de renombre nacional por su alto nivel de formación.

    ¿Cómo ingresar en un sanatorio?

    Para llegar a un sanatorio ruso, además de hacer una reserva, hay que tener en cuenta ciertas cosas.

    Ante todo, es necesario elegir un sanatorio correspondiente a las necesidades del paciente. Es importante si aprovecha el tratamiento ofrecido, pero si va como vacacionista es menos estricto.

    Así, como se trata de un servicio médico además de turístico, es necesario proporcionar información médica a los doctores, aunque sea sin traducción al ruso.

    En Rusia, a los pacientes les prescriben un balneario concreto los médicos de los hospitales. Esta prescripción, destinada a los empleados del sanatorio, contiene la información sobre la enfermedad del paciente y la lista de tratamientos médicos que necesita.

    Los extranjeros, asimismo, deben presentar información vigente sobre las dolencias que padecen y los tratamientos recibidos. Los médicos del sanatorio se encargarán de recibir al paciente y asignarle los análisis necesarios.

    Una cámara isobárica en la clínica adyacente al sanatorio Russ
    © Sputnik /
    Una cámara isobárica en la clínica adyacente al sanatorio Russ

    Otro asunto importante es la accesibilidad logística. La ciudad local de Mineralnie Vodi tiene su propio aeropuerto para vuelos nacionales e internacionales, pero es necesario destacar que actualmente no hay muchos vuelos directos desde Europa, Oriente Medio o el Norte de África, la mayoría de las aerolíneas hacen escala en Moscú.

    No obstante, la apertura del moderno aeropuerto internacional Plátov de Rostov-del-Don —la mayor ciudad del sur de Rusia— podría mejorar la situación con el transporte y facilitar las escalas rumbo a Kavminvodi. Pero para que eso ocurra se necesita demanda internacional.

    Le puede interesar: Crimea, la meca del turismo ruso, lista para recibir a turistas extranjeros (fotos)

    Las distancias y los trámites fronterizos, hacen que los extranjeros conozcan poco la cultura de los sanatorios en Rusia, lo que supone un gran obstáculo para el desarrollo de este tipo de turismo nacional.

    Mientras casi todo el mundo ha oído hablar de Karlovi Vari en Chequia o de Baden-Baden en Alemania, por no hablar de los destinos de playa latinoamericanos, europeos y asiáticos, los sanatorios rusos todavía permanecen en una notable oscuridad.

    1 / 3
    La zona de piscina del sanatorio Mashuk Aqua-Therm
    Los directores de los sanatorios en las declaraciones a Sputnik coinciden en lamentar que los turistas de Europa y de otras regiones del mundo suelen visitar regularmente los balnearios marítimos ya conocidos y se han acostumbrado a los mismos destinos y servicios cada año, sin considerar opciones más exóticas en este ámbito.

    Debido a este desconocimiento apenas se consideran los sanatorios rusos como una alternativa interesante e inusual, o incluso saludable, que también puede servir de pretexto adicional para conocer la cultura y la historia de Rusia —por ejemplo, como parte de un gran viaje por el país—. Mejor aún si Rusia se abre desde un lado inesperado para un extranjero como un viable destino médico-turístico digno de aprovechar.

    Casi cada región de Rusia tiene sanatorios, desde el Cáucaso y Siberia hasta el Ártico y las montañas de Altái, y si uno quiere experimentar en primera persona una Rusia exótica, es una buena oportunidad para combinar lo placentero con lo saludable y aventurarse a conocer las enigmáticas tierras del oso ruso.

    Un teleférico que puede llevarte a los misterios de Rusia. ¿Te atreverías a tomarlo?
    © Foto : Anya Deyanova
    Un teleférico que puede llevarte a los misterios de Rusia. ¿Te atreverías a tomarlo?

    Además:

    San Petersburgo gana dos prestigiosos premios turísticos
    Dombái: una reserva única en plenas montañas
    Arjánguelsk, las puertas de Rusia (fotos)
    Turismo ultrasecreto en Rusia: cosmódromos y centrales nucleares
    La vida más allá de Moscú y San Petersburgo: las ciudades rusas que deberías conocer (vídeos)
    Etiquetas:
    turismo en Rusia, fotos, balnearios, medicina, turismo, Stávropol, Cáucaso, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook