En directo
    Coche de policía rusa

    La oleada de 'terrorismo telefónico' que recorrió Rusia provino mayoritariamente de Siria

    © Sputnik / Natalia Siliverstova
    Rusia
    URL corto
    224

    MOSCÚ (Sputnik) — La mayor parte de los falsos avisos de ataques terroristas en Rusia procedieron de territorio sirio, declaró a Sputnik el viceministro de Interior ruso, Ígor Zúbov.

    "La parte fundamental de las llamadas procedían de lugares de concentración de los terroristas en Siria; además, entre los sitios más comunes estaban Turquía, Ucrania, EEUU y Canadá", informó el alto funcionario.

    Considerando la cantidad de llamadas, señaló el vicetitular, "podemos decir que en su esencia, se trató de un ciberataque contra Rusia".

    Según Zúbov, los daños causados por este tipo de terrorismo ascienden a "varios miles de millones de rublos".

    En total fueron abiertas cerca de 3.000 causas penales en lo que va de año, comentó.

    "Por primera vez nos enfrentamos a un ataque tan masivo, en este período se detectaron 2.700 casos de este tipo, respecto a los cuales se abrieron causas penales", detalló.

    Una oleada de avisos falsos de bomba se desató en Rusia el 11 de septiembre, desde entonces más de 2,4 millones de personas fueron evacuadas en 186 ciudades rusas (250.000 de Moscú) por el bautizado como "terrorismo telefónico".

    En ninguno de los casos los cuerpos de seguridad confirmaron la veracidad de las amenazas.

    De acuerdo con las estimaciones del Servicio Federal de Seguridad, solo en Moscú el daño provocado por los falsos avisos de bomba asciende a unos 2,5 millones de dólares. 

    Además:

    Evacuan por aviso de bomba un centro comercial adyacente al Kremlin
    Evacuan el Teatro Bolshói de Moscú por un aviso de bomba
    Evacuan 18 centros comerciales y hoteles por avisos de bomba al noreste de Moscú
    Disminuyen en Rusia las llamadas con falsas amenazas de bomba
    Etiquetas:
    bombas, falsa alarma, llamadas, Siria, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik