03:29 GMT +314 Diciembre 2017
En directo
    Piloto ruso

    Anatomía de una interceptación: cómo los pilotos rusos ahuyentan a los aviones de EEUU

    © Sputnik/ Dmitry Vinogradov
    Rusia
    URL corto
    1682

    Últimamente los pilotos rusos de la defensa antiaérea pasan mucho tiempo en el aire dado que los aviones de la OTAN merodean frecuentemente cerca de las fronteras de Rusia y se comportan de una manera cada vez más descarada y tenaz, escribe el periodista ruso Andréi Kots en un artículo para Sputnik.

    La interceptación es el complejo truco que los pilotos rusos realizan ante sus colegas occidentales cada vez que sus aviones se acercan a las fronteras de Rusia. Lo hacen de una manera profesional y dando muestras de su sangre fría.

    El caso más reciente se produjo el 2 de diciembre. Según la cadena CNN, en aquella ocasión, un caza Su-30 realizó una interceptación insegura del avión estadounidense P-8A Poseidon sobre las aguas del mar Negro.

    De acuerdo con el Ministerio de Defensa de Rusia, el avión estadounidense volaba a una alta velocidad hacia la frontera de Rusia. Posteriormente, un Su-30 se acercó al P-8A Poseidon para determinar el modelo de la aeronave y su origen. Finalmente, el aparato estadounidense se alejó de la frontera de Rusia y el Su-30 regresó a su base.

    Varios analistas han afirmado en repetidas ocasiones que el principal objetivo de los vuelos realizados por las aeronaves de la OTAN es comprobar qué complejos utiliza Rusia y cuán rápidamente pueden reaccionar a una amenaza. 

    Las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia reaccionan a cada "visita" con la máxima rapidez, escribe Kots. En primer lugar, lo hacen porque los otros países no tienen por qué conocer una información tan importante y, además, nunca se sabe qué orden o qué intenciones tiene una aeronave extranjera desconocida cuando se acerca a las fronteras rusas. Es decir, es una cuestión de seguridad nacional.

    Como regla general, la interceptación de un avión se realiza de la siguiente manera.

    "Ante todo, es necesario acompañar al avión extranjero. El caza ruso se acerca al blanco y vuela en paralelo a él. Durante esta fase, el piloto necesita identificar al avión-infractor y transmitir toda la información posible del aparato a tierra. Después, el piloto interceptor empieza a llamar la atención de su colega extranjero. Para ello realiza una inclinación hacia la derecha y después hacia la izquierda como si pudiera mover sus alas y dijera: '¡Miren estoy aquí!'. Con este acto el piloto también muestra los misiles de clase aire-aire que se encuentran bajo sus alas", explicó el general mayor ruso Vladímir Popov, citado por Kots.

    En caso de que el infractor no responda, el caza ruso aumenta la velocidad y adelanta al avión infractor. Cuando el piloto esté seguro de que puede ser observado desde la aeronave infractora, hace una inclinación en dirección contraria a la frontera rusa como si le dijera al visitante que es hora de alejarse. 

    Lea más: La actividad de los aviones estadounidenses en las fronteras rusas supera los límites razonables

    "Nunca sabemos quién y qué investiga cerca de nuestras fronteras. (…) Es posible que nos provoquen deliberadamente para que después los políticos occidentales declaren que el 'oso ruso' no sabe comportarse en los cielos", dijo Popov.

    Al referirse al incidente del 2 de diciembre, el experto destacó que el piloto del Su-30 llegó a cortar la trayectoria del P-8A Poseidon e impidió su vuelo con su rastro de aire solo porque este último había ignorado todas sus señales y advertencias anteriores.

    En caso de que no sea tan fácil de espantar al infractor, el piloto interceptor puede intentar cortar la trayectoria de la aeronave extranjera de nuevo y, paralelamente, solicitar la ayuda de otro piloto para presionar al inesperado visitante desde ambos laterales.

    Sin embargo, si esta medida tampoco intimida al piloto extranjero y este llega a cruzar la frontera, los dos interceptores realizan maniobras claras para obligar al infractor a aterrizar en un aeródromo ruso.

    "Otro escenario consiste en que un piloto enseñe la tarjeta amarilla al avión extranjero y abra fuego a lo largo de la trayectoria del infractor", escribe Kots. 

    Si bien este último método casi nunca se aplica actualmente, Andréi Kots destaca que se conocen casos de pilotos soviéticos que tuvieron que emplearlo. El 28 de noviembre de 1973 el avión iraní RF-4C cruzó la frontera aérea de la URSS. Un caza ruso MiG-21SM pilotado por Gennadi Eliseev disparó un misil a lo largo de la trayectoria del RF-4C y cuando vio que esta maniobra tampoco daba resultado lanzó un nuevo misil para derribar a la aeronave iraní. 

    Dado que el segundo misil no pudo alcanzarlo, el piloto recibió la orden de aniquilar al avión a toda costa porque se desconocía qué armas portaba y cuál era su objetivo. 

    Lea también: ¿Se acerca la guerra entre EEUU y Rusia?

    "En estas condiciones, Eliseev decidió usar su última carta e impactó con su aeronave contra la parte baja del avión intruso. A causa de este incidente, el piloto soviético murió y los tripulantes de la aeronave iraní fueron apresados en tierra después de que se eyectaran de su aeronave".

    Además:

    Lituania confirma que cazas de la OTAN escoltaron aviones rusos
    Cazas rusos interceptan ocho veces aviones espías
    El Ministerio de Defensa de Rusia comenta el incidente con los cazas de la OTAN en el Báltico
    Etiquetas:
    fronteras, intercepción, vuelos, aviones, OTAN, Rusia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik