En directo
    Dos aviones ruso de quinta generación Su-57 vuelan durante el Salón Aeroespacial Internacional MAKS 2017

    Cara a cara con la quinta generación de cazas: testimonio de un piloto ruso

    © Sputnik / Ramil Sitdikov
    Rusia
    URL corto
    0 461

    Los avances tecnológicos introducidos por el F-22 Raptor y sus sucesores modernos han sido analizados minuciosamente. No obstante, los testimonios de los propios pilotos son algo más raros en el ámbito mediático. El portal Popmech rectificó esta 'injusticia' al hablar con el piloto de pruebas que voló los primeros prototipos del caza ruso Su-57.

    El piloto Serguéi Bogdán, condecorado como Héroe de Rusia, realizó el primer vuelo en el entonces T-50, el primer prototipo de caza ruso de quinta generación.

    Por su experiencia con básicamente todos los aviones de este tipo de fabricación rusa, Bogdán posee una visión única de cómo avanzaron las tecnologías aeronáuticas entre las dos generaciones.

    Peculiaridades del pilotaje

    "En comparación con la cuarta generación, como los Su-27 y MiG-29, el Su-57 es mucho más fácil de manejar", asegura Bogdán, coronel del Ejército ruso en la reserva.

    Antes, mucho dependía del propio piloto, que debía tener en cuenta las limitaciones del vuelo. Básicamente, "sentía en su propio cuerpo los límites que no debía cruzar", detalló.

    Ahora el sistema de manejo integrado es capaz de respetarlos automáticamente, y para bien: durante maniobras extremas, características de los nuevos cazas, el pilotaje resultaría "un proceso muy exigente".

    Le puede interesar: "Se lo advertí": aviador ruso habla sobre el piloto estadounidense fallecido en el área 51

    Al mismo tiempo, los cazas rusos Su-30SM y Su-35 adoptaron parcialmente las mismas tecnologías, y su manejo ya es más confortable, así que la transición de los pilotos hacia los Su-57 no será difícil, opinó.

    Exigencias para el piloto

    Una de las diferencias más significativas entre las dos generaciones es la potencia aumentada de los motores.

    Antes, los aviones podían alcanzar sobrecargas de 9g solo por unos segundos. Los cazas más avanzados son capaces de mantener este régimen de vuelo durante minutos, y "durante todo este tiempo el piloto debe estar consciente y controlar la situación". Para eso, se requiere un debido entrenamiento físico.

    El volumen de conocimientos necesarios también se ha disparado, estima Bogdán.

    En tiempos de la cuarta generación, los aviones disponían de unos diez tipos de armas y requerían dominar tres operaciones básicas: ataque contra tierra, ataque contra aire con misiles guiados y ataque contra aire con cañón.

    "El arsenal del Su-57 reúne unas cincuenta armas totalmente diferentes con medidas de puntería distintas: de localización por TV, por radar, contra blancos terrestres, marítimos… Y a veces se debe sumar a todo esto la distribución de los blancos entre su escuadrón", enumera el piloto.

    Su-57, caza ruso de quinta generación
    © AP Photo / Misha Japaridze
    El flujo de datos es tan enorme que requirió cambiar cómo se presenta la información para el piloto.

    En Rusia, los científicos del Instituto de Medicina Espacial se unieron con los diseñadores aeronáuticos, los pilotos de prueba y los pilotos militares para optimizar los algoritmos de gestión.

    "Los aviones más modernos se destacan por un pilotaje un poco auxiliar. Al apuntar las armas, el piloto puede dejar de manejar el caza, y el algoritmo automáticamente vuelve el avión a una trayectoria segura —vuelo horizontal y sin virajes—. Usar las armas tiene prioridad", explica el coronel.

    El 'despido' de los humanos

    La transición hacia los aviones de combate no tripulados es muy probable, aunque no será inmediata, estima Bogdán. Primero, los pilotos humanos irán acompañados por drones y los manejarán en combate. Poco a poco las tecnologías avanzarán lo suficiente, convirtiendo al piloto en un operador terrestre.

    "Los pilotos existen para cumplir las tareas, no para cometer actos heroicos y recibir condecoraciones. Si se pueden cumplir las tareas sin la participación humana, pues lo hará la máquina", predice el experto.

    Otro aspecto a considerar son las crecientes capacidades técnicas de las aeronaves. En un futuro próximo, la velocidad y la capacidad de maniobrar de los aparatos aéreos será peligrosa físicamente para los humanos.

    De esta manera, no se descarta que los cazas polivalentes de quinta generación de hoy sean quizás las últimas aeronaves diseñadas exclusivamente para pilotos humanos. 

    Lea también: La inteligencia artificial ya sabe pilotar aviones de combate

    Además:

    El novedoso caza ruso de quinta generación Su-57 realiza su primer vuelo bajo nuevo nombre
    Los F-35A, por fin declarados con "plena capacidad operativa"
    El T-50 ruso no tiene rivales
    Vídeo: el F-22 también sabe de acrobacias aéreas
    El MiG-35 "fue diseñado para combatir el F-35 estadounidense"
    Ensayan nuevo motor para el caza de quinta generación ruso T-50 (vídeo)
    Etiquetas:
    quinta generación, avión de caza, pilotaje, aviones, armamento, Su-57, Su-35, MiG-29, Su-30, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik