En directo
    Maqueta del satélite ruso Glonass (archivo)

    Rusia y China, más cerca de arrebatar a EEUU el monopolio del GPS

    © Sputnik / Vladimir Baranov
    Rusia
    URL corto
    13771

    Los avances en materia de cooperación entre los sistemas de navegación por satélite ruso y chino, Glonass y Beidou, permitirán a ambos países utilizarlos en cualquier punto del planeta y pondrán en jaque a estadounidenses y europeos, informó a Sputnik Andréi Ionin, miembro de la Academia Rusa de Astronáutica.

    Ionin calificó la integración de los grupos de satélites ruso y chino como la garantía de que "ni los estadounidenses ni sus vasallos europeos" podrán amenazar a Moscú y a Pekín con sus propios sistemas de navegación por satélite.

    "[Washington] puede hacer lo que quiera con su GPS, apagarlo o lo que le venga en gana: ya no afectará a quienes usen Glonass y Beidou", destacó el experto.

    El 15 de agosto se dio por finalizada la prueba conjunta de estos dos sistemas de navegación en la futura Nueva Ruta de la Seda. Los especialistas rusos y chinos analizaron unos 10.000 kilómetros de carreteras y  observaron cómo respondían los sistemas de navegación y con qué precisión lo hacían.

    ​"Los satélites de China se lanzan de manera sistemática porque el país todavía carece de los necesarios para controlar todo el globo. Los 30 satélites que tendrán en el espacio para 2020 serán suficientes para cumplir con sus objetivos en materia militar".

    Por otra parte, el experto señaló que "para fines civiles 30 satélites son pocos porque en entornos urbanos, donde se concentra la mayor cantidad de quienes usan estos servicios, se necesitan entre 50 y 55". De modo que la suma de ambos sistemas permitirá llegar a esa cifra.

    Ionin subraya que esta estrecha cooperación garantiza la independencia de Rusia y China de terceros países.

    "A este grupo de satélites se le puede llamar como se quiera. Grupo de satélites ruso-chino, grupo de satélites de la OCS, de los BRICS… Lo importante es que será un grupo independiente. Por eso cuando esté operativo todos los países que quieran usarlo no tendrán razones para temer represalias por parte de los estadounidenses o de sus vasallos europeos".

    En caso de conflicto entre Rusia, China o sus aliados con Estados Unidos, todos aquellos que utilicen los sistemas de navegación por satélite Glonass y Beidou "ya no sufrirán de ninguna forma", algo de suma importancia para quienes temen la imposición de restricciones estadounidenses, sobre todo en cuanto al uso de su GPS.

    Según Ionin, que se pueda mejorar la precisión de este sistema integrado —algo puesto a prueba a principios de agosto—, es de alta importancia para el futuro, ya que de ella depende el éxito del transporte no tripulado como pueden ser caravanas de camiones sin conductores, asegura el experto.

    Lea más: Glonass prevé crear un complejo espacial orbital

    El éxito de la integración de Glonass y Beidou garantizará a los ciudadanos rusos y chinos el acceso a la navegación por satélite durante las décadas venideras. "Por eso la importancia de este proyecto es mayúscula", concluye Ionin.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Rusia y China avanzan en sincronización de sistemas de navegación Glonass y Beidou
    Rusia equipará con el sistema ERA-Glonass a todos los nuevos automóviles
    La Ruta de la Seda, el polígono de pruebas para Glonass y Beidou
    Glonass prevé crear un complejo espacial orbital
    Etiquetas:
    GPS, cooperación, BeiDou, GLONASS, China, Rusia