En directo
    Rusia
    URL corto
    3220
    Síguenos en

    Vladímir Putin, presidente de Rusia, aprovechó los pocos días calurosos del verano ruso para tomarse un helado, durante su visita al Salón Aeroespacial Internacional MAKS 2017.

    Acompañado de su numerosa delegación, Putin se acercó a un puesto de helados para refrescarse durante la feria aeroespacial. Tras elegir el sabor deseado, el mandatario ruso pagó por su dulce con un billete de mil rublos —cerca de 17 dólares—.

    Mientras la vendedora buscaba cambio, el líder ruso decidió invitar a toda su delegación a comer helados y luego pidió la cuenta total para asegurarse de que quedara todo pagado.

    Ante la duda, el director de Rostec, Serguéi Chemezov, le dió un billete de 5.000 rublos —unos 85 dólares— a la vendedora.

    "El lucro de Rostec ese año ha sido de unos 80.000 millones, ¿no? Puede permitirse entonces el lujo de comprar un helado por 5.000", bromeó Putin.

    A finales de 2016, en el marco de la Cumbre del G20, el presidente de Rusia llevó una caja de helados rusos como regalo a su homólogo chino, Xi Jinping. Curiosamente, tras este regalo las ventas de helados rusos se dispararon en el país asiático.

    Lea más: China importa 700 toneladas de helado ruso en un año

    Además:

    La cocina de Putin, secreto presidencial
    Helado, champú y hasta mate: las cosas que no te imaginabas que exporta Rusia
    Empresario moscovita crea un polémico helado 'solo para hombres'
    Etiquetas:
    Serguéi Chémezov, helado, Salón Aeroespacial Internacional MAKS 2017, Vladímir Putin, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook