Widgets Magazine
En directo
    Submarino nuclear ruso de clase Akula (archivo)

    Descubra los submarinos de la Armada rusa del futuro

    © AP Photo / Dmitry Lovetsky
    Rusia
    URL corto
    3290

    El nuevo programa estatal de armamento para los años 2018-2025, que entrará en vigor en enero de 2018, reducirá los costos del equipamiento de la Armada rusa pero, a la vez, Moscú continuará modernizando su flota, indicó el experto militar Iliá Krámnik, en un artículo para Lenta.ru.

    De acuerdo con el columnista, el rearme de la flota submarina es el objetivo prioritario de la Armada de Rusia. Según Krámnik, el programa clave, independientemente de cuál sea la situación económica del país eslavo, es la modernización de las Fuerzas Nucleares Estratégicas de Rusia. Además de los portamisiles de fabricación soviética, la Armada cuenta con tres cruceros de misiles submarinos del proyecto 955 Borei, que entraron en servicio en 2013 y 2014. Además, cinco sumergibles más entrarán en servicio entre los años 2018 y 2021.

    El experto militar subrayó que debido a la "parálisis" en las relaciones entre Moscú y Washington, existe el riesgo de que ambos países no prorroguen el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START, por sus siglas en inglés) hasta el 5 de febrero de 2021. De este modo, Rusia probablemente tenga que sustituir los últimos portamisiles soviéticos 667BDRM por nuevos submarinos para mantener su potencial nuclear.

    Actualmente, la Armada rusa cuenta con 26 submarinos polivalentes pertenecientes a seis proyectos distintos. Sin embargo, la mitad de los sumergibles rusos está en fase de reparación, mientras que solo seis u ocho submarinos nucleares —entre ellos, los portamisiles del proyecto 949A y los 'cazadores submarinos' de los proyectos 971, 945 y 671RTMK— están listos para el combate, indicó Krámnik. Al mismo tiempo, Rusia necesita al menos dos docenas de sumergibles en estado de alerta permanente para satisfacer las necesidades a las que se enfrenta el país.

    Más aquí: El 'asesino de portaviones' ruso cambiará el balance de fuerzas en el océano mundial

    En cuanto a los sumergibles de tercera generación, se prevé que en los próximos años Rusia reduzca su número. Según informó Krámnik, lo más probable es que en la Armada solo queden cuatro submarinos portamisiles 949A modernizados, además de seis 'cazadores' del proyecto 971.

    Armada de Rusia
    © Sputnik /
    Asimismo, entre los años 2018 y 2022, seis sumergibles nucleares del proyecto 885M Yasen-M se unirán al submarino insignia K-560 Severodvinsk, adquirido por la Armada en 2013. Al mismo tiempo, debido a las limitaciones económicas, Rusia tendrá que renunciar a la modernización y reparación de los submarinos 945 Barracuda. Además, la Armada tuvo que reducir de 12 a entre ocho y 10 el número de submarinos de los proyectos 971 y 949A que van a ser modernizados.

    En lo que respecta a los 'asesinos de portaviones' del proyecto 949A, serán equipados con 72 lanzadoras universales para misiles de crucero Kalibr y Oniks, en lugar de las 24 lanzadoras de misiles pesados PKR P-700 del complejo Granit.

    Vídeo: Submarino de la Flota Rusa del Pacífico dispara un misil de crucero durante ejercicios  

    Dos submarinos nucleares del proyecto 949A, el K-132 Irkutsk y el K-442 Cheliábinsk, así como dos sumergibles del proyecto 971 —el K-461 Volk y el K-328 Leopard— ya están en proceso de reparación. Sin embargo, los expertos militares opinan que el costo de los trabajos de modernización de estos buques soviéticos es comparable al de la fabricación de un nuevo buque nuclear, debido a que los sumergibles de los proyectos soviéticos no estaban diseñados para ser sometidos a una modernización tan profunda.

    El experto detalló también que, además de la fabricación en serie de los sumergibles de nueva generación, en los próximos años, la industria submarina rusa también podría fabricar dos o tres submarinos del proyecto 885M Yasen equipados con armas y sistemas de propulsión menos costosos.

    Además, Rusia ya está lista para comenzar la construcción de submarinos atómicos estratégicos de quinta generación del proyecto Husky —según la clasificación de EEUU—. Se espera que el submarino insignia sea botado a partir de 2020.

    Lea más: "Rusia poseerá armas sin homólogos en todo el mundo"

    En cuanto a los submarinos diésel diseñados para operar en los mares Báltico, Negro, Mediterráneo y del Japón, así como cerca de las costas de los océanos Ártico y Pacífico, podrían ser sustituidos por los submarinos del proyecto 636. La Armada de Rusia ya hizo un pedido para adquirir 12 sumergibles de esta clase, y podría adquirir más submarinos 636 en un futuro próximo.

    Inicialmente, los sumergibles propulsados por diésel tenían que ser sustituidos por los submarinos del nuevo proyecto Kalina. Así, en 2016, una fuente de los altos mandos de la Armada de Rusia informó a Sputnik que "el proyecto Kalina está sin lugar a dudas vigente" y que las nuevas naves se fabricarían en los Astilleros del Almirantazgo, en San Petersburgo. Sin embargo, el 28 de junio de 2017, el vicealmirante de la Armada, Víctor Bursuk, declaró en el Salón Naval Internacional que Rusia planea fabricar dos submarinos del proyecto 677, sin mencionar a los Kalina.

    Krámnik también sugirió que al final de la próxima década, la Armada rusa contará con entre 12 y 18 submarinos del proyecto 636 y entre 6 y 9 sumergibles de nueva generación equipados con sistemas de propulsión capaces de funcionar sin aire, lo que aumentará considerablemente la autonomía de las naves.

    Además:

    Mientras el enemigo 'se ahoga': Las ventajas de los submarinos anaeróbicos rusos
    Así serán los submarinos rusos de quinta generación
    Rusia terminará antes de 2020 la serie de submarinos para su Flota del Pacífico
    Naviera OSK se declara lista para fabricar submarinos nucleares de nueva generación
    Etiquetas:
    renovaciones, submarinos, Armada de Rusia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik