00:31 GMT +318 Noviembre 2018
En directo
    El presidente ruso, Vladímir Putin con  su homólogo chino, Xi Jinping

    Rusia y China apoyarán investigación del uso de armas químicas en Siria

    © Sputnik / Mikhail Klimentiev
    Rusia
    URL corto
    260

    MOSCÚ (Sputnik) — Moscú y Pekín respaldarán los esfuerzos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y de la ONU para investigar el uso de armas químicas en Siria, reza una declaración conjunta de los presidentes de ambas naciones sobre la situación en el mundo y los problemas internacionales de importancia.

    "En cuanto a las cuestiones relacionadas con las armas químicas en Siria, todas las partes —siempre y cuando respeten la soberanía de Siria— deben apoyar los esfuerzos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas y de las estructuras correspondientes de la ONU en la realización de una investigación amplia e independiente para obtener pruebas irrefutables, esclarecer las circunstancias y llegar a unas conclusiones que sean probadas por los hechos y el tiempo", dice el texto de la declaración de Vladímir Putin y Xi Jinping.

    Asimismo Rusia y China abogan por respetar la soberanía de Siria y solucionar la crisis en el país árabe por la vía diplomática.

    "Las partes subrayan la necesidad de respetar la soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial de Siria y llaman a solucionar la crisis siria por los medios político-diplomáticos a través de un diálogo amplio sin condiciones previas y la intervención externa", dice el texto de la declaración.

    Agrega que los dos mandatarios abogan por buscar una solución "que corresponda al carácter específico de la situación en Siria y tome en consideración las preocupaciones de todos los bandos de este conflicto".

    La nota añade que los líderes de Rusia y China apoyan los esfuerzos conjuntos en la lucha contra el terrorismo en Siria que se aplican en coordinación con la ONU.

    Además, aprecian el papel positivo que desempeñan las consultas de Astaná y Ginebra para el cese de las hostilidades y la violencia en todo el territorio del país árabe.

    Problema norcoreano

    Rusia y China instan a todos los actores a contribuir a una distensión en la península coreana, dice la declaración de los líderes ruso y chino.

    "Las partes están preocupadas por los problemas crecientes en la península coreana, incluyendo el problema nuclear, y hacen hincapié en que todos los países deben actuar con calma y moderación y contribuir a una distensión", dice el documento.

    Se señala que Rusia y China están "comprometidas con la desnuclearización de la península coreana y subrayan que el diálogo y las consultas son la única manera eficaz de resolver los problemas de la península".

    "Las partes llaman a otros países interesados a responder positivamente a los esfuerzos de Rusia y China para reiniciar el diálogo y las negociaciones sobre los problemas de la península y desempeñar un papel constructivo en su resolución", de acuerdo con la declaración.

    El documento indica que Moscú y Pekín coinciden en que "es necesario establecer un mecanismo de garantías de seguridad regional lo más pronto posible con el fin de garantizar la paz y la estabilidad a largo plazo".

    La declaración conjunta destaca que "como miembro de la ONU, Corea del Norte debe cumplir plenamente las resoluciones correspondientes del Consejo de Seguridad de la ONU".

    Situación en Afganistán

    Rusia y China están preocupadas por la intensificación de la actividad de los terroristas en Afganistán, dice la declaración conjunta.

    "Las partes expresan preocupación por la propagación y la intensificación de la actividad de las organizaciones terroristas y extremistas en el territorio de Afganistán, ante todo por el aumento de la influencia del brazo afgano de la organización terrorista internacional Estado Islámico (Daesh en árabe, proscrita en varios países incluida Rusia)", dice el texto del documento. 

    Putin y Xi llamaron a las autoridades afganas y los donantes internacionales a intensificar los esfuerzos para mejorar la situación política, económica y de seguridad en el país y expresaron la disposición a prestar la ayuda necesaria.

    Además "expresan apoyo a la reanudación de la labor del grupo de contacto de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) y Afganistán encaminada a desempeñar un papel constructivo en el proceso de paz afgano", señala la declaración.

    Más aquí: Expresidente afgano acusa a EEUU de empeorar la situación en Afganistán

    Rusia y China alertaron también del aumento de la amenaza terrorista en Asia Central y se declararon dispuestos a cooperar con los países de la región para afrontarla. 

    Militarización del espacio

    Rusia y China constatan el creciente peligro de la militarización del espacio, señala una declaración conjunta aprobada por los presidentes ruso y chino, Vladímir Putin y Xi Jinping.

    "Las partes coinciden en que existe un creciente peligro de la militarización del espacio y de su conversión en zona de confrontación militar", dice el documento aprobado al término de la visita del mandatario chino a Rusia.

    Los líderes ruso y chino advierten que el desarrollo de esa tendencia "alterará la estabilidad estratégica y amenazará la seguridad internacional".

    Ante esta situación, Rusia y China subrayan la importancia de lanzar un proceso negociador y elaborar documentos jurídicos a partir del proyecto ruso-chino de tratado sobre la prohibición de armas en el espacio, uso de la fuerza o amenaza con usarla contra objetos espaciales.

    Este proyecto renovado fue presentado en la Conferencia sobre Desarme celebrada el 10 de junio de 2014 en Ginebra.

    "Es importante además promover el compromiso político de no ser el primero en emplazar armas en el espacio, lo que responde a los objetivos recogidos en el proyecto ruso-chino y a la tarea de impedir la militarización del espacio", destaca el documento.

    El actual Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre (1967) prohíbe emplazar armas de destrucción masiva en el espacio y militarizar la Luna y otros cuerpos celestes.

    El presidente chino, Xi Jinping, concluye este 4 de julio su visita de dos días a Rusia con la firma de varios acuerdos.  

    Ruta Marítima del Norte

    El uso conjunto de los ferrocarriles rusos por China y Rusia puede contribuir al desarrollo de la Ruta Marítima del Norte, declaró el presidente ruso, Vladímir Putin.

    "Vemos un gran potencial en el empleo conjunto de la Ruta Marítima del Norte, con los ferrocarriles Transiberiano y Baikal-Amur", dijo Putin al término de las negociaciones con el presidente chino, Xi Jinping.

    El líder ruso indicó que este proyecto es acorde a la iniciativa china de la Nueva Ruta de la Seda.

    "La iniciativa del líder chino merece una atención especial y Rusia la apoyará con todos los medios", agregó.

    Putin expresó la certeza de que los dos proyectos de gran envergadura contribuirán a la intensificación del comercio, la modernización de la producción, la creación de nuevos empleos y el desarrollo de las regiones de Rusia y China.

    La llamada Ruta Marítima del Norte o Ruta Marítima del Ártico, es la ruta de navegación más corta entre Europa y Asia-Pacífico, mientras los ferrocarriles rusos Transiberiano y Baikal-Amur conectan la parte europea de Rusia y China.

    Propuesta por China, la iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda busca construir una red de infraestructuras y comunicaciones y crear una plataforma de cooperación económica que conecte a decenas países de Asia, Europa y África reeditando las antiguas vías comerciales de la Ruta de la Seda.

    Despliegue de escudo antimisiles en Asia

    El despliegue del escudo antimisiles en la región asiática perjudica los intereses de seguridad estratégica de los países regionales, según una declaración conjunta de los presidentes de Rusia y China, Vladímir Putin y Xi Jinping.

    Los dos líderes "están preocupados por la situación con el escudo antimisiles, algunos países desarrollan y despliegan unilateralmente el sistema de defensa antimisiles –bajo el pretexto de la llamada amenaza de misiles– en Europa y en la región de Asia y el Pacífico lo que daña los intereses de seguridad estratégica de los países de la región, en particular de Rusia y China", dice el documento aprobado al término de la visita del mandatario chino a Moscú.

    Se precisa que Rusia y China "se oponen enérgicamente a esta política" que afecta negativamente al equilibrio estratégico regional e internacional, la estabilidad y la seguridad, así como mina los esfuerzos político-diplomáticos multilaterales en la lucha contra la proliferación de misiles y tecnologías correspondientes.

    Ambos países, agrega el texto, "llaman a todos los miembros de la comunidad internacional a respetar y tener en cuenta los intereses de seguridad de otros Estados (…) y mantener conjuntamente el equilibrio estratégico global y la estabilidad".  

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Director general de la OPAQ condena el uso del gas sarín en Jan Sheijun
    Canadá destinará $1,9 millones adicionales para la investigación de la OPAQ en Siria
    Los terroristas en Siria están preparando una provocación con armas químicas
    Etiquetas:
    declaración, armas químicas, Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), ONU, Xi Jinping, Vladímir Putin, China, Rusia