En directo
    Rusia
    URL corto
    9191
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, afirmó que la presencia de "provocadores" durante una manifestación no autorizada en Moscú implicaba peligro para ciudadanos.

    A la pregunta de si el Kremlin ve alguna amenaza en las protestas como las celebradas el 12 de junio en Moscú y otras ciudades de Rusia, Peskov dijo que no, siempre y cuando sean manifestaciones acordadas con las autoridades, como prescribe la ley.

    "Lo que sí es peligroso para la gente son las provocaciones", dijo el portavoz.

    Peskov añadió que "un grupo de provocadores, sus acciones representaron un peligro para ciudadanos en Moscú", donde decenas de miles de personas celebraban el 12 de junio el Día de Rusia.

    "Es peligroso, y los cuerpos de seguridad están tomando las medidas necesarias en relación con esos provocadores", afirmó. 

    El portavoz de la Presidencia rusa apuntó que "los agentes de cuerpos de seguridad hicieron lo que la ley demandaba de ellos para garantizar el orden público.

    Según la policía, más de 150 personas fueron detenidas el 12 de junio durante una manifestación no consensuada con las autoridades en la calle Tverskaya, en el centro de Moscú.

    La protesta reunió a unas 4.500 personas, según el Ministerio del Interior.

    En San Petersburgo fueron detenidos 500 manifestantes de un total de 3.500 personas que tomaron parte en una marcha no coordinada con el ayuntamiento.

    También hubo detenidos durante manifestaciones anticorrupción en otras ciudades de Rusia, pero a menor escala.

    El Comité de Investigación de Rusia anunció la apertura de un caso penal contra un manifestante que había rociado un aerosol de pimienta a un antidisturbios de la Guardia Nacional en Moscú.

    El ayuntamiento de la capital rusa había autorizado a los partidarios del opositor ruso, Alexéi Navalni celebrar un mitin en la avenida Sájarov, adonde acudieron unas 1.800 personas.

    El propio Navalni anunció la decisión de trasladar la manifestación a Tverskaya, tras afirmar que a los organizadores les ponen trabas en el montaje de equipos de megafonía en el lugar acordado.

    Las autoridades de la capital rusa desmintieron su acusación y calificaron de provocación el cambio de lugar del mitin.

    Navalni fue detenido cuando salía del portal de su casa y condenado más tarde a 30 días de arresto por un tribunal de Moscú que le declaró culpable de haber infringido el reglamento establecido de mítines y manifestaciones.

    Jurista de profesión y bloguero, Navalni se hizo popular por sus denuncias de corrupción y fue uno de los activistas más visibles durante las protestas multitudinarias de 2011 y 2012 en Moscú, una de las cuales derivó en graves choques con policías y desórdenes públicos.

    En 2013, fue el segundo candidato a alcalde más votado en las elecciones celebradas en la capital rusa.

    Lea más: Unos 2,5 millones de personas participaron en las celebraciones del Día de Rusia en Moscú

    El opositor tiene dos penas suspendidas: una, de cinco años de cárcel, por malversación en la maderera Kirovlés y la otra, de 3 años y 6 meses de prisión, por la estafa a la empresa Yves Rocher, pero niega los delitos que se le imputan y sostiene que las acusaciones contra él son políticamente motivadas.

    Además:

    El Kremlin declara su respeto al derecho de los ciudadanos a expresar su opinión
    Etiquetas:
    protestas, detenidos, provocaciones, Día de Rusia, Dmitri Peskov, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook