En directo
    Rusia
    URL corto
    72º aniversario de la victoria sobre el nazismo (112)
    190
    Síguenos en

    La Gran Guerra Patria, como se conoce en la historiografía rusa a la Segunda Guerra Mundial, implicó un hito fundamental para la construcción de la identidad soviética y rusa, lo que se vio reflejado en el pensamiento y en la producción cultural, dijo a Sputnik el historiador Martín Baña.

    Baña, catedrático de Historia de Rusia en la Universidad de Buenos Aires, comentó que la Gran Guerra Patria "fue de suma importancia" para todos los pueblos que integraban la Unión Soviética. Todo habitante de ese país "estuvo involucrado de alguna manera u otra" en el conflicto.

    "No había ningún ciudadano ruso que no tuviese ningún pariente cercano o lejano involucrado en la guerra. Hay que pensar que la Segunda Guerra Mundial dejó en la URSS un saldo de prácticamente 25 millones de muertos entre civiles y militares y eso afectó notablemente a la vida de las personas", indicó el también investigador del CONICET —Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina—.

    El rol crucial que tuvieron las tropas del Ejército Rojo en la lucha contra el nazismo marcó la identidad de la Rusia contemporánea. A criterio de Baña, "la Segunda Guerra Mundial juega un papel muy importante en la construcción de la memoria histórica", sobre todo después de la desintegración de la URSS.

    Fotos: El asalto de Berlín de 1945, recreado en las cercanías de Moscú

    En ese momento, comentó, hubo "una crisis identitaria muy fuerte". Para sanar una "identidad lastimada", se comenzaron a realizar búsquedas. Uno de los elementos centrales de este proceso "es sin dudas" la Gran Guerra Patria.

    "De alguna manera fue un mito fundacional para la identidad nacional soviética y rusa. Algunos prefirieron hacer hincapié en el sufrimiento, en las pérdidas materiales o en los motivos que llevaron a que cientos de miles de soldados a pelear contra el nazismo. Otros, más en el nacionalismo, en el componente nacional y esa victoria de los soviéticos sobre los nazis", explicó el historiador.

    Esta importancia se vio reflejada en una encuesta realizada con motivo de los 60 años del final de la guerra (2005). En ese momento, "prácticamente el 90% de los rusos coincidían en afirmar que la victoria de la URSS sobre la Alemania nazi había sido el acontecimiento más grande de toda la historia del siglo XX".

    El pueblo soviético de aquel entonces era parte de una sociedad "que estaba movilizada para la guerra". Durante el período bélico, se dejaron de lado ciertos elementos que habían caracterizado a la Unión en ese momento. El internacionalismo propagado por la URSS quedó en suspenso, con la disolución de la Internacional Comunista.

    "Resurgen otros valores que en apariencia estarían un poco en contra del comunismo, por ejemplo el propio nacionalismo o un acercamiento a la Iglesia Ortodoxa para reforzarlo, o la introducción o la revalorización de los valores militares. De hecho el propio Stalin va a ser valorado como un jefe militar, a pesar de los grandes errores que tuvo sobre todo al inicio de la guerra", valoró el especialista.

    Combatientes y civiles aportaron al esfuerzo para luchar contra el nazismo. Los artistas y pensadores no fueron excepción y "pusieron su disciplina al servicio de la guerra". Muchos fueron evacuados de las ciudades más cruentamente asediadas, como Moscú o Leningrado, y llevados a otras zonas más seguras donde podían seguir su producción artística.

    "Todas las producciones artísticas se vieron bastante beneficiadas por la guerra porque todos los esfuerzos estaban concentrados en el conflicto bélico. Entonces ahí hubo un cierto relajamiento en el control a las producciones estéticas", comentó el historiador.

    En el campo musical, compositores como Dmitri Shostakóvich, Nikolái Miaskovski o Serguéi Prokófiev plasmaron el sufrimiento del pueblo en sus melodías. La sinfonía Leningrado de Shostakóvich es una de las músicas más representativas de esta época, inspirada en el cerco que sufrió por más de dos años la ciudad, escenario de una de las batallas más sangrientas del frente oriental.

    Las sinfonías 6 y 7 de Prokófiev, conocidas como 'Sinfonías de la Guerra' pueden interpretarse como "los sufrimientos padecidos por el pueblo ruso" en la contienda. Sin embargo, "otra interpretación latente de esa sinfonía puede ser justamente el cuestionamiento o la crítica que compositor hace de la dirigencia soviética".

    "Un arte que bastante importante en la época soviética es la poesía. Entre los poetas se destaca el recientemente fallecido Evgeni Yevtushenko, quien un poco a tono con el discurso más oficial del momento hace una celebración del coraje de la valentía y de los valores más positivos que tuvo el pueblo ruso en esa guerra", indicó Baña.

    Tema:
    72º aniversario de la victoria sobre el nazismo (112)

    Además:

    'Llama eterna': un mexicano recupera condecoraciones de los héroes soviéticos (fotos)
    La historia a través de un lente de cámara: las legendarias fotos de Evgueni Jaldéi
    Los '13' de Leningrado: los héroes que dieron sus vidas por la ciencia
    Etiquetas:
    Gran Guerra Patria, Martín Baña, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook