En directo
    Bandera de Rusia en la Plaza Roja en Moscú

    Cómo EEUU ha demonizado la imagen de Rusia

    © Sputnik / Kirill Kallinikov
    Rusia
    URL corto
    4240

    Los periodistas estadounidenses, los cuales contribuyen a formar la opinión pública, eligieron hace mucho tiempo a Rusia como la contraparte de Estados Unidos. El columnista Stephen Boykewich, en su artículo para The New York Times, trató de indagar las raíces de este fenómeno.

    Los críticos de Rusia quedaron atrapados en una "historia sobre ángeles y demonios" desde hace mucho tiempo. Se trata de la tradición de demonizar a Moscú y contraponerla a Estados Unidos, país que lucha por el "destino de la humanidad", escribe el periodista.

    A partir de la aprobación de la Doctrina Truman en 1947 hasta la disolución de la URSS en 1991, Washington describió a Moscú no solo como un rival geopolítico, sino como un enemigo espiritual, señala Boykewich.

    Los periodistas y las autoridades del país norteamericano han vacilado entre la demonización y sus propias fantasías acerca del país eslavo. De acuerdo con el columnista, Rusia ha desempeñado el papel de enemigo de Occidente desde hace más de 100 años.

    Los llamados del periodista y viajero George F. Kennan a "liberar Rusia del Gobierno autocrático" convencieron a sectores influyentes de la sociedad estadounidense.

    El mismo Kennan, el cual inspiró en parte la Doctrina Truman, en numerosas ocasiones trató de explicar a sus 'seguidores' que los rusos no son "amigos distantes", sino "bárbaros". Por consiguiente, decía que Rusia es una "tierra salvaje lista para ser reconstruida con base en los ideales estadounidenses", señala el autor de la nota.

    El ápice de la retórica moralizante llegó en el año 1983, cuando el presidente Ronald Reagan llamó a la URSS "el foco del mal en el mundo contemporáneo", agrega el analista. El entonces dirigente de EEUU hasta justificaba la escalada nuclear, ya que era un "imperativo moral".

    Según Boykewich, este enfoque ha distorsionado la opinión pública de los estadounidenses sobre Rusia hasta el día de hoy.

    El columnista cree que los norteamericanos deben recordar que sus discusiones sobre Rusia siempre reflejan más del estado de la democracia en el mismo EEUU que de la situación en el país eslavo. Los mayores desafíos que encaran los estadounidenses hoy no tienen nada que ver con el Kremlin, concluye Boykewich.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    #RussiansDidIt: EEUU espía a todos, pero los 'culpables' son los rusos
    EEUU acusa a funcionarios y ciberatacantes rusos por hackeo a Yahoo
    Hackeos: recuerda, la culpa es siempre de los rusos
    'Culpa de Rusia': la ingeniosa sátira de la visión de la prensa occidental sobre Rusia
    Las historias de 'terror' que se inventa la BBC sobre el Mundial de Fútbol en Rusia
    Etiquetas:
    campaña de difamación, Stephen Boykewich, EEUU, Rusia