10:53 GMT +325 Septiembre 2017
En directo
    Dmitri Medvédev, primer ministro de Rusia

    El primer ministro de Rusia hace una advertencia a Bielorrusia

    © Sputnik/ Alexandr Astafiev
    Rusia
    URL corto
    24151638010

    El primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, recordó a Minsk sobre la posibilidad de cobrar precios europeos al gas que vende al vecino país.

    En el marco de la reunión del Consejo Intergubernamental de Eurasia, celebrada el 7 de marzo en Biskek, Kirguistán, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, señaló que los miembros de la Unión Económica Euroasiática (UEE) podrían recibir el gas ruso a precios mucho más altos.

    "Si algunos de los países aquí presentes no fueran parte de nuestra unión, o imaginémonos, salieran de esta, comprarían el gas a precios europeos: alrededor de 200 dólares por 1.000 metros cúbicos. (…) No hace falta demostrar nada ni calcular. Todo sería mucho, mucho más caro", sostuvo el primer ministro ruso.

    Además de Rusia, la UUE incluye a Bielorrusia, Kazajistán, Armenia y Kirguistán. Sin embargo, solo los bielorrusos se encuentran descontentos con el precio del gas. Por lo tanto, las declaraciones de Medvédev parecen ser una advertencia inequívoca a Bielorrusia, opina Alexéi Topálov, autor del artículo para el diario Gazeta.ru. Desde hace un año, Bielorrusia está tratando de reducir los precios del gas e incluso los modificó de manera unilateral, lo que ha conducido a las tensas relaciones actuales entre Moscú y Minsk.

    Actualmente, Rusia y Bielorrusia están discutiendo los precios del gas. El desacuerdo se inició a principios del año pasado, cuando la parte bielorrusa cambió de manera unilateral los términos del acuerdo acerca del precio del gas ruso: comenzó a pagar 73 dólares por 1.000 metros cúbicos en lugar de los 132 dólares estipulados por el contrato. Minsk argumenta sus acciones por el hecho de que en el marco de la UEE, Bielorrusia debería recibir el gas a precios internos rusos. Minsk ha prometido en varias ocasiones pagar la deuda si se revisan los precios, pero ninguna de las dos cosas ha sido llevada a la práctica.

    ​El primer vicepresidente del Centro de Tecnologías Políticas de Rusia, Alexéi Makarkin, asegura que toda la retórica relacionada con el petróleo y gas entre Rusia y Bielorrusia, de hecho, es una simple negociación y nadie tiene previsto realmente salir de la UEE.

    "La postura de Rusia se basa en el hecho de que en la Unión Europea, Bielorrusia no tiene perspectivas, sobre todo con Lukashenko (a menudo llamado 'el último dictador de Europa')", explica el analista. Minsk, a su vez, "toma por defecto el hecho de que Rusia tiene ahora muy pocos aliados (Bielorrusia, además de socio económico, es aliado de Rusia en la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva) y de que Moscú pone los intereses geopolíticos por encima de los económicos, por lo que podría ceder en los asuntos de economía".

    Lea más: El líder bielorruso pide a Rusia no complicar las relaciones

    Sin embargo, Makarkin enfatiza que las partes llevan un año sin ponerse de acuerdo y las negociaciones se hacen cada vez más tensas.

    Según el analista, la posición de Rusia es más fuerte, ya que puede permitirse el lujo de perder tiempo, debido a que su economía es más grande que la de Bielorrusia y al hecho de que el 'milagro económico bielorruso' se debe en gran medida al apoyo de Rusia. "Pero apenas es posible que al final una parte imponga el 100% de su voluntad a la otra ", concluye Makarkin.

    Contamos lo que otros callan

    Busca en Facebook a SputnikMundo y descubre las noticias más importantes. Dale a "me gusta" y compártelo con tus amigos. Ayúdanos a contar lo que otros callan.

    Además:

    Lukashenko: Bielorrusia no sacrificará su soberanía por el petróleo ruso
    Senado bielorruso: la disputa energética con Moscú no afectará a los proyectos conjuntos
    La Unión Económica Euroasiática, un proyecto "verdaderamente exitoso"
    Etiquetas:
    conflicto, economía, gas, Bielorrusia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik