En directo
    Vladímir Lenin, principal dirigente de la Revolución de Octubre de 1917

    "Si no hubiera sido por Lenin, no habría existido la URSS"

    © Sputnik / Konstantin Kuznetsov
    Rusia
    URL corto
    2017, el centenario de la Revolución rusa (117)
    7273

    Desde hace mucho se ha discutido la teoría de que Alemania prestaba apoyo financiero y logístico a Vladímir Lenin en su camino al poder. Ese fue uno de los secretos mejor guardados. ¿Quizá sin ayuda alemana no habría tenido lugar la revolución ni habría nacido la URSS?

    El catedrático de la Universidad Humboldt de Berlín, Jorg Baberowski, en una entrevista a Sputnik planteó la cuestión.

    Después de la Revolución de Febrero —a raíz de la que la monarquía en Rusia dejó de existir— el revolucionario ruso Vladímir Lenin se interesó mucho por llegar a Rusia cuanto antes. En aquel entonces estaba en Zúrich, Suiza. Sin embargo, cabe recordar que la única manera de alcanzar el territorio del país eslavo suponía pasar por tierras enemigas, a través de Alemania.

    Los alemanes estaban muy interesados en que llegara a Rusia la persona capaz de desestabilizar la situación política y hacer que Rusia saliera de la Primera Guerra Mundial. Entretanto en el sentido ideológico Lenin y Berlín compartían muy pocas cosas.

    El imperio zarista ya había dejado de existir así que el Gobierno provisional ruso ejercía el poder sobre el país y prometió a los aliados continuar en la guerra. Por ese motivo, Alemania decidió financiar a Lenin para que desestabilizara la situación en Rusia, relató el experto.

    Los primeros contactos fueron establecidos en el año 1916. Un año después los lazos se intensificaron: la parte alemana organizó y pagó completamente el viaje de Lenin a Rusia. El revolucionario ruso insistió que el vagón en el que viajaba fuera sellado y tuviera el estatus de extraterritorialidad, destacó el entrevistado.

    Esto buscaba evitar que Lenin fuera acusado de pasar por territorio enemigo. Por tanto las partes acordaron que durante su viaje Lenin permaneciera en territorio neutral y no saliera de su vagón. Entonces al llegar a Rusia podría declarar que no usó ningún transporte alemán.

    La ruta de Lenin pasaba a través de Alemania hacia la isla de Rugen, desde allí tomó una nave hacia Suecia. Luego se dirigió hacia Helsinki y más tarde llegó a la estación en San Petersburgo —entonces llamado Petrogrado—.

    Los servicios especiales rusos se enteraron del viaje del revolucionario y hasta consideraron arrestarlo como traidor y cabecilla de revueltas. No obstante, el Sóviet de Petrogrado prometió garantizar la seguridad de Lenin.

    El experto señala que Alemania empezó a financiar a Lenin a partir del momento en que entró en dicho vagón. Baberowski asevera que el gobierno germano pagó por el viaje y añade que Lenin recibía dinero a través de las personas de confianza de otro revolucionario ruso, León Trotski. Se subraya que estos fondos fueron destinados a la propaganda dentro de Rusia.

    Baberowski puntualiza que Lenin no recibía dinero mientras estaba en Suiza: solo empezó a recibir apoyo cuando se tomó la decisión de que regresara a Rusia.

    Aunque se sabe que el líder de la revolución rusa recibía dinero para realizar propaganda, se desconoce cuánto tiempo duró este apoyo financiero y cuál fue el monto total de los fondos entregados a Lenin. El experto subraya que el apoyo a Lenin en algún momento se convirtió en una amenaza potencial para la seguridad de Alemania, por lo que el gobierno germano perdió interés.

    Vladímir Lenin, ex líder de la URSS
    © Sputnik / Moises Nappelbaum
    Cuando Lenin llegó al poder, recuerda el especialista, Berlín aprobó la política de expansión hacia el Este y apoyó los sentimientos separatistas en las regiones del antiguo Imperio ruso donde prevalecía una población autóctona de diferente origen étnico.

    Baberowski observó que las autoridades alemanas, pese a todos sus esfuerzos, no se aprovecharon del separatismo ucraniano y el de las repúblicas del Báltico. Fue entonces cuando el gobierno soviético firmó el Tratado de Brest-Litovsk, muy beneficioso para Alemania y las Potencias Centrales.

    "Lenin era bastante inteligente así que dio a los alemanes precisamente lo que quisieron, salvaguardando su régimen en marzo de 1918."

    Al responder a la pregunta sobre el carácter indispensable del apoyo alemán a Lenin en la Revolución de Octubre, en la creación de la Unión Soviética y en la aparición del comunismo estatal, el experto dijo que Lenin de todas maneras llegaría a Rusia tarde o temprano. Aunque los compañeros del revolucionario ya estaban en Petrogrado, Lenin era la figura crucial del movimiento, señaló.

    Lea también: Сómo Lenin ocultó al último zar de Rusia

    "Sin Lenin no habría tenido lugar la Revolución de Octubre, porque sus camaradas, en particular Stalin, no estaban interesados en este golpe de Estado. Habrían preferido un gobierno socialista de coalición en el que todos los partidos habrían sido representados", manifestó.

    Sin embargo, Baberowski reiteró que hablar del papel crucial de Alemania en la revolución socialista en Rusia sería una exageración dado que Lenin habría elaborado una manera de alcanzar el territorio ruso y encabezar la lucha.

    Agregó que los bolcheviques recibieron enorme apoyo popular y se hicieron con el poder gracias a su agenda antibelicista y sus planes de entregar la tierra a los campesinos, dos puntos respecto a los que otros partidos vacilaban. En otras palabras, la revolución se habría producido incluso sin el apoyo de Berlín, concluyó.

    Tema:
    2017, el centenario de la Revolución rusa (117)

    Además:

    El día que podría haber cambiado el mundo: hace 98 años Fanni Kaplán intentó matar a Lenin
    La Revolución de Octubre y su influjo sobre China
    Etiquetas:
    URSS, Revolución de Octubre, Primera Guerra Mundial, Vladímir Lenin, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik