Widgets Magazine
En directo
    Vladímir Lenin

    De regreso a 1917

    © Sputnik/ RIA Novosti
    Rusia
    URL corto
    2017, el centenario de la Revolución rusa (117)
    1161

    Isabel Clemente, cientista política y profesora de Historia con dedicación total en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República de Uruguay, repasó para Sputnik los principales acontecimientos que dieron inicio a la revolución rusa, que modificó el orden mundial establecido.

    En 2017 se cumplen 100 años de la Revolución Rusa. Pero sobre todo se la vincula a los sucesos de octubre. Sin embargo, principio tienen las cosas y fue en febrero. ¿Es así?

    Si, aunque hubo un antecedente en 1905. Un alzamiento ocurrido poco después del desastre militar sufrido por Rusia en la guerra con Japón, pero que fue derrotado. Se había originado en torno a la ciudad de Petrogrado, huelgas, levantamiento de campesinos. Si bien fue aplastado, puso en funcionamiento la primera estructura de organización que luego fue exitosa en 1917: los soviets, consejos de obreros, campesinos y soldados, que desde un primer momento intentaron atraer a los estamentos del Ejército de nivel más popular, los soldados.

    En febrero esta organización estaba extendida por todo el territorio de la Rusia zarista. En ese momento estalla este movimiento en un contexto internacional muy complejo para Rusia, que participaba de la Primera Guerra Mundial como aliada de las potencias occidentales, Francia y Gran Bretaña. El movimiento revolucionario tenía como una de sus banderas la paz inmediata, terminar con esta guerra que era definida por Lenin como interimperialista. Así entonces las protestas populares en Petrogrado desembocan en un levantamiento generalizado en el mes de febrero.

    ¿Qué pasó a partir de entonces?

    El resultado se tradujo en que el zar fue obligado a abdicar, lo cual derivó en la conformación de un gobierno provisional que sería liderado por una figura muy representativa del socialismo más moderado, Aleksandr Kerenski.

    Si bien el componente inicial fueron núcleos de intelectuales y dirigentes obreros, la incorporación de campesinos y de otros sectores le dio un carácter de levantamiento general. Se forma el gobierno provisional que empieza adoptar medidas de legislación para ampliar derechos, y al mismo tiempo se inician las negociaciones para el cambio en la posición externa. En ese momento son muy fuertes las presiones de los dos aliados de Rusia para mantener el compromiso con el esfuerzo de guerra, y esto genera un debate muy intenso en la sociedad.

    Esta incertidumbre a nivel interno se traduce en que Rusia empieza a sufrir fuertes derrotas en el frente militar durante la guerra. Los alemanes aprovechan para avanzar sobre territorios rusos, Polonia, Bielorrusia y Ucrania. Todo eso conduce, ya en plena Revolución de Octubre, a iniciar negociaciones para la paz. Para ese momento varios de esos territorios ya habían sido segregados del antiguo imperio ruso. Estos episodios son los más destacados de febrero, y a su vez la base para lo que vendría en octubre.

    ¿Qué vino en octubre?

    En octubre de 1917 se pone fin a este gobierno provisional y se instala el gobierno soviético, donde el futuro Partido Comunista de la Unión Soviética jugó un fuerte papel articulador.

    En Europa la caída del frente oriental fue un golpe durísimo para las potencias occidentales, que encontraron rápidamente un reemplazo a Rusia en Estados Unidos, que ingresa en la guerra en ese mismo 1917. Entre tanto, los episodios en Rusia tuvieron una repercusión enorme, porque la prensa le dio una cobertura muy intensa. Es muy interesante el papel que jugaron algunos periodistas, entre otros, John Reed, un estadounidense que escribió un texto que le dio la vuelta al mundo y fue traducido en varios idiomas, "10 días que conmovieron al mundo".

    ¿Cómo fue percibida la revolución desde América Latina y qué influencia ejerció?

    Fue seguida con mucho interés prácticamente en todos los países, pero en algunos hubo un mayor activismo. Tal vez donde más impacto tuvo fue México, después de la revolución encabezada en 1910 por Emiliano Zapata y Pancho Villa. Tanto la revolución mexicana como la rusa tenían un alto componente de participación campesina, y por eso se trazaron muchas analogías, porque el problema campesino, el de la tierra y la reforma agraria, también era central en México.

    ¿Qué pasaba en Occidente mientras tanto?

    La internacionalización del ejemplo de la revolución adquirió una fuerza muy grande. En los países occidentales hubo reacciones que en algún caso tomaron el carácter de clara xenofobia y en otros de represión política a todas las manifestaciones disidentes.
    En Europa, después de 1918, ya firmada la paz, surgieron movimientos con intención de replicar en sus países la dinámica revolucionaria rusa. Fue el caso de los espartaquistas en Alemania, el movimiento de Rosa de Luxemburgo, que fue claramente aplastado por el gobierno. En otros países se formaron movimientos de extrema derecha para frenar la expansión de estas formas de protestas y los proyectos revolucionarios. Fue el caso en Italia con la fundación del partido fascista por Benito Mussolini en la década del 20.

    Vladímir Lenin, ex líder de la URSS
    © Sputnik / Moises Nappelbaum
    En Estados Unidos, el incipiente Partido Comunista fundado por aquel grupo de simpatizantes de la revolución liderados por John Reed, donde estaban también algunas figuras notables de la cultura como el poeta Eugene O'Neill, también fueron blanco de la represión. Este fue uno de los motivos principales que condujo a la fundación del FBI, que finalmente terminó dando cuenta de este movimiento y arrestando a la mayoría de los activistas.

    ¿Es correcto afirmar que la revolución también marcó el inicio de la caída del modelo imperial que dominaba el mundo?

    Si, claro, porque esa emulación que generó la revolución adquirió una fuerza muy grande en países cercanos, por ejemplo China, vecino de Rusia.
    En otros países se comenzaron a crear estructuras a imagen y semejanza de los soviets, con miras a sacudir el sistema de gobierno monárquico. La desintegración del imperio austríaco y el fin de la monarquía de los Habsburgo crearon también un clima propicio para el surgimiento de movimientos como el espartaquista de los alemanes, tal vez sin capacidad operativa aunque muy fuertes en términos de acción social, en Austria, en Hungría y en Polonia.

    Han pasado 100 años y el mundo ha cambiado mucho… ¿dónde se rastrea la vigencia de esa revolución iniciada en febrero de 1917?

    Creo que la influencia más importante que se rastrea hasta hoy es una afirmación del poder popular y el fin del monopolio del poder por unas castas, consideradas por herencia dueñas del poder político. Y por otro lado en la generación de bases de organización que por más que hoy son muy diferentes a las que utilizaron los revolucionarios rusos, se dirigen en general a una política basada en la movilización que hoy en día muchas veces no tiene el objetivo de tomar el poder pero si de protestar y ganar derechos por la vía, justamente, de la protesta y la movilización.

    ¿Esto explica por qué el Partido Comunista sigue siendo tan fuerte en sindicatos y en organizaciones sociales de base en todo el mundo?

    Sí, también, porque el que antiguas reivindicaciones de los trabajadores se hubieran materializado en hechos consumados por la legislación en la URSS, dio un fuerte fundamento a los partidos que tomaban esas mismas reivindicaciones como base para sus programas políticos.

    Tema:
    2017, el centenario de la Revolución rusa (117)

    Además:

    Eduardo Galeano: la Revolución cubana "es lo que pudo ser y no lo que quiso ser"
    La justicia rusa determina que la llamada revolución del Maidán fue un "golpe de Estado"
    Opinión: "La Revolución ciudadana en Ecuador logró superar el modelo empresarial neoliberal"
    Etiquetas:
    revolución, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik