En directo
    Rusia
    URL corto
    1211
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El secretario del Consejo de Periodistas de Rusia, al comentar el informe de los servicios de Inteligencia de EEUU sobre presunta intervención rusa en el proceso electoral estadounidense, dijo que los servicios contraespionaje de otros países pueden estar tranquilos mientras en EEUU trabajen semejantes "titanes del análisis".

    "En general uno no puede sino alegrarse por la aparición de este informe analítico, basado en programas de televisión y mensajes en redes sociales, lo que tiene como resultado acusaciones contra los medios rusos por los errores de cálculo de las élites políticas estadounidenses", dijo Timur Shafir.

    Afirmó que "mientras en los servicios secretos de EEUU continúen trabajando semejantes titanes del análisis, las agencias de contraespionaje de otros países pueden dormir tranquilas deseando a sus colegas (estadounidenses) que ni se les ocurra jubilarse".

    En opinión de Shafir, "el informe, sobre todo en la parte dedicada a la llamada actividad subversiva de los medios y periodistas rusos, es un resultado directo de la arraigada profunda crisis de entendimiento y evaluación por las élites estadounidenses de los procesos actuales en otros países, en particular en Rusia".

    Considera, además, que "las acusaciones infundadas contra nuestros colegas al parecer tienen un solo objetivo: dar el portazo más fuerte posible dejando a la nueva Administración de la Casa Blanca otro problema más, aunque sea pequeño".

    En su informe dedicado a la supuesta influencia rusa en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre en EEUU la Comunidad de Inteligencia estadounidense afirma que Rusia empleó los medios de información, entre ellos RT y Sputnik, para favorecer al ahora presidente electo Donald Trump y desprestigiar a su rival demócrata, Hillary Clinton.

    Lea más: Directora de Sputnik revela detalles de su 'contacto' en el Kremlin

    El documento "evalúa", además, que el presidente ruso, Vladímir Putin, "ordenó una campaña en 2016 dirigida a influenciar las elecciones presidenciales de EEUU", pero a la vez reconoce que los presuntos hackeos rusos no influyeron en el conteo de votos en las presidenciales de noviembre.

    Anteriormente, la CIA acusó a Rusia de haber vulnerado los servidores del Partido Demócrata para favorecer al candidato republicano Trump en las presidenciales.

    A este respecto, Putin declaró que la histeria en torno a los hackeos y las filtraciones que los siguieron se azuzaba para desviar la atención de su contenido, en particular de cómo el Comité Nacional del Partido Demócrata favoreció a Hillary Clinton en las elecciones primarias y buscó desacreditar a su principal rival, el senador Bernie Sanders.

    Putin afirmó, además, en alusión al Partido Demócrata y a Clinton, que "el que pierde siempre busca a quién echar la culpa".

    El propio Trump dijo a The New York Times que la tormenta que rodea al supuesto hackeo ruso es una caza de brujas política llevada a cabo por sus adversarios, avergonzados por su pérdida en las elecciones presidenciales.

    Lea también: Kremlin ve absurdas las afirmaciones de que Rusia influenció en las elecciones de EEUU

    Más tarde, afirmó que los presuntos hackeos no tuvieron "absolutamente ningún efecto en el resultado de las elecciones".

    Además:

    Paul Ryan: Informe sobre supuestos hackeos rusos no deslegitima a Trump
    Rusofobia, la versión 2.0 de la "paranoia antisoviética"
    Los falsos rumores sobre hackers rusos dañan a la actual administración de EEUU
    Etiquetas:
    elecciones, ciberataque, Consejo de Periodistas de Rusia, Unión de Periodistas de Rusia (UPR), Donald Trump, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook