En directo
    Retratos de las víctimas del atentado terrorista en Beslán

    "No puede olvidarse la tragedia de Beslán"

    © Sputnik / Evgeny Biyatov
    Rusia
    URL corto
    0 131

    Hace 12 años, la ciudad rusa de Beslán sufrió uno de los atentados terroristas más terribles de la historia del país. El 1 de septiembre de 2004 se convirtió en un día fatídico para los 186 alumnos de la escuela número 1 de la ciudad y muchas de sus madres cuando irrumpieron en el centro unos 30 terroristas.

    Ennio Bordato, ciudadano honorario de Beslán y presidente de la asociación 'Aiutateci a salvare i bambini' —Ayúdenos a salvar a los niños, en italiano—, comentó a Sputnik cómo funciona su organización y qué lecciones podemos aprender de la tragedia.

    Trabajo de apoyo

    Bordato recordó haber llegado a Moscú el 4 de septiembre para ponerse en contacto con Beslán a través de la madre de un niño que fue víctima del atentado.

    "Gracias a las autoridades de la provincia autónoma de Trento llevamos a Italia a 33 niños y 30 adultos durante dos meses", dijo el activista.

    Además, detalló, un equipo de especialistas de la Universidad de Padua trabajó en Beslán entre los años 2005 y 2010 para proporcionar apoyo psicológico a las víctimas. En el marco del proyecto, fueron distribuidos 1.000 DVD que contenían recomendaciones para superar el TEPT —el trastorno por estrés postraumático—.

    "Ahora tampoco nos olvidamos de nuestro trabajo en Beslán. Mantenemos contacto con la administración de la ciudad y, sobre todo, con las personas a las cuales acogimos en Trento", comentó Bordato. "El daño moral que sufrieron las víctimas no las abandonará durante mucho tiempo", agregó.

    A juicio del activista, es importante analizar este acontecimiento trágico desde una perspectiva más amplia para poder entender su significado. Según opinó, "el ataque de Beslán fue el primer paso hacia lo que se ha convertido en Daesh" —grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países—.

    "Se trata de un intento de forzar a los musulmanes a luchar contra los cristianos y percibir a Rusia como el principal enemigo. El ataque de Beslán tuvo como objetivo socavar la convivencia pacífica dentro del país, que tiene una región turbulenta como el Cáucaso, un área que siempre ha sido muy compleja desde el punto de vista étnico y religioso", detalló Bordato.

    Grave error de apreciación

    Según el experto, la comunidad internacional occidental comete un grave error al olvidar los hechos ocurridos en el año 2004 en Beslán, dado que "la historia nos podría ayudar a entender algunos acontecimientos políticos actuales".

    No obstante, el activista explicó que la reacción contradictoria y desorientada de los medios occidentales ante la tragedia de Beslán se parece a lo que está pasando actualmente en Siria.

    "Al igual que hoy —cuando dicen que los terroristas de Siria tienen un carácter moderado—, la situación en Beslán fue presentada de tal manera que se podía creer que los que mataron a los niños en aquella escuela no eran culpables", enfatizó.

    Asimismo, apuntó que algunos países occidentales catalogan a las víctimas de ataques terroristas entre 'importantes' y 'no tan importantes'.

    "Nuestros medios todavía siguen idolatrando a las autoridades internacionales, por lo que decimos que las víctimas rusas no son tan importantes como las nuestras. Es nuestro gran error, que podría ser nuestra perdición en el futuro", concluyó.

    Además:

    EEUU financia el terrorismo
    Líder de Chechenia promete vengar muerte de su paisano ejecutado por el EI
    Etiquetas:
    apoyo, ataque terrorista, terrorismo, atentado, Beslán, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik