Widgets Magazine
En directo
    Vladímir Lenin

    El día que podría haber cambiado el mundo: hace 98 años Fanni Kaplán intentó matar a Lenin

    © Sputnik /
    Rusia
    URL corto
    3173

    El 30 de agosto de 1918, tras un discurso ante el pueblo, Vladímir Lenin, primer dirigente de la URSS, fue disparado tres veces por Fanni Kaplán, activista anarquista y revolucionaria.

    Al terminar su discurso, Lenin salió del edificio, y antes de que pudiera entrar en su coche, sonaron tres tiros. El chófer vio una mano femenina sosteniendo una pistola, pero no su cara.

    El cuadro Atentado contra Vladímir Lenin, el 20 de agosto de 1918 del artista Mijaíl Sokolov
    © Sputnik / Archivo
    El cuadro "Atentado contra Vladímir Lenin, el 20 de agosto de 1918" del artista Mijaíl Sokolov

    Lenin resultó gravemente herido: dos balas le alcanzaron el hombro y el pulmón izquierdo.

    La bala con la que Fanni Kaplán intentó asesinar a Vladímir Lenin
    © Sputnik / Aleksandr Lyskin
    La bala con la que Fanni Kaplán intentó asesinar a Vladímir Lenin

    En la multitud lograron detener a una mujer. Los presentes declararon que era ella quien disparó contra Lenin. Se llamaba Fanni Kaplán, de 28 años de edad. Cuando se le preguntó por qué cometió este crimen, la mujer contestó que la posterior existencia de Lenin socavaría la fe del pueblo en el socialismo.

    El lugar del atentado contra Vladímir Lenin en Moscú
    © Sputnik / Shishkina
    El lugar del atentado contra Vladímir Lenin en Moscú

    Tres días más tarde, Fanni fue ejecutada. Según una de las versiones, su cuerpo, cubierto de keroseno, fue incendiado en un barril de hierro.

    Además:

    Hipstory: Lenin, Obama y Merkel al estilo hipster
    Lenin, nuevo 'sex symbol' del Partido Comunista ruso
    Lenin y Pushkin "se pelean" en la Plaza Roja de Moscú
    Lenin "resucita" a través de los memes
    La mayoría de los rusos propone inhumar a Lenin
    Etiquetas:
    Fanni Kaplán, Vladímir Lenin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik