Widgets Magazine
En directo
    Fuegos artificiales en Moscú

    El corazón de Rusia: qué asombra y qué molesta a los extranjeros en Moscú

    © Sputnik / Alexander Vilf
    Rusia
    URL corto
    1212

    La temporada turística ha arrancado y los visitantes de diferentes rincones del planeta se dirigen a la capital rusa, un destino muy popular entre los conocedores del arte, la historia y la cultura. Sputnik presenta una lista de qué les entusiasma y qué les molesta a los extranjeros que visitan el 'corazón' de Rusia.

    Niña rusa
    © Sputnik / Vladimir Trefilov
    La bienvenida es cálida

    Los moscovitas no sonríen mucho y hablan mal el inglés, pero en realidad son muy amistosos y están dispuestos a ayudar: esta es la percepción de la mayoría de los visitantes de la ciudad.

    Lo más sorprendente para algunos turistas de la capital rusa es que varios moscovitas se ofrecieron a acompañarles hasta sus destinos para asegurarse de que no se perdían.

    Los hombres son caballerosos

    Los extranjeros también se sorprenden de lo amables y caballerosos que son los hombres rusos. Ayudan a las mujeres a llevar bolsas o maletas pesadas y les ceden sus asientos en el transporte público.

    "Viajaba sola y suelo recordar y explicar que los hombres rusos me ayudaban a subir y bajar mi maleta en las escaleras sin que yo les pidiera ayuda", relató una mujer de Sudáfrica en las redes sociales.

    Torneo Medieval San Jorge en Moscú
    © Sputnik / Grigory Sysoev
    La capital rusa es segura

    Los extranjeros suelen creer que en Moscú hay muchos estafadores y delincuentes, razón por la cual esconden cuidadosamente su dinero, evitan hablar con desconocidos y no pasean por la ciudad cuando es de noche.

    Pero los viajeros más observadores pueden darse cuenta de que los moscovitas son los primeros en mostrarse tranquilos y nadie evita salir a dar un paseo por las noches, de hecho, las calles están llenas de gente que disfruta de su tiempo libre.

    "En comparación con cualquier otra ciudad grande, nunca me sentí más seguro que en Moscú", expresó un turista de Tejas.

    La limpieza reina en todas partes

    La limpieza de las calles, parques, el transporte público y el metro siempre sorprende a los turistas extranjeros.

    Además, para muchos de los que han viajado a Moscú, el metro de la ciudad es uno de los más bellos que jamás han visto.

    Pero además de las cosas positivas, Moscú tiene también algunos inconvenientes que hay que considerar antes de visitar la capital rusa.

    Metro de Moscú: estación Novoslobodskaya
    © Foto : David Burdeny
    Metro de Moscú: estación Novoslobodskaya

    La barrera lingüística

    Los turistas suelen quejarse de que es muy difícil moverse por la ciudad sin dominar el ruso. A los empleados de las tiendas y cafés de la ciudad no les entusiasma demasiado hablar con turistas, y a veces a un viajero solo le queda señalar con el dedo lo que quiere comprar y esperar que pase lo mejor.

    Las trampas para los turistas

    Aunque las calles de Moscú estén libres de ladrones, como en cualquier otra gran ciudad, los turistas corren el riesgo de ser engañados por los 'emprendedores' que les pueden cobrar un precio excesivo por un suvenir o un taxi.

    Hay que llevar dinero en efectivo

    El uso de las tarjetas bancarias es algo impredecible en Moscú.

    En muchas ocasiones, los viajeros tienen que pagar en metálico y los cajeros a menudo no están disponibles en los barrios periféricos. Por eso siempre es mejor llevar dinero en efectivo.

    Moscú es enorme

    Al regresar de Moscú la gente se suele lamentar de que es imposible ver todo lo que ofrece la capital rusa aunque se hayan pasado allí algunos días. Un sentimiento común entre los viajeros es que "apenas han rozado la superficie" de la ciudad.

    Moscú a la vista del pajaro
    © Sputnik / Alexey Kudenko / Vladimir Sergeev
    Moscú a vista de pajaro

    Para ver y apreciar toda la belleza de Moscú, uno debe pasear mucho y como para muchos turistas esto es algo imposible, a menudo se muestran insatisfechos.

    La capital rusa tiene un número enorme de galerías, parques, museos, monumentos históricos y teatros. Para verlos todos y experimentar la verdadera riqueza de Moscú, es aconsejable planificar con antelación qué itinerarios van a hacerse durante la estancia en la ciudad.

    Además:

    Desde Rusia al Polo Norte: Cruceros a bordo de un rompehielos nuclear
    Ministro ruso resalta el potencial económico creciente del turismo
    Cumpla su sueño de infancia: Aparecen en Rusia hoteles en los árboles
    Belleza que te priva del sueño: las noches blancas
    Etiquetas:
    turismo, Moscú, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik