09:13 GMT +319 Febrero 2018
En directo
    El pan del bloqueo

    Pino y diésel: los ingredientes del pan del bloqueo de Leningrado

    © Sputnik/ Alexey Varfolomeev
    Rusia
    URL corto
    71º aniversario de la victoria sobre el nazismo (64)
    0 430

    Debido al asedio nazi y a los sucesivos bombardeos a las fuentes de alimentos de la ciudad, los habitantes de Leningrado se vieron obligados a hacer pan con ingredientes poco comestibles para no morir de hambre.

    En vez de asaltar la ciudad, Hitler tomó la decisión meramente pragmática de bombardearla desde el aire y hacer que la gente muriera de hambre.

    Las personas atrapadas en la ciudad bloqueada necesitaban comida. Siendo el pan el alimento básico, de él dependía la vida de los residentes de Leningrado. Como no quedaban suficientes alimentos, la gente tuvo que elaborar una nueva receta del pan.

    El pan del bloqueo:

    Celulosa alimentaria — 10 %
    Partículas de restos que quedaban en los sacos — 2 %
    El polvo acumulado en la ensacadora — 2 %
    Pinocha (hojas de pino) — 1 %
    Harina de centeno — 75 %.

    Para la cocción del pan, los recipientes se untaban con aceite diésel, ya que no había otro disponible.

    A cada uno de los habitantes le correspondía tan solo 125 gramos al día.

    Un trocito del pan del bloqueo —que no pudo terminar de comer la pequeña Valeria Fedosik que murió el 28 de febrero de 1994 a la edad de 4 años— se expone ahora en el museo escolar de Leningrado
    © Sputnik/
    Un trocito del pan del bloqueo —que no pudo terminar de comer la pequeña Valeria Fedosik que murió el 28 de febrero de 1944 a la edad de 4 años— se expone ahora en el museo escolar de Leningrado

    Al principio del sitio, el pan se preparaba de una mezcla de harina de centeno, avena, cebada, soja y malta. Pasado un mes, a la mezcla le empezaron a añadir subproductos del aceite de lino, salvado y harina de granos rancios. Otro mes después, la masa se hacía de celulosa, subproductos de algodón, polvo de la ensacadora, restos que se sacudían de los sacos de harina de maíz y de centeno, brotes de abedul y corteza de pino.

    Cuando los vehículos que llevaban la harina a Leningrado se hundían en el lago de Ládoga, unas brigadas especiales sacaban los sacos de harina del agua con ganchos y cuerdas. Había veces que la harina permanecía más de dos semanas bajo el agua. En medio del saco todavía solía quedar harina seca, el resto se convertía en una corteza dura que trituraban y que también utilizaban para preparar el pan reduciendo la cantidad de ingredientes poco comestibles.

    El Camino de la vida que atravesaba el lago de Ládoga. La foto fue tomada en invierno de 1942.
    © Sputnik/ Alexandr Brodsky
    El "Camino de la vida" que atravesaba el lago de Ládoga. La foto fue tomada en invierno de 1942.

    A pesar de todo, la gente arriesgaba su vida en el intento de cruzar el lago Ládoga para llevar el pan a Leningrado, cuyos habitantes, a pesar de que morían de hambre, no se rendían. El pan del bloqueo no tenía precio.

    Tras vivir el hambre y la miseria de la guerra, los rusos han adquirido la costumbre de no tirar ni una miga de pan, sabiendo valorar este alimento que salvó la vida de miles de personas.

    Tema:
    71º aniversario de la victoria sobre el nazismo (64)

    Además:

    Leningrado, el heroísmo de un pueblo asediado
    Etiquetas:
    Historia de la Gran Guerra Patria, pan, bloqueo, 71 aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patria, Leningrado, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik