En directo
    Rusia
    URL corto
    0 253
    Síguenos en

    “El Ejército estadounidense es adelantado en alcance por Rusia en Europa. Eso no nos gusta, no lo queremos, pero técnicamente somos superados en número, alcance y armamento en el terreno”, admitió el general Mark Milley, el jefe del Estado Mayor de EEUU.

    La declaración del alto cargo militar coincide con los resultados de la simulación bélica, perpetrada por el "think-tank" estadounidense Rand Corporation, sobre la inminente derrota de las fuerzas aliadas en el Báltico, en caso de un "conflicto armado" con Rusia en esta región.

    Una supuesta "invasión" de Rusia a los países bálticos ha sido el juego de guerra favorito de los analistas militares del Pentágono, que desde hace tiempo insisten por alguna razón en el fortalecimiento de la Alianza en esta región.

    A pesar de que la parte rusa en varias ocasiones ha tachado esos escenarios de invasión a Europa del Este como "cuentos" y una forma de justificar el presupuesto del Pentágono, este enfrentamiento hipotético ha sido estudiado en profundidad.

    Los autores del artículo publicado en el blog militar War On The Rocks —el especialista en asuntos exteriores, David A. Shlapak, y el especialista en defensa y empleado de la misma Rand Corporation, Michael W. Johnson— explicaron en detalle el balance de las fuerzas en este conflicto imaginario.

    El número

    Mientras que el Ejército ruso no se compara en tamaño con el Ejército Rojo de la URSS, el análisis muestra que en unos 10 días Rusia sería capaz de desplegar hasta 27 batallones completos que comprenderían entre 30 y 50 mil soldados dotados con un gran número de tanques, vehículos blindados de infantería, piezas de artillería, helicópteros de asalto y otro equipo bélico, destacan los autores.

    La parte opositora, incluida la recién inaugurada Fuerza de Alta Disponibilidad de la OTAN (VJTF, por sus siglas en inglés), contaría con tres brigadas aerotransportadas, una brigada de vehículos ligeros "Stryker" y una brigada blindada de EEUU, lo que ofrecería la ventaja inicial a la parte rusa.

    El alcance

    La cantidad no será el único problema, afirman los analistas. La artillería de Rusia —tanto cañones como lanzamisiles— suele superar en alcance a sus homólogos estadounidenses.

    Los obuses autopropulsados de EEUU tienen un alcance operativo de entre 14 hasta 24 kilómetros mientras que los rusos alcanzan blancos a una distancia de 29 kilómetros.

    Los lanzamisiles, también, se diferencian respecto al alcance con unos 20 kilómetros a favor de los complejos del Ejército ruso, señalan Shlapak y Johnson.

    "En el campo de batalla, esta diferencia importa", admiten.

    El armamento

    La calidad del equipo bélico de Rusia también mejoró desde los primeros enfrentamientos de los militares de EEUU con los blindados rusos.

    "Aunque ciertos modelos de tanques y vehículos de infantería de Rusia coinciden con los ejemplares que EEUU encontró en Irak en 1991 y 2003, se parecen a sus versiones modernas solo por el nombre", advierten los autores.

    Los vehículos rusos poseen un blindaje avanzado, están dotados con un nuevo armamento y con sensores más sofisticados.

    En ciertas áreas —como en los sistemas de defensa activa contra los misiles antitanque— los blindados rusos superan a sus homólogos estadounidenses.

    Además, disponen de sus propios sistemas de armas, las que son capaces de penetrar el blindaje estadounidense, admiten los analistas.

    La aviación no los salvará

    Las competentes Fuerzas Aéreas —el pilar de las operaciones de EEUU y la OTAN en el Oriente Medio— se enfrentarán con un sistema de defensa antiaérea jamás vista en los campos de batalla de Oriente Próximo.

    Además, Rusia posee su propia Fuerza Aérea potente, y aunque los analistas estadounidenses destacan "la superioridad cualitativa y cuantitativa" de la Alianza en este ámbito, en conjunto con los complejos de misiles aire-tierra, la aviación rusa será capaz de privar a la OTAN de su ventaja habitual, afirman Shlapak y Johnson en su artículo.

    La conclusión

    En caso de un conflicto en el Báltico, la OTAN será derrotada por una fuerza mejor preparada, declaran los autores.

    El aumento en 4 veces del presupuesto del Pentágono para la presencia en Europa es "un paso en la dirección correcta", pero no cambiará mucho la disposición. Los países europeos deben invertir más en la defensa común de la Alianza porque "no es un problema solo de EEUU", aseguran los analistas.

    "Es poco probable que Vladímir Putin desafíe militarmente a la OTAN. Pero si sucede esto en algún momento, las consecuencias serán severas. Tal vez una nueva Guerra Fría sea mejor que cualquier conflicto armado con Rusia, que estaría destinado desde el inicio a una escalada hasta un Armagedón nuclear", concluyen los autores.

    Además:

    EEUU admite dificultades para detectar los nuevos submarinos rusos
    EEUU se da cuenta de su retraso en la guerra electrónica
    EEUU: "No aceptamos ofrecer garantías a Rusia sobre escudo antimisiles"
    El gasto militar de la OTAN superará $227.000 millones en 2015
    Etiquetas:
    ejército, conflicto, equipo militar, enfrentamientos, análisis, OTAN, Europa del Este, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook