En directo
    Rusia
    URL corto
    Línea directa con Vladímir Putin (2016) (8)
    0 221
    Síguenos en

    El 14 de abril se llevará a cabo la sesión tradicional, en la que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, responde a las preguntas de los ciudadanos.

    La primera emisión en directo de las conversaciones telefónicas con el mandatario ruso tuvo lugar el 24 de diciembre de 2001. Desde entonces el formato del programa ha evolucionado y su popularidad ha crecido drásticamente. ¿Cuáles fueron las preguntas y respuestas más destacadas de las sesiones anteriores y qué solicitudes se cumplieron a una velocidad increíble?

    El primer programa "Línea Directa con Vladimir Putin" duró 2 horas y 20 minutos. El presidente de Rusia respondió a 47 preguntas. La audiencia fue enorme: casi el 70 por ciento de los espectadores vieron al presidente comunicarse con la gente en dos cadenas televisivas estatales. Entonces el programa recogió un total de 400 mil preguntas. El número récord se logró en 2015: más de tres millones de ciudadanos hicieron preguntas al mandatario.

    La duda principal de cualquier línea directa son las preguntas. Todo el mundo quiere saber si son previamente acordadas o no. Algunos creen que las preguntas las preparan con antelación los organizadores. Otros afirman que resulta complicado implementar este tipo de dirección en directo, ya que se puede gritar cualquier cosa no acordada.

    Así, en 2007 una anciana no pudo creer que estaba hablando con Putin. "¿Es usted?", dudó la abuela. "Soy yo. ¡Buenos días!", contestó el presidente durante la línea directa. "¿De verdad es usted?" "Sí, de verdad". "¿Y antes también ha sido usted?"  "Y antes he sido yo, sí”. "¡Ay, Dios mío, gracias!" Al oír estas palabras, la conexión se cortó…

    Una semana antes de salir al aire, se empieza la recopilación de los mensajes en la página web “Moscú a Putin”. El centro de llamadas recibe millones de preguntas, decenas de ellas suenan en directo. Sin embargo, lo más memorable son las respuestas del líder ruso.

    Cuando se le preguntó qué significaba la patria para él, Putin aseguró: "Así como para muchos de nuestros conciudadanos, es mi vida".

    Muamar Gadafi

    En otra ocasión, el presidente recordó algunos momentos de la biografía del senador estadounidense John McCain, quien tras la muerte del líder libio Muamar Gadafi instó a los "dictadores de todo el mundo", especialmente a Putin, a "empezar a ponerse nervioso". El estadounidense luchó en Vietnam, fue capturado y "estuvo en el foso". "En estas circunstancias, a cualquiera se le iría la chaveta", concluyó Putin haciendo reír a los presentes en la sala.

    OTAN

    "Nosotros mismos vamos a estrangular a todos, ¿por qué tiene tanto miedo?",  reaccionó el líder ruso en 2014 a la frase de Dmitri Kiseliov, actual director de Rossiya Segodnya, sobre la política agresiva de la OTAN, la que le provocaba una "sensación sofocante".

    Alaska

    La anciana Faina Ivanovna le preguntó al presidente si Rusia iba a recuperar Alaska, que había sido vendida a Estados Unidos en 1867. "Faina Ivanovna, querida, ¿por qué quiere Alaska?, preguntó sorprendido Putin. "Nuestro país es norteño. El 70 por ciento de nuestro territorio está a las zonas del Norte y Extremo Norte. ¿Acaso Alaska está en el hemisferio sur? También hace frío allí".

    EEUU

    "Algunas potencias grandes no quieren aliados, sino necesitan vasallos, estoy hablando de EEUU. Rusia no puede existir en este tipo de sistema",  explicó Putin la política exterior estadounidense.

    "Ser tanto nuestros enemigos como nuestros amigos supone el mismo honor", afirmó Putin, añadiendo que "no tiene intención de estar en guerra con nadie", pero reforzará la defensa.

    Regalos de Putin

    Todos los años después de la línea directa con el presidente aparecen unos afortunados, cuyos asuntos se vuelven parte del interés de Putin.

    Incluso el secretario de prensa del presidente, Dmitri Peskov, mencionó la "mágica" resolución de las cuestiones planteadas en televisión.

    Uno de los casos más memorables fue la historia del 2008, cuando Dasha Varfolomeyeva de Buriatia (Rusia) se dirigió al presidente. "¡Tío Volodia! Pronto llega el Año Nuevo. Nos mantenemos con la pensión de la abuela y no hay trabajo en el campo. Mi hermana y yo soñamos con unos vestidos nuevos. Quiero pedirle un vestido como el que tiene la Cenicienta. Conviértase en un buen mago para el Año Nuevo", pidió en directo una niña de nueve años. Putin propuso a Dasha que viniera con su familia a la celebración en la capital. La muchacha llegó, se reunió con el presidente y recibió el vestido deseado, e incluso visitó el Teatro Bolshói. Los periodistas la llamaron la "Cenicienta de Buriatia".

    Putin regala una computadora a Dasha Varfomoleyeva
    © Sputnik / Alexey Druzhinin
    Putin regala una computadora a Dasha Varfomoleyeva

    El año pasado menos de un día después de la línea directa con el presidente, los canales de televisión mostraron la cara feliz de Sonia Babich de 15 años de edad. La muchacha, que sufre de parálisis cerebral, había pedido al jefe del Estado que le ayudara a comprar un simulador especial, una compra demasiado cara, que su familia no podía permitirse. Unas horas más tarde el simulador ya estaba en casa de Sonia.

    Casi en el mismo momento, el ministro de Transporte y Carreteras de la región de Sarátov, Nikolái Churikov, informó que a finales de mayo, restauraría todas las 12 rutas de trenes hacia la ciudad Balashov, después de que un residente local se quejó de su cancelación durante la línea directa con Putin.

    Tema:
    Línea directa con Vladímir Putin (2016) (8)

    Además:

    Putin bate su récord en sesión de preguntas y respuestas
    El presidente Putin celebra hoy su tradicional sesión de preguntas y respuestas
    Etiquetas:
    Línea directa, historia, Vladímir Putin, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik