En directo
    Tribunal de Moscú

    Condenado a cinco años un habitante de Mordovia por financiar al EI

    © Sputnik / Ruslan Krivobok
    Rusia
    URL corto
    0 0 0

    El Tribunal Supremo de Rusia ha ratificado la condena a cinco años de cárcel para el habitante de la región de Mordovia, Ravil Abdúlov, acusado de financiar el terrorismo internacional.

    El procesado, oriundo del poblado de Bielozeriye, envió a su sobrino que supuestamente combate en Siria unos 1.300 dólares, según reveló la policía, que se mantenía al tanto de las conversaciones telefónicas entre los parientes.

    Abdulov, arrestado en Mordovia, no pudo comparecer ante el tribunal de Moscú, pero asistió al juicio a través de una videoconferencia.

    "Ahúma pescado, cuida de sus nietos, tiene tres hijos", así describe al acusado su defensor, Anatoli Abelov, quien afirma además que su cliente es un granjero común y corriente.

    En cambio, la reputación de su sobrino de 30 años, Abdulkarim Yaglichev, es muy diferente, ya que años atrás él fue drogadicto y nunca nadie tuvo noticia de que estuviera trabajando.

    Yaglichev, quien pasó un curso de rehabilitación y se convirtió al islam, se fue a inicios de 2014 a Alejandría, en Egipto, para estudiar en una universidad musulmana.

    Después de solo un mes de estudios, el ferviente seguidor del profeta se trasladó a Turquía, supuestamente para continuar su formación, aunque en una llamada telefónica a sus familiares aseguró que "estaba participando en la yihad" y se encontraba en un país cercano al territorio turco.

    "De forma indirecta dio a entender que estaba combatiendo en Siria", aseguró el abogado de Yaglichev.

    Los organismos policiales poseen información de que el partidario del islam radical pidió dinero a su tío, quien apoyaba sus ideas, un dinero, supuestamente destinado a comprar armamento.

    Abdúlov acudió a su hermano, padre de Yaglichev, y a otro vecino, para poder reunir los 1.335 dólares que se enviaron a su pariente a través de un paisano que se dirigía a Estambul.

    Las múltiples conversaciones telefónicas entre el sobrino y el tío en idioma tártaro son la prueba principal en que se basa la investigación, aunque la zona de Bielozeriye de Mordovia es considerada como cuna local del wahhabismo, incluso por el solo hecho de que en un pueblo pequeño se hayan erigido ocho mezquitas, entre ellas algunas que profesan un islam no tradicional.

    Otro oriundo del pueblo, Fail Nievlutov, fue procesado en 2011 por haber planeado un atentado terrorista contra el tren rápido Sapsán.

    Por otra parte, el defensor de Abdúlov asegura que Yaglichev realmente se encontraba estudiando en Turquía "y mintió sobre la yihad para aumentar su prestigio y ganar respeto entre sus compatriotas".

    El jurista, que ha visitado Estambul para sostener un encuentro con Yaglichev, dijo que este último acudió muy rápido a la cita y no parecía que acababa de llegar de Siria.

    "Él aseguró que vivía en las afueras de Estambul y vino muy pronto al encuentro, además tiene un trauma de muchos años en el brazo derecho, que se fracturó y sus huesos no soldaron correctamente, no me imagino cómo podría combatir con un brazo así", destacó.

    Al mismo tiempo para nadie es un secreto que Estambul se ha convertido en una base temporal para todos aquellos que quieren alistarse en el EI, justo en esa ciudad fue detenida hace poco la estudiante rusa Varvara Karaúlova que pretendía infiltrarse en Siria con un grupo de partidarios.

    Contra Yaglichev también ha sido abierto un caso penal y se le busca a través de Interpol, aunque su abogado asegura que los compatriotas de su cliente que lucharon en Siria y fueron arrestados e interrogados sobre el caso "no lo reconocieron" en una foto que se les mostró.

    El fiscal Ígor Zelenko considera que el hecho de que Abdúlov no intentara detener a su sobrino ya es prueba de su culpabilidad, pues al escuchar que este último luchaba contra el Ejército de Siria, el tío solo exclamaba "¡Gloria a Ala!" o "¡Ala es todopoderoso!".

    "Él sabía de la participación de su sobrino en un grupo militar insurgente y le enviaba dinero para la lucha con los llamados infieles", insistió Zalenko.

    El fiscal militar Víctor Maykévich, presente en el proceso, recordó además que entre Rusia y Siria fue firmado un acuerdo de amistad y colaboración, por lo cual "la participación de ciudadanos rusos en grupos ilegales no autorizados por la legislación siria no corresponde a los intereses de Moscú".

    Abdúlov, quien además de 5 años de prisión deberá pagar una multa de 200.000 rublos (unos 3.670 dólares), ya se vio privado de su automóvil Lada, pero recibió en cambio el móvil, gracias al cual logró durante varios meses comunicarse con su sobrino.

    El abogado de Abdúlov subrayó que su cliente tiene derecho de apelar el veredicto, además comunicó que en Mordovia se están investigando otros casos de posible implicación de los habitantes de Bielozeriye en la yihad.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Atrocidades del Estado Islámico
    Lucha contra el Estado Islámico
    Etiquetas:
    Daesh, Tribunal Supremo de Rusia, Abdulkarim Yaglichev, Ravil Abdúlov, Varvara Karaúlova, Turquía, Siria, Rusia