En directo
    Rusia

    Cada vez son menos los rusos que deploran el desmoronamiento de la URSS

    Rusia
    URL corto
    0 0 0

    Cada vez son menos los rusos que deploran la desintegración de la Unión Soviética, evidencian los resultados de una encuesta del Centro Levada.

    Cada vez son menos los rusos que deploran la desintegración de la Unión Soviética, evidencian los resultados de una encuesta del Centro Levada. 

    Los rusos que lamentan el desmoronamiento del imperio soviético pasaron del 75% en 2000, al 49%, a inicios de 2013. 

    Al mismo tiempo, se multiplica el número de personas que no sienten nada por la desaparición de la URSS. En 2000 el porcentaje de los rusos que no lamentaban “la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX” (tal y como definió el acontecimiento histórico Vladímir Putin) era del 19%, frente al 35% ahora. 

    Además, en doce años aumentó – del 6% al 16% - la cantidad de las personas que no pueden formular su postura acerca de la caída de la URSS.

    Entre los nostálgicos abundan personas mayores de 45 años, mientras que los jóvenes son los más indiferentes hacia el pasado soviético. 

    “A medida que van desapareciendo las generaciones soviéticas, desciende el número de los nostálgicos”, constataron en el Centro Levada. 

    Esta opinión la comparten la mayoría de los expertos consultados por la prensa rusa. 

    “Para alguien que no ha vivido en la Unión Soviética es difícil emitir valoraciones al respecto. Las futuras desilusiones ya les harán volver la vista a la experiencia soviética”, considera el diputado comunista, Dmitri Novikov. 

    Por otro lado, el politólogo Serguei Cherniajovski pronostica el incremento del sentimiento nostálgico por la URSS, el “paraíso perdido”. 

    “Se percibirá como un paraíso perdido, que la gente no ha visto, pero del que ha oído hablar”, explica. 

    En el futuro, añade, surgirán en Rusia fuerzas políticas que se dedicarán a “romantizar e idealizar la imagen de la URSS”. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik