En directo
    Rusia

    Condenan a ocho años de cárcel a la opositora rusa Taisia Ósipova por venta de drogas

    Rusia
    URL corto
    0 0 0

    Una activista del grupo de oposición radical La Otra Rusia, Taisia Ósipova, fue condenada hoy a ocho años de cárcel, por distribución de drogas, sentencia que algunos defensores de derechos humanos ya calificaron como signo de “línea dura contra cualquier disidencia”.

    Una activista del grupo de oposición radical La Otra Rusia, Taisia Ósipova, fue condenada hoy a ocho años de cárcel, por distribución de drogas, sentencia que algunos defensores de derechos humanos ya calificaron como signo de “línea dura contra cualquier disidencia”.

    El veredicto de hoy es el segundo que la Justicia rusa emite contra Ósipova. Esta activista de 27 años, enferma de diabetes y pancreatitis, fue sentenciada a 10 años de prisión en 2011, por el mismo delito, pero la primera resolución judicial fue invalidada en segunda instancia después de que el entonces presidente ruso Dmitri Medvédev se pronunciara por revisar el expediente al calificar el castigo de excesivamente duro.

    El juez encargado del caso en un tribunal de la ciudad rusa de Smolensk duplicó por iniciativa propia el plazo de la condena propuesto por el fiscal.

    “Es algo que rebasa los límites de la razón y de la práctica legal”, comentó en declaraciones al diario Moskovskie Novosti Serguei Fomenkov,  esposo de Taisia y miembro del comité ejecutivo de La Otra Rusia, radical formación opositora a la que las autoridades denegaron el registro en calidad de partido político.

    La abogada de Ósipova, Svetlana Sidórkina, confesó al mismo periódico que se siente “chocada” por la sentencia. “El juez eliminó el registro de la lista de pruebas, así que las declaraciones del testigo Antón Mándrik, de que las drogas se las metieron (a Taisia), quedaron al margen del expediente (…) Claro que vamos a presentar un recurso”, dijo.

    Defensores de Ósipova, madre de una hija de siete años, sostienen que es un caso fabricado y que las drogas se las cargaron cuando rehusó proporcionarle a la Policía la información sobre el marido.

    “Querían llegar a mí a través de Taisia”, dijo Fomenkov.

    Ósipova fue detenida en noviembre de 2010 y desde entonces sigue entre las rejas aunque su caso nunca tuvo la proyección mediática como la controvertida protesta del grupo punk Pussy Riot en la Catedral de Cristo el Salvador de Moscú.

    Defensores de derechos humanos y líderes opositores ya censuraron la sentencia que, a su juicio, es otro signo de un “apretón de tuercas” en Rusia.

    “Se están ensañando. Lo cual significa que esta línea dura la han marcado desde arriba contra cualquier asomo de disidencia”, declaró a la agencia Interfax Ludmila Alexéieva, líder del Grupo Helsinki de Moscú.

    La sentencia de hoy, el veredicto contra las Pussy Riot y la investigación penal abierta a raíz de los disturbios del 6 de mayo pasado en la plaza Bolótnaya de Moscú testimonian un deseo de “intimidar”, agregó Alexéieva cuyo grupo es la más antigua ONG pro derechos humanos en Rusia.

    El coordinador del Frente Izquierdo Serguei Udaltsov calificó el veredicto de “injusto y monstruoso”.

    La portavoz del primer ministro de Rusia, Natalia Timakova, señaló que “Dmitri Medvédev ha considerado y sigue considerando inadmisible inmiscuirse en la labor de los tribunales y presionar sobre ellos”. “No obstante, todavía piensa que una sentencia ha de ser adecuada a los hechos y no ha cambiado su postura con respecto al caso Ósipova”, agregó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik