09:46 GMT19 Septiembre 2020
En directo
    Reportajes
    URL corto
    Por
    1160
    Síguenos en

    Más de 8.300 jóvenes de zonas rurales e indígenas en México se adhirieron en lo que va del año al programa 'Jóvenes construyendo futuro' que junto al acompañamiento técnico de la Secretaría de Agricultura promueven el recambio generacional de la producción agrícola, así como la adopción de técnicas sin agroquímicos.

    En la onceava conferencia de Autosuficiencia alimentaria organizada e innovación tecnológica promovida por el subsecretario de Agricultura, Víctor Suárez Carrera, se presentaron los primeros avances de uno de los principales planes sociales del Gobierno mexicano, dirigido a la población joven y rural que no estudia ni trabaja.

    Según datos oficiales brindados en la instancia de la que participó Sputnik, la estrategia de acompañamiento técnico incita a productores de granos, café y caña de azúcar de pequeña y mediana escala a actuar como "tutores productivos" de un joven de su comunidad, promoviendo el recambio generacional del rubro y el asentamiento de las poblaciones más jóvenes en zonas alejadas de las grandes ciudades del país.

    Por un lado, los productores que aceptan ser tutores se adhirieron al Programa de Producción para el Bienestar por medio del que reciben apoyos económicos directos depositados en cuentas del Banco Azteca, (propiedad de Ricardo Salinas Pliego, el segundo hombre más rico del país e integrante del Consejo Empresarial que asesora al Presidente)

    Además, el Programa de producción para el Bienestar fomenta la contracción de créditos agrícolas para financiar la tarea de producción y por último, brinda acompañamiento técnico de funcionarios de la Secretaría de Agricultura, quienes promueven el tránsito hacia esquemas auto-sustentables de producción, por fuera de los agroquímicos.

    "Esta es la base de la construcción de un sistema agro-alimentario justo, saludable y competitivo, una de las tareas clave del Gobierno de la cuarta transformación", sostuvo el subsecretario Suárez durante el evento, en referencia a uno de los pilares políticos del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

    Las cifras que hablan

    Según las cifras oficiales presentadas durante la conferencia, este trabajo está desplegado en 23 regiones del país que abarcan 25 estados de la República mexicana.

    A partir de un convenio firmado el 21 de mayo de 2020 entre la subsecretaría de Suárez y el director del Instituto Nacional de investigaciones forestales, agrícolas y pecuarias (Inifap), Luis Rodríguez, este Instituto destinó 150 de sus investigadores para el acompañamiento técnico a los productores adheridos al Programa.

    Según explicó el director Rodríguez, el Inifap funciona como la instancia ejecutora para la capacitación y el acompañamiento técnico para la adopción de prácticas agroecológicas y sustentables, buscando "incrementar los rendimientos y disminuir los costos de producción con el objetivo de producir alimentos inocuos y que la población consumidora goce con esto de una salud adecuada", apuntó.

    La meta de su acción es que los 2.200,000 de productores que se plegaron al Programa de Bienestar adopten al menos dos técnicas agroecológicas en sus parcelas y promover así el recambio de un sector que aporta el 54% del alimento producido a nivel nacional y generar el 80% de la mano de obra contratada en el campo mexicano.

    "El sector de pequeños y medianos productores del país es también el que provee y cuida de la biodiversidad del campo mexicano", apuntó el jerarca.

    Los jóvenes

    Para sumar nuevas generaciones a este plan de recambio de la mano de obra campesina, así como la eliminación paulatina del uso de agrotóxicos en el campo mexicano anunciada como una de las grandes metas del Gobierno de López Obrador, la Secretaría de Trabajo vinculó a 8.300 jóvenes de zonas rurales e indígenas del país a trabajar como becarios junto a los técnicos de Gobierno y los productores de su zona.

    Según la información brindada en la conferencia por Rodrigo Ramírez Quintana, director de general de operación e innovación del programa Jóvenes construyendo futuro:

    • El programa Jóvenes Construyendo futuro incluye a personas de entre 18 y 29 años que no estudian ni trabajan dándoles una beca por un año de 3748 pesos mexicanos al mes (170 dólares) además del seguro médico durante el tiempo que dura la beca, que a nivel global (incluyendo a los jóvenes urbanos) alcanzó a un millón y medio de jóvenes beneficiarios a finales de julio de 2020.
    • En zonas rurales, hay 8363 jóvenes mexicanos de once estados de la República adheridos al programa que participan en el esfuerzo por dar el paso hacia la producción agroecológica.
    • El 82% de los beneficiarios son de comunidades indígenas del país, así como el 65% del total son mujeres.
    • El promedio de edad de los beneficiarios es de 22 años.
    • El 80% de los jóvenes rurales del programa se concentran en cuatro estados del centro-sur del país: Guerrero, Chiapas, Oaxaca e Hidalgo.
    • Los jóvenes son vinculados al programa por medio de una plataforma digital "del aprendiz", en la que cuentan con módulos de capacitación que guían su inclusión en el medio productivo y por medio del cual el Gobierno mexicano les otorga un certificado de formación al final de su pasantía.

    María Teresa, una de las productoras del estado de Chiapas que participa del Programa para el Bienestar expresó que el acompañamiento técnico brindado le ha servido y que ha logrado hacer las prácticas con los jóvenes de manera favorable.

    "Los becarios cumplen un papel importante en los trabajos de cada parcela. A mí me ha tocado realizar varias prácticas juntos, como una en que combatimos la plaga del gusano cogollero usando melaza para que la plaga se pasase allí y ya no estuviese en la planta de maíz", explicó.

    Su becaria, Zuleyma, una joven chiapaneca, también expresó su beneplácito por la apuesta a volver a la agroecología en una zona dedicada a la producción para el abasto local.

    "Estamos enfocados en una cultura que retorna a las raíces y retoma las prácticas antiguas, tras un período en que se incrementó mucho el uso de agro-químicos, pero gracias al acompañamiento técnico y la inclusión de los becarios en el trabajo de campo para apoyar a los productores, aprendemos el trabajo que ellos han venido realizando de generación en generación", concluyó.

    Etiquetas:
    agrotóxicos, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook