En directo
    Reportajes
    URL corto
    Por
    272
    Síguenos en

    Como todos los 10 de mayo en que se celebra el Día de la Madre en México, las madres de personas desaparecidas en el país marcharán este año en medio de la contingencia, que según denuncian, ha detenido los procesos oficiales de atención a sus casos.

    "Aparte de la epidemia de salud que se está viviendo, la epidemia más grande que vive México es la de las desapariciones y feminicidios", dijo a Sputnik, Patricia Manzanares, una de las madres convocantes para la manifestación de este 10 de mayo.

    "Sabemos que por el coronavirus estamos en riesgo, pero también sabemos las medidas que tenemos que cumplir y vamos a manifestarnos, guardando la sana distancia", explicó a Sputnik la madre de Juan Hernández, un joven que desapareció cuando estaba en servicio como Policía Federal el 20 de febrero de 2011 en el municipio San Nicolás de los Garza, estado de Nuevo León.

    Sin apoyos ni atención

    Manzanares reclamó en un diálogo con Sputnik que "todo está detenido" porque tanto la atención de los funcionarios como los apoyos económicos con los que contaban de parte del Gobierno Federal mexicano a los familiares de las víctimas de desaparición, se han detenido. Estos apoyos fueron establecidos por las leyes aprobadas por la presión y el trabajo de las familias organizadas: la ley general de atención a víctimas del año 2013 que creó la Comisión Nacional de Atención a Víctimas (CEAV); así como la ley general de desaparición forzada y por particulares, en vigor desde 2017.

    "Aunque hay algunas compañeras en algunos estados de la República que siguen saliendo al campo a hacer búsquedas, todo lo están haciendo con sus propios recursos porque nos quitaron todos los apoyos económicos, tanto por parte de la Fiscalía en el acompañamiento para la búsqueda, como de parte de la CEAV, en los apoyos económicos para alimentación", explicó Manzanares.

    La fuente señaló que la nueva Comisionada de Atención a Víctimas, la abogada Mara Gómez Pérez que asumió el cargo el 11 de diciembre de 2019, había anunciado a comienzos de 2020 que la CEAV adelantaría tres meses los apoyos económicos a las familias (contemplados en la ley) pero hasta ahora, prácticamente nadie en el país ha recibido ese dinero.

    "Mara Gómez salió a hacer un pronunciamiento diciendo que ante la epidemia, las familias de las víctimas no estaban solas y que se les iba a adelantar el apoyo en alimentación, pero su comienzo se dilató y al final dijeron que se iba a hacer el reparto por la letra inicial de tu primer nombre. El Día de la Madre, la CEAV va por la letra E y tampoco a todas se les está depositando", explicó Manzanares.

    "Nuestra queja es que hay muchos atrasos y deudas pendientes con algunas familias desde el año 2019, pero sentimos que es una burla que salga a decir que se van a adelantar los apoyos por la contingencia, cuando no había necesidad de hacerlo siempre que fueran al corriente con su obligación de entregar los apoyos en tiempo y forma, pero no les están pagando ni lo atrasado. De aquí a que lleguemos a las últimas letras ya nos va a deber esos tres meses", señaló. Además, todas las reuniones presenciales fueron suspendidas incluso desde antes de iniciada la contingencia sanitaria, explicó la fuente.

    Por su parte, la Comisión Nacional de Búsqueda, liderada por Karla Quintana, envió a los familiares un nuevo Protocolo Homologado de Búsqueda dándoles el plazo de un mes para que lo revisen y envíen sus comentarios.

    "Lo estuve leyendo y creemos que es un retroceso porque tras años de discusiones, vuelven a instalar el plazo de 72 horas de espera para iniciar la búsqueda de una persona desaparecida, algo que debe hacerse inmediatamente", señaló Manzanares. Este hecho es causante de una profunda molestia entre las familias organizadas, quienes según el relato obtenido por Sputnik, rechazan este proyecto: "las familias no lo vamos a aceptar", sentenció.

    Manzanares señaló que sienten que los funcionarios encargados de atender la principal crisis en México han aprovechado las medidas de distanciamiento social para prevenir el contagio del nuevo coronavirus, como una forma de agrandar la brecha que tienen con ellos.

    "Si bien es cierto que esta enfermedad está matando a miles, también son miles los desaparecidos en la República y miles las mujeres que han muerto por feminicidios, pero ni unos ni otras han logrado una sola palabra del presidente. Todas sus referencias están centradas en la pandemia, pero hay muchas cosas que estamos viviendo en México que exigen que él tome cartas en el asunto", sentenció.

    Según el último reporte oficial, hasta el año 2019 se tiene registro de 61.637 personas desaparecidas en todo el territorio mexicano, concentradas en la última década y media. En el año 2019, se sumaron 5.184 denuncias de personas que han sido desaparecidas, la mayoría de las cuales se concentra en los estados de Jalisco, Tamaulipas, Chihuahua, Nuevo León y Puebla.

    "Nosotras no somos investigadoras ni agentes del Ministerio Público para cargar con la responsabilidad de la búsqueda, es obligación del Estado buscarlos. Ellos reciben un sueldo, ellos son los expertos y quienes nos tendrían que presentar a nosotras sus planes de trabajo, no que nos pidan que nosotras les digamos qué tienen que hacer para encontrar a nuestros hijos", señaló.

    Las madres se concentrarán a las 9 de la mañana de este domingo 10 de mayo en el Monumento a la madre de Ciudad de México para marchar por la Avenida Reforma hacia el Ángel de la Independencia.

    "El objetivo es visibilizar esta situación porque no podemos dejar pasar ni un solo Día de la Madre sin que haya marcha. Si bien sabemos que estamos viviendo una etapa difícil, hay también una pandemia de feminicidios y desapariciones en México que debe ser atendida", concluyó.

    Etiquetas:
    desaparecidos, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook