En directo
    Reportajes
    URL corto
    Por
    El coronavirus en Cuba (151)
    1110
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — "Buenos días, familia, ¿cómo se sienten hoy?", es la frase repetida cada mañana por un numeroso grupo de estudiantes cubanos de medicina, a quienes corresponde pesquisar a la ciudadanía en todos los rincones de esta isla que lucha por reducir los embates del COVID-19.

    Jorge Arturo Borges y Selenne Camacho, estudiantes de tercer año de medicina en el Hospital Joaquín Albarrán, de La Habana, son dos de los más de 28.000 futuros médicos que, ataviados con sus batas blancas y sus mascarillas, van de casa en casa conservando las reglas sanitarias de distanciamiento para interesarse por la salud de los vecinos en el reparto Náutico, del capitalino municipio de Playa.

    "Esta es una experiencia única, que nos servirá de mucho cuando ya estemos graduados; es un ejercicio de medicina preventiva que nos permite tener contacto directo con la población, y a su vez, ayudamos a frenar la pandemia del COVID-19", comentó a Sputnik la joven Selenne, después de sus preguntas de rutina.

    La presencia de los jóvenes estudiantes de medicina en las calles cubanas es permanente desde el pasado 17 de marzo, cuando se decidió su incorporación a la pesquisa activa para la prevención de contagio al nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19.

    Selenne Camacho, estudiante de tercer año de medicina, en el Hospital Joaquín Albarrán, de La Habana 1
    © Sputnik / Miguel Fernández
    Selenne Camacho, estudiante de tercer año de medicina, en el Hospital Joaquín Albarrán, de La Habana 1

    Esta actividad, bajo supervisión de profesores y responsables de las diferentes áreas de salud, monitoreada por el Ministerio de Salud Pública, no incluye la realización de exámenes físicos ni la presencia de los estudiantes dentro de las viviendas, ya que estos solo hacen una pesquisa de los posibles síntomas que puedan presentarse en la comunidad.

    "Todos los días aprendemos algo, venimos preguntado por síntomas asociados al COVID-19 y la gente conversa con nosotros, nos cuentan sus dolencias, son receptivos con nuestro trabajo", comentó Jorge Arturo a Sputnik.

    Vecinos frente a estudiantes

    Cada mañana, cerca de las nueve, Antonia, una sonriente anciana de 82 años, se sienta en su portal a esperar a los "médicos" que vienen a preguntarle cómo se sintió en el último día.

    "Esos niños son un primor, periodista. ¿Usted se imagina que vengan hasta la puerta de mi casa a preguntarme si dormí bien, si tuve fiebre, si me duele la garganta? Me están cuidando como si yo fuera una niña", dice la mujer.

    Para Ernesto, que todavía conserva en sus manos el frasco de PrevenHo-Vir, un medicamento homeopático que se está distribuyendo en Cuba para tratar de frenar la cadena de contagios, la presencia de los estudiantes de medicina en las calles es una muestra de la fortaleza del sistema sanitario cubano.

    "Esto que hacen es parte de su formación como futuros médicos, aprender a lidiar con cualquier enfermedad desde bien temprano los convertirá en el futuro en excelentes profesionales, eso nos llena de orgullo, y por eso los aplaudimos cada noche", comentó.

    Según datos aportados a la prensa local el 27 de abril por el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal, diariamente se pesquisan alrededor de cuatro millones de personas en toda la isla, actividad que recae fundamentalmente en estos estudiantes de medicina, que cada mañana se acercan a tu puerta diciendo: "Buenos días, familia, ¿cómo se sienten hoy?".

    Tema:
    El coronavirus en Cuba (151)
    Etiquetas:
    médicos, estudiantes, coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, COVID-19, coronavirus, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook